Cobertura Defensa Jurídica en vehículos

La cobertura defensa jurídica es puesta por las compañías aseguradoras a disposición del tomador de seguros para aquellos casos en que la gravedad del incidente ocurrido haya podido terminar en los juzgados.

Cobertura Defensa jurídica en vehículos

La contratación de la cobertura defensa jurídica asegura al usuario que su compañía aseguradora pagará aquellos gastos que se puedan originar en un juicio como consecuencia del accidente de circulación en que su vehículo se vea involucrado.

La defensa jurídica tendrá efecto si además de su contratación el contrario efectúa una reclamación, el asegurado es quien reclama a un tercero y que la reclamación sea ante un Juzgado.

Según establece la ley, el asegurado tiene derecho a elegir libremente el Procurador y Abogado que hayan de representarle y defenderle en cualquier clase de procedimiento. Así como, en aquellos casos en que se presente conflicto de intereses entre las partes del contrato.

La cobertura defensa jurídica tiene por objeto evitar el desembolso de una cantidad de dinero que se encuentre fuera del alcance del asegurado. Sin embargo, antes de contratar la cobertura defensa jurídica, es importante analizar:

  • ¿Interesa la reclamación? Es importante que el asegurado conozca a través de lo contratado en su póliza para qué casos tiene alcance la cobertura defensa jurídica.
  • ¿Qué conceptos cubre la cobertura defensa jurídica? Ya que no en todas las compañías, el alcance de la cobertura es el mismo. Algunas compañías aseguradoras sólo cubren los posibles daños al vehículo propios o los daños físicos al conductor y otras, en cambio, incluyen daños en equipaje, daños en caravana y/o remolque, o daños físicos a los pasajeros, entre otras.
  • Límites de cobertura defensa jurídica de cada compañía, tanto de dinero para la elección del abogado como para las fianzas.

 

El valor de la cobertura defensa jurídica

El principal objetivo de la cobertura defensa jurídica es evitar no llegar a un acuerdo entre compañías y acabar resolviendo los problemas en los tribunales lo que siempre acaba provocando:

  • Un descontento entre los clientes por las tardanzas en las indemnizaciones
  • El pago indemnizaciones por los siniestros
  • El pago los intereses de demora que conlleva el juicio
  • El pago al gabinete de abogados

Es por ello que la cobertura defensa jurídica nace para resolver todos aquellos problemas derivados de un incidente de manera rápida y beneficiosa para todas las partes.

Ya que aquella compañía que deba pagar la indemnización lo hará evitando clientes descontentos, intereses de demora, un gabinete de asesoría jurídica excesivamente grande, y costes, procuradores y abogados de los juicios.

Conclusión sobre la cobertura defensa jurídica

Contratar la cobertura defensa jurídica es aconsejable ya que en caso de tener un incidente con el vehículo el asegurado se verá cubierto en cuanto a los gatos derivados del juicio.

Sin embargo, quien decida contratar la cobertura defensa jurídica debe leer detenidamente qué es lo que incluye y lo que cubre, para en caso de incidente evitar problemas y sorpresas desagradables.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar