Cuando tenemos joyas de un importante valor económico o  sentimental es lógico que queramos tenerlas bien protegidas. Para ello lo mejor que podemos hacer es contratar un seguro para joyas o un seguro que tenga cobertura para el robo de joyas.

¿Qué se considera joyas en los seguros?

En el terreno de los seguros, el concepto de joyas ha sido definido por las aseguradoras, con carácter general, como aquellos objetos o adornos de uso personal que sean de perlas, piedras preciosas o compuestas por metales preciosos como oro, plata, platino u otros

También se pueden contratar en el seguro la cobertura de joyas para obras de arte, libros antiguos, muebles de colección o colecciones generales. Aunque para este tipo de objetos existen otras coberturas más adecuadas, como la cobertura de bienes de extraordinario valor.


¿Qué seguros cubren el robo de joyas?

Actualmente las compañías de seguros no comercializan ningún producto que sea única y exclusivamente para proteger el riesgo de robo de joyas, pero si existen seguros que lo contemplan entre sus coberturas.

Habitualmente el único seguro que incluye cobertura por el robo de joyas es el seguro de hogar. Aunque esta cobertura no suele estar incluida en el seguro como una de las coberturas básicas, teniendo el asegurado la posibilidad de incluirla voluntariamente.

Como término medio, el precio de la póliza suele aumentar entre 30 y 80 euros si incluimos la cobertura por robo de joyas.

Algunas aseguradoras establecen un límite máximo a asegurar en concepto de robo de joyas, aunque también permiten que sus asegurados amplíen dicho límite a cambio de una elevada prima del seguro de hogar.

Los seguros de hogar suelen separar el valor de las joyas del valor del continente, excepto si se trata de joyas de escaso valor.

¿Que pasos seguir para comunicar el robo de joyas al seguro?

Si entre las coberturas del seguro de hogar tenemos el robo de joyas, tendremos que seguir los siguientes pasos para comunicarlo a la aseguradora:

  • Denunciar el robo a la policía, donde ese determina cuáles han sido los objetos sustraídos.
  • Que en el robo no haya intervenido, como autores so como cómplices, familiares del asegurado, personas que convivan con él en la vivienda asegurada o empleados del asegurado.
  • En algunos seguros de hogar es condición necesaria para que el seguro cubra el robo tener conectada una alarma. En dicho caso, la alarma deberá estar conectada para que la aseguradora cubra el robo.
  • Que en el momento del siniestro, la vivienda asegurada tenga las medidas de protección que constaban en le momento de contratar la póliza, como pueden ser puertas blindadas, rejas, alarmas, seguridad 24 horas, etc.)
  • Que no exista negligencia por parte del asegurado, del tomador del seguro de cualquier persona que dependa o que conviva con los mismos.

Aunque la cobertura de robo de joyas, como su propio nombre indica cubre el robo, en la mayoría de casos esta cobertura no cubre el hurto de joyas. Por tanto, n siempre que nuestras joyas sean sustraídas el seguro responderá, al no ser que en la cobertura de incluya tanto el robo como el hurto.

Para asegurarnos de cuáles son exactamente los casos en que el seguro de hogar nos cubre nuestras joyas solo tendremos que acudir a la póliza del seguro y leer en las coberturas cuáles son los casos que nos cubre, en qué cuantía, y bajo qué circunstancias.
 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar