Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores Hipotecas
Análisis de las ventajas e inconvenientes de las mejores hipotecas del mercado

La TAE para comparar hipotecas

Actualmente las hipotecas se encuentran en sus mínimos históricos, tanto las hipotecas a tipo fijo, como las hipotecas a tipo variable han bajado en los últimos meses. Y en este momento, los compradores de viviendas se plantean cómo pueden elegir la mejor hipoteca, por ello comentamos un método eficaz para comparar hipotecas como es la TAE. 

 

¿Qué es la TAE?

La TAE (Tasa Anual Equivalente) al contrario que la TIN (Tipo de Interés Nominal) indica el coste real de lo que vamos a tener que pagar por el préstamo hipotecario, incluyendo el Tipo de Interés Nominal (TIN) y el resto de gastos derivados de la contratación de la hipoteca, como son los seguros vinculados, la tasación de la vivienda, los gastos de gestoría, los aranceles registrales y el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.

Es por ello, que para comparar hipotecas el método más utilizado es la TAE, pues si únicamente miramos el diferencial y no tenemos en cuenta el resto de productos vinculados a la misma, no podemos comparar fehacientemente si una hipoteca es mejor que otra.

 

 

 

TAE en hipotecas a tipo fijo

En las hipotecas a tipo fijo la utilización de la TAE para comparar las hipotecas resulta algo más fácil que en las hipotecas a tipo variable, pues el diferencial que se paga cada mes es el mismo durante toda la vida del préstamos y por ello la TAE será una TAE fija.


TAE en hipotecas a tipo variable

Al contrario que en las anteriores, la TAE en las hipotecas a tipo fijo es algo más difícil, pues la TAE que obtenemos es una TAE aproximada, pues la misma variara con las variaciones del Euribor o del Tipo de referencia que se utilice.

Es importante saber que para poder comparar hipotecas mediante la TAE, ambas han de tener el mismo plazo de devolución del préstamo hipotecario.

 

Comparación de hipotecas con la TAE

A continuación ponderemos un ejemplo comparativo de dos hipotecas a tipo variable reales que están actualmente en el mercado. Para este ejemplo, compararemos la Hipoteca Fija de Bankia,  la Hipoteca Variable de BBVA y la Hipoteca a tipo variable del Banco Santander

 

Hipotecas BBVA

Hipoteca Variable Santander

Hipoteca Fija Bankia

Imaginemos que queremos comprar una vivienda y pedir un hipoteca de 150.000 € a 25 años, utilizar la TAE sería la mejor opción para compararlas ya que son hipotecas con diferentes tipos de interés (fijo y variable), así como diferentes comisiones y vinculaciones.  Haríamos la siguiente comparación:

Como podemos ver en el ejemplo, aunque a priori pueda parecer que la hipoteca de Banco Santander ofrece un mejor diferencial, cuando analizamos el gasto real que vamos a tener con cada una de las hipotecas observamos que si al diferencial derivado de la propia hipoteca le sumamos los gastos, comisiones y seguros adicionales que se exigen para su contratación, la hipoteca de BBVA ofrece un porcentaje menor.


Aunque la TAE es el método más utilizado para comparar hipotecas, no en todos los casos podemos fiarnos de la misma, la razón es que no todos los bancos calculan la TAE de la misma forma, y mientras algunos bancos incluyen para el cálculo de la TAE únicamente los intereses y comisiones, otros además incluyen los seguros vinculados a la hipoteca. Es por ello que antes de utilizar la TAE para comparar hipotecas, tenemos que saber si ambos bancos incluyen para el cálculo de la TAE los mismos gastos.
 

 

¿Me concederá el banco la hipoteca?

Averigua si el banco te concederá la hipoteca con esta nueva herramienta de Rankia. Comparamos entre más de 50 hipotecas de 20 bancos diferentes y, teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos las hipotecas que mejor se adapten a tu perfil. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar estudio!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar