Rankia España
blog Mejores Hipotecas
Análisis de las ventajas e inconvenientes de las mejores hipotecas del mercado

Qué debo tener en cuenta si soy avalista de una hipoteca

Pese a que no es lo más común, a la hora de pedir una hipoteca ciertas entidades bancarias te exigen aportar un aval. Antes de decidir si te ofreces a avalar la propiedad de un familiar o amigo, te recomendamos leer este artículo en el que te informamos sobre las obligaciones del avalista hipotecario.

El avalista hipotecario

 



¿Qué es un aval hipotecario?



Es cierto que, aunque la figura del aval esté muy presente en muchos préstamos de cantidades elevadas, no siempre se sabe la razón por la que se exige. En el caso de las hipotecas, debes tener claro que el aval es un seguro para la entidad que financia la compra de la vivienda.

Es decir, cuando una entidad bancaria concede un préstamo para comprar una casa, lo más importante para ellos es recuperar el dinero que han prestado más los intereses. Por ello, tienen ciertos mecanismos para evitar las pérdidas y uno de ellos es la petición de avales.

De esta manera, en caso de que los titulares del préstamo no respondan a los pagos correspondientes, el banco podrá reclamar el dinero a los avalistas. Así pues, si te proponen ser aval de este tipo de financiación, debes tener claro que el banco podrá reclamar tus propiedades para saldar la deuda.





¿Qué condiciones y requisitos tiene que cumplir un avalista de una hipoteca?

Para que puedas entender de forma rápida los requisitos que se necesitan, te avanzamos que tendrás que cumplir los mismos requisitos que la persona a la que le van a conceder la hipoteca:

  • Contar con ingresos estables y suficientes: es decir, tener una fuente de ingresos regular que sea suficiente para poder hacer frente al pago de las cuotas del préstamo.
  • No tener deudas: o tener pocas y que sean de baja cuantía. Por tanto, quien tenga hipotecas o préstamos personales elevados no podrá ser aval.
  • Patrimonio suficiente: es decir, tener bienes inmuebles que estén completamente pagados. Esto le ofrece al banco la garantía de que podrá obtener rentabilidad del préstamo que está concediendo.

 

¿Cuándo desaparece el aval de una hipoteca?



En cuanto a si es posible que el aval de un préstamo quede liberado, esto dependerá del contrato del propio préstamo. En muchas ocasiones, tras haber pagado un tanto por ciento concreto de la cuantía total del préstamo hipotecario, la entidad bancaria permite liberar la responsabilidad del avalista.

No obstante, dependerá del contrato. En caso de que no se establezca ninguna cláusula a este respecto, podrás pedirlo a tu banco que será finalmente quien decida si aceptar o no la liberación. Además, lo ideal será que requieras dicha cancelación del aval cuando ya hayas pagado un tanto por ciento elevado del préstamo. Normalmente, hay que esperar a pagar el 20 o el 30 % del total hipotecado.





¿Qué consecuencias tiene el avalista si el hipotecado no puede pagar?



Como avalista asumes una serie de riesgos que se explican a continuación:

Pones en riesgo tu patrimonio



Lo primero a lo que te atienes es a que el banco te embargue tu patrimonio. Es decir, si por ejemplo tuvieras en propiedad una casa y un vehículo, el banco podría embargarlos si hubiera cualquier problema en el cobro del préstamo.

Pero, es más, si así lo deseara, el banco podría embargarte antes a ti que a la persona hipotecada. Para ello no tendría que dar ninguna explicación. Si sabe que tus bienes son más interesantes en términos económicos, estaría en su derecho de embargarte.



Por otro lado, en caso de que haya varios avalistas, la entidad financiera podría elegir embargar al que quisiera. De igual forma, podría guiarse por el interés económico de los bienes en cuestión. Esto se incluye, normalmente, en la cláusula que se denomina renuncia expresa del beneficio de excusión, orden y división

El banco no te informará de los impagos del titular

Esto es algo muy importante que debes tener en cuenta. Muchas veces, puedes convertirte en avalista y pensar que todo va bien, pero encontrarte una orden de embargo en el momento menos esperado. La razón es que no existe ninguna cláusula que obligue al banco a informarte acerca de las incidencias en los pagos. Por tanto, podrían estar dándose impagos y tú no tener ni idea de ello hasta que, finalmente, te encuentres con el aviso de embargo.

Tendrás dificultades para obtener financiación

Otro factor que has de tener en cuenta si vas a ser aval de un préstamo hipotecario, es que te será más difícil obtener financiación para ti. A fin de cuentas, si has de responder con tu patrimonio ante un préstamo, por mucho que no sea para ti, las entidades entenderán esto como un riesgo. 

 

¿Qué bancos conceden hipotecas con aval y cuáles no?



Por todas las razones que hemos expresado en los puntos anteriores, ser avalista en una hipoteca es una práctica de riesgo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), entre 2007 y 2014 se produjeron más de 600.000 ejecuciones hipotecarias. Pese a que la cifra se ha visto reducida en los últimos años, es extremadamente importante ser consciente de qué casa podemos permitirnos con nuestro sueldo y no endeudarnos más allá de nuestras posibilidades.  

De hecho, ciertas entidades bancarias han adoptado una postura ética en este aspecto, no concediendo financiación a solicitantes que no sean solventes por sí mismos. Este es el caso de Coinc y Openbank, dos entidades que no aceptan la aportación de avalistas al préstamo hipotecario. Ambas entidades realizan un estudio exhaustivo de la solvencia del solicitante y su historial crediticio para conceder la hipoteca. Curiosamente, tanto Coinc como Openbank pertenecen al grupo de los bancos online, aquellas entidades con las que podemos operar 100% a través de internet. Dejamos un cuadro resumen con las características de ambos casos:

 

Interés 0,89 %
Vinculaciones Ninguna
C.Apertura 0€
Plazo Máx. 30 años

 

Interés 0,89 %
TIN Salida 1,89%
Vinculaciones Nómina
C.Apertura 0€
Plazo Máx. 30 años

 

Las entidades bancarias que todavía conceden hipotecas con avalistas son las conocidas como bancos tradicionales. Este tipo de entidades suelen negociar las condiciones de su oferta en persona, mediante reuniones con los solicitantes en sus oficinas, y es por ello que se muestran más dispuestos a negociar estas cláusulas en el contrato. En este grupo se encontrarían bancos como Santander, BBVA o Caixabank.

¿Me concederá el banco la hipoteca?

Averigua si el banco te concederá la hipoteca con esta nueva herramienta de Rankia. Comparamos entre más de 50 hipotecas de 20 bancos diferentes y, teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos las hipotecas que mejor se adapten a tu perfil. El estudio es gratuito y sin compromiso.

Lecturas relacionadas
¿Puedo solicitar una hipoteca sin aval? Requisitos
El avalista de un préstamo - Por Echevarri
Mejores hipotecas online en 2018: Openbank, Coinc, hipotecas.com...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar