Tasaciones automatizadas de inmuebles, ¿serán una realidad?

Tasaciones automatizadas de inmuebles, ¿serán una realidad?

El mundo de las tasaciones de inmuebles está apunto de experimentar una importante transformación digital. El Banco de España ha lanzado a consulta un sistema de tasación automatizada de inmuebles (AVM) por el que se realizarán valoraciones de viviendas, garajes o locales, en un corto periodo de tiempo y con un bajo coste. Analizamos los pros y contras de esta iniciativa ¿Saldrá adelante?

Tasación automatizada inmuebles

 

El Banco de España quiere instaurar un sistema de tasación automática de inmuebles

En el marco de las nuevas reglas hipotecarias, el Banco de España quiere imponer a las Sociedades de Tasación un sistema de tasación automatizada de inmuebles, conocida como Automated Valuation Model (AVM). Se trata de un proyecto de guía sometido a consulta, que reúne una serie de principios y metodologías de actuación en las futuras tasaciones de viviendas.

El objetivo de esta propuesta del Banco de España es diseñar un algoritmo que, apoyándose en bases de datos históricas de tasaciones, arrojen valores de inmuebles de forma masiva y, en consecuencia, con bajo coste. La tasación automática calculará 2 valores: el valor de mercado del bien (o valor de compraventa) y el valor hipotecario que servirá para evaluar la garantía en una hipoteca.

Las variables que tendrá en cuenta este sistema de tasación automática son las siguientes:

  1. Localización exacta del inmueble: coordenadas (si hubiera) o dirección exacta.
  2. Valor catastral.
  3. Características de la vivienda: superficies construida y útil, número de dormitorios, garajes y trasteros anejos.
  4. Estado de conservación y antigüedad del edificio.
  5. Régimen de protección (si lo tuviera).

Si alguno de los anteriores datos no se encontrara entre la información del catastro o de las entidades financieras, no podría llevarse a cabo la AVM.

Pros de la tasación automatizada de inmuebles (AVM)

  1. El coste de la tasación será inferior, ya que no requiere la presencia de un tasador que evalúe la vivienda en cuestión. Actualmente, el precio de una tasación fluctúa entre los 250 y los 600 euros en función de las características del inmueble.
  2. La rapidez. Una tasación convencional puede tardar de una a un par de semanas entre que se produce la visita del tasador y el resultado definitivo de la valoración. Con el nuevo sistema de valoración automática de inmuebles (AVM) la respuesta se obtendría en un plazo razonable (todavía no se especifica el tiempo). 
  3. La tasación automática tiene multitud de usos: para conceder hipotecas, para valorar pisos adjudicados a las entidades por desahucios y embargos, así como para valorarlos de forma rápida para cuadrar los valores en los libros.

Contras de la tasación automatizada de inmuebles (AVM)

  1. Al ser un sistema de valoración masivo y de bajo coste, no se están teniendo en cuenta todas las variables que afectan al valor de un inmueble: estado de conservación del edificio y antigüedad, ubicación de la vivienda y sus accesos, instalaciones del edificio y de la vivienda en cuestión, cantidad e importe de las viviendas en venta en esa zona, metros cuadrados útiles, anejos... Será especialmente complicado valorar las reformas realizadas en la vivienda posteriores a su adquisición.
  2. No todos los inmuebles podrán ser valorados por la tasación automática. Únicamente aquellos inmuebles construidos en gran cantidad o de forma homogénea (como es el caso de los complejos de viviendas unifamiliares o los grandes edificios) podrán acogerse a este sistema.

 

¿Qué pasará con las tasaciones tradicionales de vivienda?

Las tasaciones tradicionales de vivienda (homologadas por el Banco de España) seguirán siendo una opción para los futuros hipotecados. Como hemos comentado en otras ocasiones, las tasaciones o valoraciones de vivienda son la opción más completa para saber el precio real de una vivienda. Como un experto se acerca hasta la vivienda a realizar todas las comprobaciones pertinentes, tiene en cuenta muchas variables que otros mecanismos de valoración ignoran.

Las tasaciones oficiales son especialmente útiles para aquellos consumidores que hayan encontrado un piso a buen precio y necesiten la mayor financiación posible, basada en el valor de tasación del mismo. Se puede solicitar un presupuesto gratuito para tu tasación a través del anterior enlace. 

 

De todas formas, esta propuesta de la tasación automatizada todavía está en el aire, ya que debe ser presentada a la Comisión Ejecutiva previamente. El fin de la consulta será el 21 de noviembre de 2018 y se presentará a la Comisión Ejecutiva el 23 de octubre. Os mantendremos informados de los cambios y novedades.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar