¿Quién es quién en una comunidad de vecinos? ¿Qué funciones tiene el propietario, el presidente y el administrador?

¿Quién es quién en una comunidad de vecinos? ¿Qué funciones tiene el propietario, el presidente y el administrador?

El mantenimiento de un inmueble requiere de muchos agentes activos que forman parte de este proceso. El propietario de la vivienda será el eje donde se fundamenten todas las decisiones. El presidente de la comunidad de vecinos o el gestor de la finca será el encargado de ejecutarlas en función de las preferencias de los titulares de la propiedad. Por lo tanto, ¿cuál es la función del administrador de la finca? ¿Hay algún otro agente involucrado en las comunidades de propietarios? ¿Cuáles son sus funciones y responsabilidades?

funciones administrador, presidente, propietario

 

Gestión en una comunidad de vecinos: funciones del propietario, presidente y administrador

La administración de una finca no es una labor sencilla a veces y exige la involucración de muchas figuras en este proceso. Cada una de ellas ejercerá unas funciones muy específicas que tendrán un denominador común: la correcta gestión del inmueble. Será el propietario la parte más importante ya que estará en condiciones de ejercer como titular de la propiedad y presidente de la comunidad de vecinos al mismo tiempo. En cualquier caso, los dueños pueden optar por llevar la administración entre todos, es decir, como comunidad de propietarios que son. O, por el contrario, contratar los servicios profesionales de un administrador de fincas. Esta decisión deberá tomarse junto con los restantes vecinos a través de un consenso entre todos tras valorar las ventajas e inconvenientes que aportan las dos modalidades de gestión en el inmueble. ¿Conoces cuáles son las responsabilidades de esta representación?

 

Propietario: como fuente de las decisiones

Desde luego que la posición del propietario será fundamental para explicar el proceso de la gestión de la comunidad de vecinos. No en vano, de él dependerán todas las decisiones que deban tomarse para preservar los intereses del inmueble en su conjunto. Nunca desde una posición individual, sino que estará amparada por la preservación de las propiedades compartidas. Es decir, y para que se entienda correctamente, el propietario tendrá poder de decisión individual sobre su vivienda: por ejemplo, para realizar una reforma del hogar, para instalar sistemas de seguridad u otras actuaciones domésticas.

Sin embargo el propietario NO tendrá poder de decisión para el conjunto del inmueble ni de sus instalaciones comunes (jardines, piscinas, estancias comunes, etc.). Hasta el punto que el propietario estará obligado en algún momento a representar a todos los vecinos para la defensa de los intereses de la finca. Así se pone de manifiesto en el artículo 13 de la Ley de Propiedad Horizontal:

El presidente es un copropietario que ostenta legalmente la representación de la comunidad, en juicio y fuera de él, en todos los asuntos que le afecten.

 

Presidente de la comunidad: la voz ejecutiva

Otro de los roles que desempeña una especial relevancia en la gestión del inmueble es el cargo de presidente de la comunidad que, tarde o temprano, tendrás que asumir. Será una función rotatoria entre todos los vecinos con duración de un año al completo. Desde el momento que seas nombrado presidente de la comunidad, tendrás que velar para mejorar la situación de la finca, hacer cambios por el bien común de todos los vecinos y subsanar cualquier incidencia que se produjese durante este periodo. Será un compromiso que adquirirás para que no haya el más mínimo fallo en la administración de tu comunidad. Si este es tu caso en estos momentos, ¿tienes claro cuáles son las funciones que debes desempeñar? Estas son algunas de las funciones más importantes que tiene el presidente de la comunidad de vecinos:

  • Funciones de administrador de fincas con la obligación de convocar a los vecinos a las juntas de propietarios.
  • Intermediario de todas las sugerencias por parte de los restantes dueños. Ésta es la labor más relevante para servir a todo el colectivo. Por ejemplo, tendrás que intervenir para requerir el cese de actividades molestas, informar sobre las obras desarrolladas en el inmueble o incluso aportar el estado de las cuentas de la comunidad.
  • Representante en la contratación de obras y servicios. Esta función suele ser la más desconocida para los que son actuales presidentes de sus comunidades.
  • Concertar el personal para el mantenimiento de la finca (porteros, jardineros o servicio de la limpieza).

 

Administrador de fincas: un profesional al servicio de los vecinos

En último lugar está el único cargo ajeno a los intereses de los propietarios y que por tanto no podrás desempeñar en ningún momento. El administrador de la finca será contratado por los vecinos para encargarse de todas las actuaciones necesarias para el mantenimiento y preservación del inmueble. En otras palabras, velará por el óptimo régimen de la casa. No obstante, sus decisiones dependerán de los acuerdos tomados por los propios vecinos y nunca bajo responsabilidad suya.

El administrador de la finca también será vuestro representante ante ciertas gestiones con el banco, suministradores de servicios o contratistas. Su labor de asesoramiento es otro de los denominadores comunes de sus funciones. Entre otras razones porque deberá informarte de los trámites administrativos ante los órganos de decisión nacionales, municipales y autonómicos. Tendrá como objetivo que sepas en todo momento la tramitación de ayudas en casos de rehabilitación. Tampoco puedes olvidar que será la persona que sirva como conexión ante los litigios con otros propietarios. En todos los casos, dentro de sus funciones, estará facultado para realizar cuantos actos de administración y gestión sean necesarios o considere oportunos.

 

¿Te ha quedado alguna duda sobre las funciones y responsabilidades de los principales agentes en una comunidad de propietarios? ¡Plantéala en comentarios!

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar