Rankia España
Blog Mejores Hipotecas
Análisis de las ventajas e inconvenientes de las mejores hipotecas del mercado

Al contratar una hipoteca, ¿la edad importa?

¿Tienes dudas sobre si te concederán la hipoteca por tu edad? Es posible que te estés planteando pedir una hipoteca, pero no estés seguro de si tu banco te la concederá la hipoteca por tu edad. Debes saber que no existe un criterio concreto para determinar si a partir de cierta edad puedes optar o no a una hipoteca, ya que que, te concedan o no una hipoteca, depende de la combinación de una serie de factores, los cuales vamos a ver y analizar a continuación. 

Al contratar la hipoteca, ¿la edad importa?

 

¿Existe una edad ideal para solicitar hipoteca?

¿Existe una edad determinada para la que sea mejor pedir una hipoteca? Como mencionábamos, la edad no es un factor clave para determinar si nos concederán o no la hipoteca, pero sí debemos tenerlo en cuenta, tanto nosotros mismos, como futuros prestatarios, como el banco. 

La edad sí es importante, pero no por sí misma, sino porque suele ir ligada a un cierto nivel de ingresos, situación laboral, familiar, etc. Obviamente existen excepciones, pero, una persona con 25 años de edad, por ejemplo, puede que no tenga los ahorros necesarios para hacer frente a la compra de una casa y los gastos que eso conlleva, debido a su corta vida laboral.

Por ello, más que la edad, a la hora de contratar un hipoteca, dependen factores derivados de esta, si trabajamos o no, la modalidad de nuestro contrato de trabajo, los ingresos mensuales que tenemos, qué otros gastos al mes tenemos (si estamos pagando un coche, por ejemplo), y un largo etcétera. Por otro lado, numerosos estudios han enfocado que la edad ideal para la contratación de una hipoteca ronda entre los 30 y 45 años, pero eso no quiere decir que, si no tenemos esta edad, no podamos solicitarla. 

Para los bancos la edad es importante en otro sentido, y es que el banco tiene que asegurarse la devolución del préstamo que ha concedido. Para ello tiene varias opciones, una de ellas es ofrecernos un producto vinculado como lo es un seguro de amortización del préstamo. Otra, limitar el período de tiempo que tenemos para la devolución del préstamo en función de la edad que tengamos, y es lo que analizamos con más detenimiento. 

Hipoteca siendo mayor de 60 años, ¿qué tener en cuenta?

A continuación, vamos a analizar una serie de variables que influyen en las condiciones de las hipotecas para mayores de 60 años, pero también aplicable esta teoría a otras edades que sobrepasen los 50 años. 

Qué tener en cuenta: Plazo

Una variable a tener en cuenta es el plazo máximo de la mayoría de las hipotecas. De normal, los bancos suele ofrecer un plazo máximo de 30 años para devolver la hipoteca y los intereses, aunque hay algunas excepciones y posibilidad de que el plazo aumente hasta 40 años. Pero, ¿pude todo el mundo acceder a una hipoteca cuyo plazo de devolución son 30 o 40 años? 

La elección del plazo suele estar siempre en nuestras manos, pero, los bancos, como forma de cubrirse ante el riesgo de impago de la hipoteca, suelen poner una condición, que nuestra edad, sumada a la duración de la hipoteca, no supere los 75 años. Es decir, que si tenemos 60 años, el máximo de años en los que tendremos que devolver la hipoteca serán 15; si tenemos 50 años, 25, etc. 

Qué tener en cuenta: Ingresos estables 

El hecho de tener cierta edad implica, en algunos casos, el cobro de una pensión, lo cual resulta una ventaja frente a los ingresos de una persona trabajadora. El hecho de contar con una pensión supone una ventaja, puesto que se trata de una fuente de ingresos estable. A diferencia de un trabajador con un contrato temporal que, por ejemplo, tendrá más complicado encontrar una opción en los bancos. También hay que tener en cuenta que, en algunas ocasiones, un requisito para obtener la hipoteca es tener un mínimo de ingresos mensuales. Siempre hay excepciones y, por ejemplo, al contratar una hipoteca Coinc no debes domiciliar unos ingresos mensuales ni tampoco te exigen que sean de una cierta cantidad, aunque siempre necesitamos cierto nivel de ingresos para que nos concedan la hipoteca. La mayoría de bancos pone este mínimo en 600€, pero puede ser superior, dependiendo de la cuota mensual que tengamos que pagar, como vemos cuando hablamos de la capacidad de endeudamiento.  

Qué tener en cuenta: Capacidad de endeudamiento

Por otro lado, es importante tener en cuenta si tenemos suficiente capacidad de endeudamiento. Si los plazos de la hipoteca se reducen, las cuotas mensuales a las que deberemos hacer frente serán mayores, por lo que será necesario destinar buena parte de nuestros ingresos mensuales al pago de la hipoteca. El porcentaje máximo de nuestros ingresos para hacer frente a la hipoteca y llegar cómodamente a fin de mes, es del 35%, según dicen los expertos. Este punto a tener en cuenta se aplica a todos por igual, es decir, que el ratio de endeudamiento debería ser el mismo para todas aquellas personas que quieran solicitar una hipoteca, indistintamente de su edad. 

Qué tener en cuenta: Menos plazo, menos intereses

Cuanto más mayores seamos, menos años para devolver nuestra hipoteca tenemos. Eso implica que, probablemente, tengamos que hacer frente a unas cuotas más elevadas, aunque también depende del importe solicitado, tipos de interés, etc. La cuota media de una hipoteca, en España, ronda los 500-600€ mensuales, siendo una hipoteca media de unos 125.000€ y una duración media de 25 años, aproximadamente. Si pensamos solicitar un importe similar, reduciendo los años de devolución de la hipoteca, las cuotas, consecuentemente serán más elevadas, lo cuál supone una desventaja, pero, ¿existe alguna ventaja?

La respuesta es sí. Cuanto menor sea el plazo de devolución de tu hipoteca, menores intereses por el préstamo pagaremos. Vamos a ver un ejemplo representativo que podemos calcular con el simulador del Banco de España. En la siguiente imagen se comparan dos hipotecas, las dos con mismo interés (2,5%), y mismo capital (120.000€). Lo único que cambia es el plazo de devolución y por ende, la cuota y los intereses totales a pagar. El préstamo 1 se devuelve en un período de 25 años, el segundo en 15 años.

 

Comparación intereses de una hipoteca con distinto plazo

Fuente: Banco de España

 

En cualquier caso, nos afecte la edad o no para la concesión de una hipoteca, debemos saber que, si tenemos la oportunidad de anticipar cuotas sin que nuestra entidad nos cobre una comisión por hacerlo, deberemos hacerlo para ahorrar en intereses de la hipoteca. La comisión por amortización total o parcial anticipada no ha desaparecido con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, pero sí ha impuesto un máximo de comisión. Hay algunas entidades que directamente han retirado esta comisión, puedes consultar toda esta información en nuestros artículos. 

¿Me concederá el banco la hipoteca?

Averigua si el banco te concederá la hipoteca con esta nueva herramienta de Rankia. Comparamos entre más de 50 hipotecas de 20 bancos diferentes y, teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos las hipotecas que mejor se adapten a tu perfil. El estudio es gratuito y sin compromiso.

Lecturas relacionadas
Qué es el IRPH y cómo saber si puedo reclamar
Comisiones hipotecarias: todo lo que debes saber
¿Cómo mejorar la eficiencia energética de tu hogar?
¡Sé el primero en comentar!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar