Hipoteca sin aportación, ¿es posible?

Hipoteca sin aportación, ¿es posible?

Comprar una vivienda es un paso muy importante para cualquier persona. Uno de los problemas es poder acceder a una hipoteca. Teniendo en cuenta que las entidades no suelen financiar el importe total del precio de compra o del valor de tasación del inmueble, es necesario contar con ahorro... (lo que coloquialmente se conoce como “aportación”). Sin embargo, ahorrar no es fácil, por eso acceder a un préstamo hipotecario no siempre es posible.
 
A continuación hablaremos de las hipotecas sin aportación y de quién y cómo puede acceder a ellas.

¿Es posible conseguir una hipoteca sin aportación inicial?
¿Es posible conseguir una hipoteca sin aportación inicial?
 

¿Por qué es complicado conseguir una hipoteca sin aportación?

 
La contratación de una hipoteca para comprar nuestra vivienda supone un compromiso de pago a largo plazo, que puede llegar hasta los 25 o 30 años. Efectuar una compra responsable significa que hemos hecho las cuentas necesarias para saber que podremos asumir ese compromiso de pago de una determinada cantidad cada mes (la cuota de la hipoteca). Si contratamos una hipoteca a tipo fijo, sabremos con seguridad cuál es ese importe mensual durante todos los años que dure la hipoteca. Pero si el tipo de la hipoteca es variable, no podremos saber cómo variará esa cantidad a lo largo del tiempo. Y una de las posibilidades es que los tipos de interés suban y por tanto suba el importe que tenemos que pagar cada mes.
 
Por ese motivo es necesario que las entidades hagan un análisis que les permita concluir que podremos hacer frente al pago del préstamo, es decir, deben analizar la solvencia del cliente. Dentro de dicho análisis entra la capacidad de ahorro y la aportación que se hace en la contratación de la hipoteca. En ocasiones, puede no resultar fácil conseguir una financiación superior al 80% del precio de compra o del valor del inmueble, teniendo que aportar el cliente el resto del precio más los gastos de la compraventa y de la formalización del préstamo que correspondan. 

El problema del ahorro 

Por tanto, para contratar una hipoteca es necesario tener ahorros. Como hemos dicho, este ahorro será normalmente el 20% o 30% del precio de la vivienda o de su valor de tasación. A este importe habrá que sumar el importe necesario para pagar los gastos derivados de la compraventa y de la formalización del préstamo. Esto puede suponer un importante desembolso de dinero del que no todo el mundo puede disponer.
 
En el caso de los jóvenes la situación puede complicarse. Actualmente la incorporación al mundo laboral es cada vez más tardía, los salarios al inicio de una carrera profesional no son muy elevados y por tanto la capacidad de ahorro disminuye considerablemente. 
Sin embargo, hay alternativas para poder comprarse una vivienda aún con pocos ahorros.

Acceder a una hipoteca con poca aportación

Jóvenes con proyección profesional

Un proyecto muy interesante que empieza a barajarse en algunas zonas de España es el modelo Help to buy de Reino Unido. Se trata de un modelo en que se ayuda a jóvenes que cuenten con buenos ingresos, pero que no han tenido la oportunidad de ahorrar el 30-40% de los gastos por la edad. Este modelo permitiría financiar hasta el 95% del inmueble y contaría con un aval parcial del Estado.
 
Actualmente, en las Islas Baleares ya existe un programa que se llama Primera Hipoteca. Una ayuda que permite a los jóvenes acceder a la compra de una primera vivienda con financiación al 100% y sin necesidad de aportar aval.
 

Funcionarios

Los funcionarios tienen un trabajo totalmente estable que asegura unos ingresos regulares y por ello tienen una solvencia asegurada en el tiempo. 
 
Por ese motivo tienen posibilidad de acceder a una hipoteca específica para funcionarios, que en algunos casos puede llegar hasta el 100% del precio de compra. 
 
Eso sí, cuando hablamos de funcionarios, hacemos referencia a los funcionarios de carrera, es decir, aquellos funcionarios que ya han conseguido su plaza fija. 
 
Aportar otra garantía
Una de las opciones para poder acceder a una mayor financiación es contar con avalistas o con una segunda vivienda libre de cargas como doble garantía. 
En determinadas circunstancias, la aportación de una doble garantía puede suplir la necesidad de ahorro. Eso sí, hay que tener en cuenta que siempre debe existir suficiente capacidad de pago para hacer frente a las cuotas de la hipoteca.
 

Comprar viviendas que son propiedad de una Entidad financiera

Muchas entidades cuentan con una cartera de viviendas que se encuentran en venta. 
Lo más habitual es que sean inmuebles con precios algo más bajos y la misma entidad suele ofrecer mejores condiciones para financiar su compra, llegando en algunos casos hasta el 100% del precio.

¿Se conceden hipotecas sin entrada?

Ya hemos visto que la financiación depende de muchos factores que hay que analizar y tener en cuenta, siempre bajo la óptica de que la compra que hagamos sea responsable.
El porcentaje de ahorro que hay que aportar puede variar, pero en cualquier caso será muy difícil acceder a una hipoteca si no hay algún tipo de ahorro. Incluso en el caso de hipotecas especiales para funcionarios o de aportar una doble garantía, en los que podremos llegar a una financiación del 100% del precio, es muy probable que al menos haya que aportar el importe de los gastos de la compraventa.
 
Por eso conviene informarse bien y asegurarse de que la entidad sabrá analizar nuestro caso particular para ofrecernos la solución que más se adapte a nuestras necesidades.
 
Consulta con un consultor financiero experto para saber cuál es la financiación posible en tu caso concreto.

Publicidad
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar