Por qué elegir un depósito en lugar de una cuenta de ahorro

Por qué elegir un depósito en lugar de una cuenta de ahorro

Si estás pensando en comenzar a ahorrar o diversificar tu cartera de productos para aumentar la seguridad de tus inversiones, puede que estés barajando opciones como contratar un depósito o una cuenta de ahorro. Debido a los bajos tipos de interés en el mercado, un producto como las cuentas de ahorro suele parecer bastante atractivo para los usuarios. Sin embargo, la rentabilidad siempre es lo más buscado por cualquier persona que de verdad quiera ver crecer su capital. A continuación veremos las diferencias que existen entre una cuenta de ahorro y un depósito y veremos qué opciones es mejor para cada perfil. 

¿Por qué elegir un depósito en lugar de una cuenta de ahorro?

 

¿Por qué elegir un depósito en lugar de una cuenta de ahorro?

No corren buenos tiempos para aquellos que buscan conseguir grandes rentabilidades por sus ahorros sin asumir grandes riesgos. Con los tipos de interés más bajos desde hace años, los ahorradores parecen buscar opciones alternativas a los depósitos que eviten tener el capital retenido en la entidad hasta el vencimiento del plazo. Las cuentas de ahorro o remuneradas son la alternativa, ya que puedes disponer de tu dinero cuando quieras sin tener que pagar una penalización con ello, sin embargo, las rentabilidades ofrecidas suelen ser mucho menores. Por esta razón, como cliente deberías hacer balance entre la posibilidad de acceder a tu dinero siempre que lo necesites o que los ahorros crezcan a mayor ritmo. En el siguiente artículo expondremos varios argumentos a favor de elegir un depósito antes que una cuenta de ahorro. 

 

Los depósitos ofrecen mayor rentabilidad que las cuentas de ahorro

A cambio de restringirte el acceso a tu capital, los depósitos ofrecen mayores tipos de interés que las cuentas de ahorro (0,50% TAE vs 0,20% TAE de rentabilidad media respectivamente). Si observamos los mejores depósitos y lo comparamos con las mejores cuentas de ahorro observamos que, exceptuando las ofertas en las cuentas de ahorro durante los primeros meses de contratación, las rentabilidades varían en alrededor del 0,50%. Además, la mayoría de entidades, a mayor plazo contrates, mayor rentabilidad te ofrecerán.

 

Las cuentas de ahorro pueden cambiar sus condiciones en cualquier momento

Los tipos de interés que ofrecen las entidades en sus productos dependen de diversas fuerzas, como son las políticas monetarias impuestas desde el banco central, los tipos de interés de los préstamos interbancarios, la estabilidad económica y política de cada región, entre otras causas. En un entorno como es la industria bancaria, tienes que aprovechar las oportunidades que surjan en términos de rentabilidad.

¿Crees que has encontrado una cuenta de ahorro que ofrece tipos de interés más altos que el resto del mercado. Puede que esta alegría no dure por mucho tiempo, ya que la entidad puede modificar las condiciones de las cuentas corrientes y de ahorro en cualquier momento, eso sí, notificándolo con 2 meses de antelación. Con los depósitos no sucede esto. Una vez firmado el contrato por el que entregas tus ahorros a una entidad a cambio de unos intereses periódicos, estas condiciones perduran hasta el vencimiento del depósito. De hecho, es muy común que aumenten las contrataciones de los depósitos cuando la entidad anuncia que va a retirar el producto o bajar su tipo de interés, ya que es un indicador inequívoco de que es un producto con una rentabilidad importante por un período determinado.

 

Diversas opciones para contratar un depósito a plazo

Si estás preocupado por la liquidez de tus ahorros, puedes contratar depósitos a corto plazo. Existen opciones de depósitos a plazo desde un mes hasta 60 meses y el tipo de interés ofrecido varía consecuentemente. De hecho, la mayoría de bancos tienen los llamados depósitos de bienvenida, que son depósitos de corta duración (entre 3 y 9 meses) que se ofrecen a los nuevos clientes para animarles a unirse a la entidad. Cuando se cumple el plazo, los ahorros pasan automáticamente a una cuenta con un tipo de interés inferior. Con la excepción de estas ofertas de bienvenida, cuanto mayor sea el plazo que contrates, más alta será la rentabilidad que obtengas ya que tu dinero permanecerá retenido durante más tiempo.

Un ejemplo son los depósitos J&T Banka, contratables a través de Raisin, cuyas rentabilidades varían en función del plazo, pudiendo encontrar una rentabilidad del 0,70% TIN para un plazo de 9 meses hasta un 1,36% TIN para un plazo de 60 meses. 

 

Contratar un depósito nos obliga a ahorrar

Qué mejor forma de hacer crecer nuestro capital que tener el acceso restringido. En este caso, la mayor desventaja de contratar un depósito, que es tener liquidez limitada, se convierte en una ventaja si nos estimula a controlar un poco nuestro ritmo de compras. Si no lo tengo, no me lo gasto. De todas formas, si necesitas recuperar el dinero con urgencia, podrás cancelar de forma parcial o total (dependiendo de las condiciones que imponga el banco) simplemente renunciando a los intereses obtenidos por el depósito. 

La mayoría de los depósitos requieren de una cuenta asociada para mensual, trimestral o semestralmente is abonándote los intereses obtenidos pero, hay algunas como pueden ser los depósitos de WiZink, que permiten asociar el depósito a una cuenta ahorro remunerada al 0,10% TAE, por lo que tus ahorros podrás crecer todavía más.

 

La contratación de los depósitos ya no implica procesos largos

Con la expansión de la banca online se han simplificado los procesos para contratar un producto hasta el punto que se puede realizar 100% a través de internet, sin acudir a una oficina ni firmar papeleo. 

 

Ahora es tu turno, ahorrador. Deberás valorar los pros y los contras de tener un depósito o una cuenta de ahorro y, a la hora de tomar la decisión, lo basarte únicamente en la rentabilidad que te ofrezcan. Y si no quieres elegir, siempre podrás hacerte con los dos.

Y tú, qué prefieres ¿depósito o cuenta de ahorro?

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar