Este contenido tiene más de 8 años

Los seguros de personas son aquellos encargados de cubrir los riesgos que afectan a la salud, integridad física o existencia de quien lo contrata. Por tanto, el objeto asegurado será la persona humana.

seguros de personas

Entre las modalidades que comprenden los seguros de personas destacan:

  • Seguros de vida (seguros unit-link, seguros de jubilación, Planes de Previsión Asegurados (PPA) y Planes Individuales de Ahorro  Sistemático (PIAS))
  • Seguros de accidente
  • Seguros de enfermedad
  • Seguros de asistencia sanitaria
  • Seguros de decesos

 

Seguros de vida

Los seguros de vida son un tipo de seguros de personas que tratan de suavizar el impacto económico de aquellas circunstancias que puedan afectar a la vida de una persona.

  • Seguros para el caso de supervivencia: si el asegurado vive en la fecha que se fijó en el contrato, el asegurador se ve obligado a pagar una cantidad que será la suma asegurada ya que a lo largo del tiempo este último ha cobrado ha ido cobrando una prima.
  • Seguros para caso de muerte: en caso de muerte del asegurado, el asegurador  se ve obligado a pagar la cifra correspondiente a la suma asegurada a cambio de cobrar a lo largo del tiempo una prima.
  • Seguros mixtos: aquellos contratos en los que se pueden combinar los dos casos anteriores.

Es importante destacar que entre las variables más importantes para el cálculo la prima de este tipo de seguros que forman la primera gran clasificación de los seguros de personas destacan la edad, el estado de salud y la profesión, pues quienes  sean consideradas personas de mayor riesgo, pagarán primas más elevadas. Para ello, la entidad aseguradora debe realizar una valoración del riesgo, que supondrá la evaluación de este tipo de seguro de personas, a través de un cuestionario sobre la salud del cliente, e incluso un reconocimiento médico para evitar engaños en las respuestas dadas.

Cabe hacer especial mención a los siguientes tipos de seguros de vida, que como anteriormente hemos mencionado son el primer gran grupo que configuran los seguros de personas:

  • Seguros unit-link: el asegurado asume el riesgo de la inversión. En esta modalidad, la prima se invierte en fondos de inversión y/o valores que el tomador elige entre las opciones ofrecidas por la entidad aseguradora. Entre los riesgos destacados en este tipo de seguros de personas, se encuentra la responsabilidad de las pérdidas asumidas ante rendimientos negativos recae íntegramente sobre el beneficiario.
  • Seguros de jubilación: son seguros de vida mixtos que, mediante el pago de primas periódicas, pretenden constituir un capital asegurado a largo plazoEs importante destacar que no existen límites respecto al importe de la prima y puede ser recibida en forma de capital, renta vitalicia o renta temporal.
  • Planes de Previsión Asegurados (PPA): su objetivo es constituir un capital que se percibe en el momento de producirse la circunstancia (jubilación, fallecimiento, incapacidad laboral permanente o dependencia) establecida en el contrato. Las primas pagadas por el que contrata este tipo de seguros de personas, se reducen de la base imponible del IRPF del mismo año, con límite máximo de la menos de las siguientes cantidades: 10.000€ al año (12.500€ para mayores de 50 años) o el 30% (50% para mayores de 50 años) del total de las rentas del asegurado.
  • Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS): buscan canalizar el ahorro a largo plazo que sirva como complemento a la jubilación. Tiene como objetivo ir pagando primas para crear una renta vitalicia asegurada que podrá disfrutarse a partir de la edad que se estableció en el contrato. A diferencia de los planes de pensiones y los Planes de Previsión Asegurados (PPA), las primas no reducirán la base imponible de IRPF. Sin embargo,  los rendimientos generados al cobrar la prestación, quedan totalmente exentos de impuestos, siempre y cuando se cumpla: el cobro de la renta debe empezar como mínimo 10 años después del pago de la primera prima; el tomador, asegurado y beneficiario debe ser la misma persona y; las primas pagadas no pueden superar los 8.000€ anuales y 240.000€ totales. Otro punto de interés en esta modalidad de seguros de personas, es que a diferencia de los Planes de Pensiones y los Planes de Previsión Asegurados (PPA); los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) se pueden empezar a cobrar sin esperar a la edad legal de jubilación, siempre que se respeten los 10 años mínimos desde la primera aportación.

Seguros de accidente

Los seguros de accidente son el segundo gran grupo dentro de los seguros de personas. En este caso, el asegurador se obliga a pagar al asegurado la suma asegurada, en caso de que el beneficiario sufra un accidente que le ocasione la muerte, una incapacidad temporal o una invalidez permanente. Para ello el asegurado ha de pagar una prima a lo largo del tiempo.

Seguros de enfermedad

Los seguros de enfermedad conforman el tercer gran bloque de los seguros de personas donde la compañía aseguradora, se obliga a reembolsar la totalidad o un porcentaje de los gastos de asistencia médica o farmacéutica en caso de que el asegurado enferme. También puede darse el caso de que el asegurado sea indemnizado en caso de invalidez permanente o incapacidad temporal. Para ello el asegurado deberá pagar religiosamente una prima que será cobrada por dicha compañía.

Seguros de asistencia sanitaria

En los seguros de asistencia sanitaria, el asegurador se ve obligado a asistir a los asegurados de acuerdo a las condiciones establecidas en la póliza. Normalmente, el asegurado puede elegir donde recibir la asistencia dentro de un listado que posee la compañía. A cambio, debe pagar a lo largo del tiempo una prima.

Seguros de decesos

El quinto, y último grupo de seguros de personas lo formas los seguros de decesos donde el asegurador, a cambio de una prima, se compromete a prestar servicios de enterramiento o a asumir su importe cuando se produzca el fallecimiento de la persona asegurada. Dependiendo del caso, los servicios incluyen el féretro, el traslado, las coronas, la asistencia religiosa, la lápida, la esquela, la sepultura y los trámites administrativos.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar