¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores Depósitos Bancarios
Los productos financieros más rentables para el inversor sin riesgo.

Depósitos a largo plazo: ¿qué consigues con su contratación?

Los depósitos a largo plazo son una de las estrategias que dispones para mejorar levemente los intereses que se aplican desde los bancos. Pero con la desventaja de que no podrás utilizar estos fondos hasta su vencimiento. No obstante, puede elegir un modelo con pago anticipado para que todos los años estés en condiciones de percibir sus intereses de una manera regular.

depósitos a largo plazo

 

 

La rentabilidad media de las imposiciones a plazo se ha ido reduciendo poco a poco durante los últimos años. Hasta situarse en 0,09 %, para plazos de hasta 12 meses, según los últimos datos suministrados por el Banco de España. Una consecuencia lógica en relación a la bajada de tipos de hace unos años por parte del Banco Central Europeo (BCE). Ante este escenario monetario que puedes encontrarte, no te quedará más remedio que utilizar alguna estrategia en su gestión para elevar el rendimiento. Precisamente una de ellas pasa por alargar al máximo su plazo de permanencia. Con esta actuación no conseguirás mejorar sustancialmente estos márgenes. Pero al menos obtendrás un incremento de unas cuantas décimas porcentuales con respecto a los depósitos más dilatados del mercado bancario.

La aceptación de estas condiciones en los productos de ahorro más conservadores como son los depósitos implicará una serie de diferencias que deberás conocer para constatar si es conveniente o no suscribirlos. ¿Cuáles son los plazos más amplios que disponen los bancos? Pues bien, también en este caso, la oferta ha ido decreciendo con los años y variará en función del modelo elegido: imposición tradicional, online o estructurados. Partirá de los 24 a los 60 meses aproximadamente, con la posibilidad de cancelarlos en cualquier momento. Aunque con el riesgo de afrontar una comisiones que puede alcanzar el 2 % sobre el importe depositado. Es decir, te descontarán hasta 200 euros para un capital sin liquidar de 10.000 euros.   

 

¿Cuál es la rentabilidad de estos depósitos?

Desde luego que no es una panacea para disparar el retorno sobre tus ahorros. Pero si optas por estos formatos en las imposiciones estarás en mejores condiciones de acercarte al 1% TAE. Es importante que sepas que es un tipo de interés fijo y garantizado y que no está supeditado a otras estrategias por parte de las entidades financieras. A no ser, claro está, que esté confeccionado bajo el sistema de vinculaciones a otros activos financieros. En cuyo caso, dependerá de la evolución de los mercados.

Con respecto a los importes que exigen la contratación de estos productos hay que indicar que es un poco más elevada con respecto a los modelos de menos duración. A través de un capital mínimo a partir de 5.000 euros y en cualquier caso superior al exigido a los formatos a corto plazo o de formalización online. Mientras que las condiciones para su suscripción son prácticamente las mismas, con la única diferencia de que tendrás que tener durante mucho más tiempo los ahorros inmovilizados.

 

Confeccionados sin ofertas ni promociones

Por otra parte, si lo que deseas realmente es una oferta promocional en esta clase de imposiciones, olvídate y buscas otras soluciones. Porque no encontrarás satisfacer tu demanda con rendimientos que puedan acercarse al 5% como ocurre con las propuestas para nuevos clientes o con la aportación de una nómina o pensión. Aquí no se generan esta clase de propuestas y en el mejor de los casos podrás beneficiarte de una rentabilidad creciente a medida que van pasado los meses. De esta forma, dispondrás de un tipo medio en torno al 2,00% TAE si eliges esta modalidad en los depósitos. Incluso con pagos adelantados para disponer de una mayor liquidez en tu cuenta de ahorro.  

 

Como mínimo doblarás el rendimiento

Como suele suceder en esta clase de productos destinados al ahorro no tendrás ningún problema para garantizar la totalidad del capital depositado. Aunque desde el primer momento tendrás que analizar si te conviene firmar o no el contrato para tanto tiempo en el que no podrás utilizar este importe. No en vano, el retorno suplementario que obtendrás sobre los formatos más tradicionales te hará duda sobre la rentabilidad de la operación. Para una aportación de 50.000 euros generará un rendimiento de entre 300 y 400 euros. Es decir, casi 200 euros más que a través de las imposiciones de hasta 12 meses. Una recompensa que quizás no compense tus esfuerzos económicos.

Su rentabilidad es muy parecida a la que te ofrecen algunas de las mejores cuentas corrientes del mercado bancario. A excepción de las de alta remuneración que se sitúan en niveles muy cercanos al 2%. En ambos casos, con la ventaja que podrás disponer de tu dinero en cualquier momento y sin ninguna clase de comisiones o penalizaciones. No puedes olvidar que en las imposiciones a largo plazo prevalece la seguridad por encima de otras consideraciones. Si no es este tu caso, será mucho que mejor que te decantes por otros productos bancarios, incluso dentro de los depósitos a plazo. En donde dispones de ofertas promocionales o con vinculaciones a tu nómina o pensión que te permiten generar una rentabilidad ligeramente por encima del 2,50 %.

 

¿Cuáles son los mejores depósitos a largo plazo del momento?
 

Depósito Plazo Tipo de interés Importe mínimo Importe máximo FGD
Depósito Facto 60 meses 1,66%  10.000€ 3.000.000€ Italia
Depósito Banco Atlántico 60 meses 1,64%  5.000€ 100.000€ Portugal 
Depósito J&T Banka 120 meses 1,40%  10.000€ 100.000€ República Checa
Depósito BFS 60 meses 1,30%  100.000€ 500.000€ España
Depósito CA Crédit Consumer 36 meses 1,25% 5.000€ 500.000€ Francia
Depósito BESV 36 meses 1,30% 10.000€ 100.000€ Francia

 

¿Cuál es mi depósito ideal?

Comprueba cuál es el depósito que se adapta mejor a tu perfil. En función de unas breves preguntas, podremos afinar los resultados para determinar cuál es el mejor. Te ofreceremos una serie de resultados para que decidas qué depósito te interesa y podrás contratarlo directamente. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar estudio!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Autor del blog

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar