¿Vas a contratar un depósito? Echa un vistazo a esto

3

¿Cuáles son las cosas básicas a tener en cuenta antes de contratar un depósito? Un depósito a plazo fijo no es un producto financiero especialmente complejo pero, como con cualquier otro producto financiero, antes de contratar un depósito debemos tener en cuenta todas sus características y saber lo que estamos contratando.

Tras la mala experiencia que mucha gente tuvo con determinados productos financieros comercializados por las entidades bancarias, y con la baja rentabilidad que ofrecen los depósitos, producto muy demandado en España, es mejor seguir alerta antes de contratar un depósito ¿por qué? porque cuando la rentabilidad media roza el 0% no nos hemos de dejar llevar por el atractivo de algunas rentabilidades mayores para contratar sin tener en cuenta todas las condiciones.

Hay que leer bien lo que estamos contratando, que no nos den gato por libre y tener muy en cuenta la dualidad rentabilidad-riesgo. Al fin y al cabo lo que importa es que contratemos el producto que queremos contratar.

Imposición mínima y máxima y plazo de vencimiento del depósito

Por mucho que nos intenten atraer con una rentabilidad mayor para que pongamos más dinero en un depósito no debemos poner más dinero del que queramos, si no sabemos si vamos a tener necesidades de liquidez. 

Ahora, cada vez más, las rentabilidades de los depósitos aumentan cuando aumenta el capital mínimo, sobre todo es este el caso de los depósitos de más de 25.000, 50.000 y 100.000 euros.

¿Rentabilidad de los depósitos con TAE o TIN? ¿Cuál es la periodicidad del pago de los intereses?

La rentabilidad de los depósitos puede venir puesta como TAE o TIN. La Tasa Anual Equivalente o TAE no es lo mismo que el Tipo de Interés Anual o TIN, y además, este último es el que se utiliza para calcular los intereses. De la misma forma, también es interesante saber cuál va a ser la periodicidad del pago de los intereses.

Es mejor comparar la rentabilidad de los depósitos a un año vista

Por otra parte, si no queremos mover el dinero a corto plazo, es mejor comparar la rentabilidad de los depósitos como si fuéramos a tener el dinero un año en todos ellos.

Hay depósitos que nos ofrecen rentabilidad a corto plazo, como el Depósito Naranja de ING  la Cuenta Bienvenida de Openbank. No obstante, debemos tener en cuenta que después la rentabilidad cae y tener en consideración la rentabilidad en términos anuales.

Plazo de vencimiento del depósito y posibilidad de cancelación anticipada

A la hora de contratar un depósito siempre hay que ver cuál es el plazo de vencimiento, para que se adapte a nuestras necesidades, y ver si tiene cancelación anticipada aunque haya que pagar una penalización. La posibilidad de pagar anticipadamente la tienen la mayoría de depósitos pero algunas entidades bancarias se reservan a otorgar en el momento en que se quiera cancelar, sin establecer claramente si será posible o no.

¿Depósitos combinados con fondos de inversión?

Cada vez más entidades bancarias ofrecen depósitos combinados con fondos de inversión, de forma que una parte de tu inversión se queda en un plazo fijo y la otra se va a un fondo de inversión. La proporción entre ambos productos suele ser 50%-50%, aunque puede ser distinta.

Es posible que cuando comercialicen estos productos los vendan como productos seguros o como productos que te pueden dar una rentabilidad con un bajo riesgo, pero hay que tener en cuenta que suelen ser fondos comercializados por el propio banco y que por tanto le interesa que inviertas ahí. Para un ahorrador "clásico" que nunca ha invertido en fondos de inversión, poner el dinero en este tipo de productos debe ser algo que estudie, viendo cuál es la composición del fondo (renta fija, renta variable, ratings de riesgo...) y siendo consciente plenamente de que no está contratando un depósito a plazo fijo.

Cuenta asociada al depósito

Los depósitos requieren en la mayoría de las ocasiones cuentas asociadas en las que se hará el ingreso de los intereses generados. En este sentido y teniendo en cuenta las bajas rentabilidades, hay que poner atención en los posibles gastos, comisiones o requisitos que tenga la cuenta. Esto hay que tenerlo presente especialmente cuando trabajamos con una nueva entidad bancaria que nos obliga a abrir una cuenta.  

Este punto no tiene por qué ser una desventaja, ya que en algunas ocasiones la cuenta asociada se trata de una cuenta de ahorro, como es el caso del Depósito Facto, que, como sabemos es un depósito personalizable en el que podemos elegir la fecha exacta de vencimiento, ofrece una cuenta de ahorro al 0,20% TAE que será en la cual se depositen los intereses, lo que hará que continúen aumentando mes a mes. La Cuenta Facto no tiene ningún tipo de comisión asociada (ni de mantenimiento ni de gestión), la TAE del Depósito Facto es hasta el 1,66% TAE y puedes constituir tu depósito desde 10.000€ a 3.000.000€

Solvencia de la entidad con la que contratamos el depósito

La solvencia es muy importante, las entidades bancarias están cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de distintos países. Sin embargo, hay algunas entidades bancarias que no están cubiertos y otras que, aún estándolo, se trata del FGD de otros países en los que no siempre los ahorradores confían, como Malta. Los FGD, al menos en Europa, cubren 100.000 euros por cuenta o depósito y titular.

Pero, además de mirar qué Fondo de Garantía de Depósitos cubre nuestro dinero en caso de quiebra de la entidad bancaria depositaria, también podemos mirar los ratings de solvencia que le dan o si se trata de una entidad considerada especialmente solvente. A pesar de que a partir de la crisis económica es cuestionable la labor que hacen las agencias de ratings, siempre es bueno tener una referencia de la solvencia de las entidades en las cuales abrimos depósitos.

Procedimiento de contratación del depósito

Los procedimientos de contratación de los depósitos pueden variar mucho, desde tener que ir a la oficina más cercana de un banco hasta tratarse de un depósito fácilmente contratable por Internet, o únicamente contratable por este medio. Que el procedimiento sea fácil y el banco nos lo facilite es otro de los aspectos a valorar antes de contratar un depósito.

 

En definitiva, aunque parece algo muy evidente, todo esto se resume en leer muy bien lo que vas a contratar antes de hacerlo y saber que la rentabilidad, hoy más que nunca, no te la van a dar a cambio de nada.

  1. en respuesta a Cambimba
    -
    #3
    25/07/17 08:34

    Buenos días,

    Sí, que el banco te solicite la copia del IRPF es legal. Debido a la Ley 10/2010 Antiblanqueo de capitales, los bancos están obligados a solicitarla. En este artículo tienes un poco más de información: https://www.rankia.com/blog/cuentas-corrientes/2748473-bloqueo-cuenta-bancaria-como-evitarlo-solucionarlo

  2. en respuesta a Cambimba
    -
    #2
    24/07/17 18:16

    La ultima vez que me pidieron una copia de mi declaración de la Renta (en este caso era para un deposito de CA Consumer Finance) les he enviado a paseo y he contratatado otro.
    Los bancos españoles en general son bastante pesados con las formalidades, y creo que les gusta usar las leyes anti-blanqueo como excusa para obtener datos que no les corresponden.
    Legal probablemente es, pero si no tampoco les pasará nada

  3. #1
    23/07/17 13:20

    Algunos bancos para la contratacion de un deposito solicitan copia del IRPF, es esto legal?. Me podria negar a ello?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar