Préstamo multidivisa, una buena opción ante la subida de tipos

Préstamo multidivisa, una buena opción ante la subida de tipos

En el último año, a causa de la subida que ha tenido el euribor se viene observando un incremento en la demanda de préstamos multidivisa, pero también se ha incrementado el número de personas que lo contratan sin ser conscientes de lo que realmente están contratando. Espero que estas breves líneas ayuden a comprender mejor en qué consiste este tipo de préstamo.

¿Qué es un préstamo multidivisa?

A la hora de contratar un préstamo hipotecario todos estamos acostumbrados a interesarnos por las condiciones que nos ofrecen las distintas entidades financieras: comisión de apertura, de cancelación y diferencial que se aplicará. Normalmente el diferencial que se aplica va referenciado al euribor (euribor + 0,60 por ejemplo), ya que nuestra hipoteca esta constituida en euros.

En cambio, en una hipoteca en multidivisa, nuestra hipoteca esta constituida en una divisa distinta a euro (por ejemplo yenes japoneses), por lo que el índice de referencia no va a ser el euribor, sino el libor. El LIBOR (o London Interbank Offered Rate) es el tipo de interés, en el mercado de Londres, al que se prestan dinero los bancos entre sí.

El libor, al igual que el euribor , tiene un valor y una serie de fluctuaciones que varían en función de la divisa en la que constituyamos nuestra hipoteca. Como ejemplo puedo comentar que el libor yen actual está aproximadamente a un 0, 47, el libor franco suizo a un 1,83 y el euribor a 3,70.

Hay que distinguir entre hipoteca en divisas e hipoteca multidivisa, ya que en la primera modalidad no tenemos la posibilidad de cambiar de divisa periódicamente y sin gastos, solamente admite cambio de divisa si cancelamos y constituimos una hipoteca nueva; en cambio la hipoteca multidivisa admite cambiar de una divisa a otra periódicamente (cada 3 meses normalmente) sin ningún coste.

Ventajas e inconvenientes del préstamo multidivisa

Qué duda cabe que la principal ventaja de éste producto es pagar menos intereses por nuestra hipoteca (dependiendo de la divisa que escojamos podríamos pagar menos de la mitad de intereses), pero hemos de ser conscientes de que no es oro todo lo que reluce, ya que tiene varios inconvenientes a tener en cuenta.

Los riesgos en una operación hipotecaria en euros vienen dados principalmente por una subida en el índice de referencia (euribor), ya que si sube el euribor tendremos una subida en nuestra cuota a pagar (pagaremos más intereses). En una hipoteca multidivisa los posibles riesgos pueden venir dados por una subida en el índice de referencia (libor) o por una subida de la divisa en la que constituimos nuestra hipoteca frente al euro.

Métodos de control del riesgo

Existen distintas formas de tener controlado el riesgo de nuestra hipoteca. La principal es la posibilidad de cambiar trimestralmente la divisa en la que hemos constituido nuestra hipoteca, por lo que si prevemos una subida importante de nuestra divisa frente al euro o una subida de tipos, sabemos que como mucho vamos a asumir esa subida trimestral.

Otro método es la contratación de un seguro de cambio, el cuál solamente nos interesa si estamos convencidos de cambiar de divisa y queremos asegurar el tipo de cambio vigente a la fecha de contratación del seguro en previsión de una posible subida antes de poder efectuar dicho cambio.

Por último y no por ello menos importante, se recomienda abrir una cuenta multidivisa para mantener un stock de divisas compradas a buen precio. Es mejor saber el precio al que compramos la divisa de antemano a que trimestre a trimestre nuestra entidad nos las compre al precio en el que estén en ese momento.

Lo más importante en definitiva es hacer un seguimiento para no tener sorpresas, ya que se podría decir que este tipo de hipotecas son dinámicas y por lo tanto la cuota a pagar trimestralmente siempre va a ser distinta.

¿Quién puede contratar un préstamo multidivisa?

A priori cualquier persona que no necesite financiar más del 80% del valor de tasación de su vivienda (compraventa y refinanciación) puede formalizar un préstamo multidivisa, pero hay que tener en cuenta que es un producto con ciertas vicisitudes y de cierta complejidad, por lo que se recomienda a personas que tengan cierta cultura financiera y que sean capaces de comprender perfectamente el funcionamiento del mismo.

Por otro lado es recomendable para personas de cierto poder adquisitivo, ya que una de las ventajas es tener la posibilidad de realizar amortizaciones parciales aprovechando una hipotética bajada del tipo de cambio de la divisa frente al euro.

  1. #1
    24/11/08 01:16

    El artículo de referencia me ha resultado de utilidad para conocer el concepto y pensar en ello, aunque podría ser más explícito como por ejemplo a que tipo de Entidad es mas conveniente dirigirse para su contratación o para el caso de convertir una hipoteca tradicional en Multidivisa, en cualquier caso gracias. Rafastolz.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar