¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores Hipotecas
Análisis de las ventajas e inconvenientes de las mejores hipotecas del mercado

Diferencias entre crédito y préstamo hipotecario

Seguramente los términos crédito y préstamo hipotecario no te son ajenos, ya que se trata de dos tipos de financiación a los que podemos recurrir a la hora de comprar una casa. Pero, ¿sabes las diferencias entre uno y otro? En este artículo, te contamos las características principales de estas dos figuras. 

diferencias crédito préstamo hipotecario

Lo más habitual es contratar un préstamo hipotecario a la hora de hacer frente a la compra de nuestra vivienda, sin embargo el crédito hipotecario también es una alternativa a considerar: cumple la función de financiar tu vivienda, pero con ciertas particularidades que debemos conocer. De hecho, los expertos recomiendan ser prudente y contratar el crédito hipotecario cuando tenemos ciertos conocimientos financieros, para evitar el sobreendeudamiento. 

 

¿Qué es un préstamo hipotecario?

Un préstamo hipotecario es un contrato mediante el cual una entidad financiera nos presta una determinada cantidad de dinero a cambio de que aportemos como garantía de pago el propio inmueble, constituyendo sobre éste una hipoteca. Así, el titular de dicho préstamo deberá devolver el capital prestado, haciendo frente a una serie de intereses. En caso de impago, el banco contará con la hipoteca sobre el inmueble, que es la garantía que hemos aportado. 

Decantarse por un préstamo hipotecario a la hora de financiar nuestra vivienda es la opción más común entre la población. De hecho, según los datos recopilados por el INE en Julio de este año respecto al 2017: 

El número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad es de 29.287, un 14,6% más en tasa anual

Actualmente, encontramos una gran variedad de hipotecas en el mercado: con y sin vinculaciones, a tipo fijo o variable, a 10, 20 o 30 años de amortización; etc. Puedes echar un vistazo a la mayoría de estas hipotecas en los artículos Mejores hipotecas a tipo de interés fijo 2018 y Mejores hipotecas a tipo de interés variable 2018. De entre las hipotecas a tipo de interés variable, destacamos por su diferencial la Hipoteca Sin Más de Bankinter, que se ofrece al Euribor+ 0,89% (1,50% TIN el primer año), con una TAE del 1,6%.

Si lo que te interesa es una hipoteca sin vinculaciones, otra opción es la Hipoteca Pibank, al Euribor+ 0,95% (1,95% TIN el primer año), con una TAE del 1,09%. Esta hipoteca se caracteriza por su forma de contratación online. Otro ejemplo de una hipoteca sin comisiones ni vinculaciones, y 100% online (excepto la firma ante notario), es la Hipoteca Coinc, que actualmente se ofrece al Euribor+ 0,89% (TAE 1,25%).

¿Qué es un crédito hipotecario?

En el caso del crédito hipotecario, se pone en disposición del cliente cierta cantidad de dinero, que éste deberá ir devolviendo justo con los correspondientes intereses en cantidades periódicas; y también se encuentra respaldado con la garantía de la vivienda. La principal diferencia del crédito respecto a los préstamos reside en que, en este caso, el banco nos concede una determinada cantidad de dinero, y nosotros como titulares podemos hacer uso de la totalidad o de una parte de la misma. El límite es la cantidad de dinero que se haya concedido. 

De hecho, a medida que vayamos devolviendo capital, podremos disponer de más dinero hasta llegar al límite que hayamos establecido con la entidad.

Un ejemplo de crédito hipotecario lo encontramos en la Hipoteca Sin de Bankinter. Concretamente, se trata de una línea de crédito con garantía hipotecaria, referenciada a tipo de interés variable. Para entender cómo funciona una línea de crédito hipotecario de forma práctica, veamos sus características: 

  • Se encuentra referenciada al Euribor más un diferencial, con revisiones anuales (actualmente, Euribor+ 0,89%).
  • Financiación de hasta el 80% del menor valor entre tasación y precio de compra para primera vivienda, y 60% para segunda.
  • Puedes disponer de las cantidades amortizadas para utilizarlas en lo que consideres, desde 1.500€  a devolver entre 12 y 120 meses. 
  • También es posible prorrogar el vencimiento, de manera que a partir del segundo año puedas solicitar prórrogas con un máximo de 6 meses por cada 12 pagados. El límite es que el plazo de la prórroga más el de la hipoteca no supere los 30 años, o la edad del titular más la prórroga los 75 años. 
  • Una vez hayan transcurrido 36 meses y con una semana de antelación, puedes solicitar que se aplacen hasta 3 cuotas mensuales por cada 12 abonadas. La carencia incluye tanto el capital como los intereses. 

Préstamo hipotecario o crédito hipotecario, ¿qué me conviene más?

La decisión de contratar un préstamo hipotecario o decantarse por un crédito hipotecario depende mucho de las necesidades y circunstancias de cada persona. Antes de nada, deberemos conocer bien las diferencias entre ambas opciones respecto a estos aspectos: 

Intereses

Respecto al pago de intereses, en el caso del préstamo hipotecario pagaremos intereses por la totalidad de la deuda que hayamos contraído con el banco, mientras que si nos encontramos ante un crédito hipotecario, abonamos intereses por la cantidad de la que vayamos disponiendo: si no llegamos al límite establecido, no pagaremos intereses por el restante. Por otro lado, también es conveniente tener en cuenta que los tipos de interés que pagarás por el crédito hipotecario suelen ser más elevados.

Subrogación

El caso de la subrogación es un factor a tener en cuenta a la hora de decantarse por un préstamo o por un crédito hipotecario, ya que aunque teóricamente es posible llevar a cabo la subrogación de un crédito hipotecario, no es muy frecuente que los bancos estén dispuestos a aceptar esta petición, de manera que lo más probable es que tengas que firmar un nuevo contrato, cancelando el crédito. 

Este trámite suele ser más sencillo en el caso de los préstamos hipotecarios, de forma que contamos con la posibilidad de realizar una subrogación de acreedor, trasladando la hipoteca a una entidad distinta; o de deudor, sustituyendo al titular de la hipoteca por otra persona. 

Plazo

En cuanto al plazo, el crédito hipotecario cuenta con la ventaja de ser más flexible si nos encontramos ante la necesidad de solicitar una ampliación del vencimiento, como hemos visto en el ejemplo anterior; o un aplazamiento en el pago de las cuotas, también denominado periodo de carencia. 

Quiero disponer de más dinero

Otra diferencia importante entre estas dos figuras reside en que, en el caso del crédito hipotecario, éste contempla la posibilidad de disponer de más o menos dinero sin tener que modificar el contrato. Esto no sucede así en el caso del préstamo hipotecario, ya que una modificación respecto al importe del mismo supondría una variación en el contrato que hayamos firmado, más conocido como novación de la hipoteca.

 

¿Me concederá el banco la hipoteca?

Averigua si el banco te concederá la hipoteca con esta nueva herramienta de Rankia. Comparamos entre más de 50 hipotecas de 20 bancos diferentes y, teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos las hipotecas que mejor se adapten a tu perfil. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar estudio!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Scoring hipotecas


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar