¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores Hipotecas
Análisis de las ventajas e inconvenientes de las mejores hipotecas del mercado

¿Cómo ahorrar en la hipoteca durante los primeros años?

La compra de una vivienda suele ser el gasto más importante que realiza una familia a lo largo de la vida. Por ello, es bastante común buscar opciones para recuperarse del desembolso realizado y ahorrar durante los primeros años de la hipoteca. A continuación, os damos 4 trucos para pagar menos en nuestra hipoteca durante los primeros años, así como las mejores hipotecas para este propósito.

¿Cómo ahorrar en la hipoteca durante los primeros años?

 

4 trucos para ahorrar en tu hipoteca durante los primeros años

Si sumamos los impuestos abonados por la compra de una vivienda, los gastos de notaría, gestoría y registro, más la entrada de la hipoteca, nos encontramos con un desembolso que puede alcanzar el 30% del valor de la vivienda. Todos estos pagos se realizan en el momento de la compra de la vivienda, en el primer año. Este esfuerzo, puede provocar problemas de solvencia en la economía familiar durante los primeros años de la compra de la vivienda. Por ello, os contamos 4 trucos para ahorrar en tu hipoteca durante los primeros años.

 

Evitar las comisiones de apertura o de estudio

La comisión de apertura es el pago que realiza el solicitante de la hipoteca al banco para compensar los gastos administrativos y de gestión por tramitar un préstamo. Por su parte, la comisión de estudio es la que aplican los bancos a cambio de realizar el estudio de solvencia del cliente para averiguar si es suficientemente solvente. Estas comisiones pueden suponer hasta un 1,5% del importe total del préstamo, como es el caso de las Hipotecas de Banco Sabadell. Este gasto es negociable con el banco, por lo que siempre os animamos a "apretarles" todo lo posible para que os la reduzcan al máximo e incluso las eliminen.

Una de las entidades que no aplica comisión de apertura es Ibercaja. Su hipoteca variable, desde Euribor +0,95% no cobra comisiones de apertura, ni estudio, ni desistimiento total ni parcial, lo que supone un ahorro de hasta 2.250€ para una hipoteca de 150.000€ tomando como referencia el ejemplo anterior. Además, esta hipoteca también incluye otro de los trucos que veremos a continuación: el periodo de carencia parcial durante los 2 primeros años.

 

Solicitar un periodo de carencia inicial

Al solicitar un periodo de carencia, el hipotecado negocia con el banco una rebaja de su cuota mensual durante un periodo de tiempo determinado. En consecuencia, existen dos tipos de periodos de carencia:

  • Carencia total: El hipotecado no tendrá que satisfacer ni intereses ni capital durante el periodo de carencia.
  • Carencia parcial: El hipotecado no pagará capital de la hipoteca y seguirá pagando la parte correspondiente a los intereses. De esta forma, la deuda no se acumula tanto como con la carencia total y se obtiene una cuota más cómoda de pagar.

Sin embargo, solicitar un periodo de carencia en la hipoteca tiene sus inconvenientes. Al no pagar cuotas durante un tiempo determinado, los intereses del préstamo se van acumulando y esto encarece las sucesivas mensualidades de la hipoteca y/o alarga el periodo de vencimiento de la hipoteca.

 

Elegir una hipoteca sin tipo de interés fijo inicial

El tipo de interés fijo inicial es un inconveniente para ahorrar en los primeros años de una hipoteca e implica que el préstamo hipotecario no estará referenciado al Euribor durante el periodo indicado, sino que se aplicará un Tipo de interés nominal (TIN) fijo. De hecho, la mayoría de hipotecas a tipo variable ya aplican el tipo de interés fijo inicial, siendo Openbank y Bankia de las pocas excepciones restantes.

Lo ideal en una hipoteca a tipo variable es que no tenga tipo de interés fijo inicial para poder ahorrar durante los primeros años. Bien es cierto que este gasto no implica grandes costes al hipotecado, si lo comparamos con otros aspectos mencionados en este artículo, como la comisión de apertura.

Por su parte, las hipotecas a tipo fijo mantienen el tipo de interés constante durante toda la vida del préstamo, por lo que tampoco podrían aprovechar lo bajos valores en los que se encuentra el Euribor. A cambio, el hipotecado estará cubierto ante las posibles subidas del Euribor en el largo plazo.

 

Mejor plazos de amortización amplios

Por regla general, los bancos permiten hipotecarse con plazos de vencimiento de hasta 30 o 40 años. Esto supone una cuota mensual más cómoda de pagar, al repartirse entre más mensualidades. Sin embargo, al solicitar un plazo de amortización amplio, se estará generando y pagando más intereses por el préstamo hipotecario. Hay que tener presente que cuanto menor sea el plazo, menos intereses pagaremos, pero mayor será la cuota que deberemos asumir cada mes.

 

Hipotecas para ahorrar en los primeros años

A continuación, haremos una selección de las hipotecas que cumplen gran parte de las recomendaciones mencionadas previamente. En el apartado de ventajas indicaremos los trucos que cumple cada hipoteca y en el de inconvenientes los trucos que no cumplen.

 

Hipoteca IDEAL Ibercaja

Hipoteca Ideal IbercajaComo hemos adelantado, la Hipoteca Ideal Ibercaja permite solicitar una carencia parcial durante los 2 primeros años de la hipoteca. Esta hipoteca ofrece un tipo de interés variable desde Euribor +0,95% (TAE 1,33%). Para mantener estas condiciones hay que contratar 4 productos: seguro de vida, hogar, cuenta nómina y un producto de ahorro (fondo de inversión o plan de pensiones).

Ventajas de la Hipoteca IDEAL de Ibercaja

  • Sin comisiones de apertura, ni estudio, ni desistimiento total o parcial.
  • Puedes solicitar un periodo de carencia inicial de hasta 2 años.
  • Plazo máximo de 30 años.
  • Si solicitas menos del 50% de financiación, el tipo de interés mejora.

Inconvenientes de la Hipoteca IDEAL de Ibercaja

  • Tiene un TIN Fijo inicial de 1,50% durante 12 o 24 meses.

 

Hipoteca AHORA a tipo fijo de Liberbank

Hipoteca Ahora CarenciaLa Hipoteca AHORA a tipo fijo de Liberbank te permite mantener la misma cuota a fecha de vencimiento, generando carencia parcial en la que únicamente hay que satisfacer intereses, y seguir pagando cuotas similares a las iniciales una vez concluida la carencia. Esta hipoteca ofrece un tipo de interés fijo desde 1,50% TIN a 10 años (TAE 3,08%) hasta 2,25% TIN a 30 años (3,38% TAE).

Ventajas de la Hipoteca AHORA a tipo fijo de Liberbank

  • Sin comisiones de apertura ni estudio.
  • Puedes solicitar un periodo de carencia inicial de hasta 2 años.
  • Plazo máximo de 30 años.

Inconvenientes de la Hipoteca AHORA a tipo fijo de Liberbank

  • Al ser una hipoteca a tipo fijo, no se podrá aprovechar las bajas del Euribor (actualmente en negativo).

 

Hipoteca SIN de Bankinter

Hipoteca SIN BankinterLa Hipoteca SIN de Bankinter es una línea de crédito con garantía hipotecaria, es decir, que se pueden volver a disponer de las cantidades que se van amortizando. Adicionalmente, permite solicitar periodos de carencia y prórrogas. Esta hipoteca tiene un tipo variable de Euribor +0,99% (TAE 1,76%).

Ventajas de la Hipoteca SIN de Bankinter

  • Línea de crédito y periodos de carencia o prórrogas.
  • Plazo máximo 30 años.

Inconvenientes de la Hipoteca SIN de Bankinter

  • Comisión de apertura de apertura del 1% (mínimo de 500 €).
  • TIN fijo del 1,50% el primer año.

 

 

 

¿Me concederá el banco la hipoteca?

Averigua si el banco te concederá la hipoteca con esta nueva herramienta de Rankia. Comparamos entre más de 50 hipotecas de 20 bancos diferentes y, teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos las hipotecas que mejor se adapten a tu perfil. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar estudio!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Scoring hipotecas


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar