Bonificaciones del seguro

1

La bonificación del seguro es la concesión a un asegurador de un aumento en una cantidad que ha de cobrar o un descuento que ha de pagar. Generalmente se hace para diferenciar a los conductores dependiendo de su historial de siniestralidad.

 
bonificaciones del seguro
 
A la hora de contratar un seguro, una de las principales cuestiones hace referencia a si al cliente le van a respetar la bonificación que tenía con la anterior aseguradora.
Sin embargo, en lo primero que se debe pensar ante el cambio de aseguradora no es en las bonificaciones:
 

Concepto y origen de las bonificaciones

Con este mecanismo lo que se pretende es poder particularizar a cada conductor, dependiendo de su siniestralidad a lo largo del tiempo. Por esta razón, las compañías idearon un sistema basado en la accidentalidad de sus clientes permitiéndoles premiar o castigar a los conductores en función de su historial.
Además, crearon el sistema SINCO, donde las diferentes aseguradoras anotaban los accidentes de sus asegurados para que otras compañías pudieran acceder al historial.
 

Sistema bonus-malus de las bonificaciones

Este sistema trata de explicar cómo las compañías aseguradoras aplicarán bonificaciones y penalizaciones. Para ello se diferencian tres zonas:
  • Zona de 'buenos', evolución de la prima si el asegurado es buen conductor (bonificación).
  • Zona de 'malos', evolución de la prima si el asegurado es mal conductor (penalización).
  • Zona neutra, no se aplica ninguna bonificación ni penalización a la tarifa normal.
Normalmente, existen varios niveles de bonificación o penalización, expresados en porcentaje, que se aplican sobre la póliza a pagar. Dependiendo de la compañía se aplicará uno u otro.
 

Sistema de bonificación

A continuación analizaremos tres aspectos importantes a tener en cuenta, pues en su conjunto será lo que nos haga elegir cuál es la bonificación que más nos conviene:
  • El primero de ellos es la bonificación máxima del seguro suele ser entre el 40% y el 65%, con lo que cuanto mayor sea dicha bonificación, menos será la prima a pagar. Sin embargo, se debe tener en cuenta que existen compañías que, dependiendo del tipo de seguro, la bonificación máxima que aplican en cada uno de esos seguros es diferente.
  • Otro aspecto importante a tener en cuenta son los años necesarios para conseguir la máxima bonificación, pues existe la posibilidad de que sean necesarios muchos años para alcanzarla.
  • El tercer aspecto importante a destacar es saber si la bonificación se aplica a todas o sólo a unas determinadas coberturas ya que sería preferible menos bonificación pero aplicado a todo, que grandes bonificaciones que se aplican parcialmente pues, en general, las que queden fuera serán las más caras.

Sistema de penalización

A pesar de estar en la zona de buenos conductores cuyo privilegio es recibir una bonificación, nadie se encuentra exento de tener un accidente. Como consecuencia de ese accidente, el siguiente año, la prima a pagar se verá incrementada, por lo que además de conocer el sistema de bonificación es importante conocer ciertos aspectos sobre el sistema de penalizaciones, pues en la mayoría de los casos las aseguradoras eluden el tema:
  • El primero supuesto que se planea es la penalización en caso de que el usuario sea culpable del accidente. Se debe tener en cuenta que, dependiendo de las aseguradoras, pudiera darse el caso de que presentando un sólo parte se desciendan varios niveles en la pirámide de bonificaciones e incluso llegar a perderla, o no se pierda nada.
  • El segundo aspecto a destacar es saber si todos los partes penalizan, ya que hay compañías que sólo penalizan los partes de daños a terceros o propios y otras que castigan todo.

Respetar a las bonificaciones

A lo largo de los años y sin cambiar de seguro del coche, el usuario acumula bonificaciones, pudiendo alcanzar así la máxima bonificación. Sin embargo, puede darse el supuesto de que el usuario desee cambiar de compañía o coche, en ese caso, es necesario tener presente:
  • Si la nueva compañía respetará las bonificaciones conseguidas, lo que dependerá de cada una, ya que las habrá que sí la respeten; siempre que ésta no sea superior a la que poseen, y las habrá que no las respeten. Sin embargo, en ambos casos se debe tener en cuenta el precio que hay que pagar por el servicio que la compañía nos va a prestar.
  • Si con el cambio de coche se respeta la bonificación acumulada con el anterior vehículo, supuesto que por lo general si se cumple ya que el conductor sigue siendo el mismo.
  • Qué bonificación se aplica en caso de adquirir un segundo vehículo, supuesto que depende la compañía, pues unas obligan a empezar de cero y otras, premia la fidelidad y confianza aplicando bonificaciones de entrada e incluso respetando la del primer vehículo.

Conclusiones

Como conclusión comentar que es necesario leer detenidamente, tanto para penalizaciones como para bonificaciones, la letra pequeña de los seguros de coche contratados. Con ello podemos informarnos acerca de cuál es la bonificación máxima, los diferentes niveles para conseguirla y los partes de penalización. Así como, si al presentar un parte afectará a parcialmente o se elimina toda la cobertura, entre otros.
  1. #1
    05/04/13 14:25

    Conclusión, al igual que se mira si en una compañía cubren más o menos cosas, si te preocupan las bonificaciones debes mirar si el sistema de la nueva compañía es mejor o peor que el que tenías. Cada compañía suele tener su propio sistema y, por tanto, casi todos son distintas.

    Por ejemplo, yo tengo un 40% de descuento pero me voy a otra que me respeta el 40%. Aparentemente puede parece igual pero.... ¿Y si en la nueva se tardan 23 añosen alcanzar el máxmo descuento como así ocurre en alguna? Y si su máximo descuento es del 50% cuando en la anterior podía llegar a un 60%. ¿En qué coberturas me penalizan?, etc., etc.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar