Rankia España
blog Mejores Hipotecas
Análisis de las ventajas e inconvenientes de las mejores hipotecas del mercado

Comprar un piso de segunda mano: gastos e impuestos

Comprar un piso de segunda mano es una opción a la que acude cada vez más parte de la población española. Según datos del Ministerio de Fomento, en el pasado año el total de transacciones de viviendas registradas fue de 464.223, y únicamente dos de cada diez viviendas eran viviendas de nueva construcción. Esto significa que 383.458 transacciones correspondieron a vivienda usada. En este artículo, os dejamos una serie de gastos que deberás tener en cuenta cuando compres un piso de segunda mano. 

comprar piso segunda mano

 

 

¿Qué gastos supone comprar una casa de segunda mano?

Al igual que en el caso de compra de primera vivienda, existen una serie de gastos que tendrás que asumir como comprador. No obstante, en el caso de vivienda de segunda mano, deberemos prestar especial atención a los impuestos. 

Impuestos

Cuando hablamos de una vivienda de segunda mano, los impuestos a los que debemos hacer frente son dos: por una parte, el Impuesto de Transmisión del Patrimonio, cuyo coste depende de lo establecido en la normativa de cada Comunidad Autónoma. Este gasto supondrá entre un 5 y un 8% del coste total del piso, exceptuando los posibles casos de bonificación por familia numerosa, ser menor de 35 años o tener discapacidad. Por otra parte, si realizas la adquisición de la vivienda mediante un préstamo hipotecario, también deberás aportar el Impuesto Sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que grava la formalización de la hipoteca. En resumen, el ITP lo abonamos por la compraventa del inmueble, y el AJD por la formalización de la hipoteca.

Tasación

Puede suponer entre 250-350 euros, según el portal Idealista. Dependerá de las características de la vivienda: ¿se trata de un piso o un adosado? ¿Cuáles son los metros construidos? ¿Cuántos años tiene el piso? También es importante tener en cuenta si se han hecho reformas, ya que esto repercutirá bastante en el precio de tasación. 

Tasar la vivienda es importante porque nos permite saber si el precio que estamos pagando por nuestra futura vivienda se ajusta a su valor real. Una forma de ahorrar en la tasación es que la entidad con la que contratamos la hipoteca nos de libertad para elegir la tasadora: de este modo, podremos comparar entre distintas tasadoras y escoger la que más nos convenga. Esto es posible al contratar una hipoteca que proporcionan una mayor libertad al cliente, como es el caso de hipotecas.com, unas hipotecas que se ofrecen sin necesidad de contratar vinculaciones con la entidad.

Notaría

Este paso es realmente importante, ya que en la notaría se te otorgará la escritura pública de compraventa, que supone el cambio de titularidad de la vivienda. Los honorarios de los notarios están regulados por la Administración, aunque éstos pueden variar según múltiples factores.

La firma del notario es un requisito básico, tanto para la adquisición de una vivienda, como para la formalización de la hipoteca. En cuanto a esto segundo, dicho gasto pueden suponer hasta el 1% del importe del importe que hayas solicitado para el préstamo. No obstante, desde diciembre del año 2015, una sentencia del Tribunal Supremo respecto a los gastos de formalización de la hipoteca determinó que los aranceles notariales y registrales relativos a la constitución, modificación o cancelación de la hipoteca, así como los de las actas, solicitudes y asientos correspondientes a las entregas del capital prestado;  corresponde pagarlos al banco. El resto de las actas y copias, las pagará el cliente. 

Registro de la Propiedad

Una vez tengas la escritura de compraventa firmada por el notario, el siguiente paso es inscribirla en el Registro de la Propiedad, para que conste en documento público. Los honorarios están fijados según la normativa, y se clasifican según una serie de tramos. Por ejemplo, por el exceso comprendido entre 60.101,22 y 150.253,03 euros, el precio es del 0,75 por 1.000. Suele situarse entre 400 y 650 euros. 

Como hemos comentado anteriormente, los gastos de formalización de la hipoteca en lo referente al Registro de la Propiedad, deben de correr a cargo del banco. 

Gestoría

Ésta se encargará de liquidar los impuestos y del resto de trámites que debas realizar por cada escritura que formalices, tanto la de compraventa como la de la hipoteca. Este gasto también puede ser objeto de reclamación según el Tribunal Supremo.

Posibles reformas

Cuando compramos un piso de segunda mano, lo habitual es que éste necesite reformas. Esto supone un gasto con el que tenemos que contar para evitar futuras sorpresas. Además del precio de la reforma en sí, cuando se realizan reformas estructurales deberemos pedir permiso tanto a la comunidad de propietarios como al Ayuntamiento o administración que resulte competente, lo cual supone el pago de unas tasas.
 

 

 

¿Me concederá el banco la hipoteca?

Averigua si el banco te concederá la hipoteca con esta nueva herramienta de Rankia. Comparamos entre más de 50 hipotecas de 20 bancos diferentes y, teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos las hipotecas que mejor se adapten a tu perfil. El estudio es gratuito y sin compromiso.

Lecturas relacionadas
¿Qué casa me puedo permitir según mi nivel de ingresos?
Mejores hipotecas a tipo variable 2018 - Actualización Septiembre
¿Qué es hipotecas.com? ¿Qué entidad está detrás de estas hipotecas?
  1. #1
    Wabaloo

    Hola!

    A ver si se mojan esos asesores fiscales....

    Sepan Ustedes que "los que saben, o están informados" compran legalmente sin impuestos...es decir, eluden el AJD de forma legal, existen varias formas

    saludos

  2. Ver mensaje
    #3
    Wabaloo

    Quise decir el ITP, que es el mas onerosos

    saludos


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar