¿Depósitos o Cuentas de Ahorro? ¿Cuál es mejor?

Este 2014 ha destacado por la bajada de la rentabilidad de los depósitos y cuentas remuneradas, los depósitos o cuentas de ahorro pueden ser interesantes para los inversores que valoran la seguridad de su inversión por encima de la rentabilidad. Los depósitos históricamente han sido el producto de inversión estrella para los ahorradores, ya que su principal objetivo ha sido el de batir a la inflación, más que el de ofrecer una alta rentabilidad.
 
¿Depósitos o cuentas remuneradas? ¿Cuál es mejor?
 
La principal ventaja de los depósitos o cuentas de ahorro es su sencillez y seguridad, son productos sencillos porque han de valorarse tres aspectos: plazo, tipo de interés y capital. Con estos tres aspectos ya podemos organizar los depósitos y elegir el que más nos convenga. En el caso de las cuentas remuneradas se reduce a dos aspectos: tipo de interés y capital. La variable plazo deja de ser un aspecto importante ya que una de las principales ventajas de las cuentas remuneradas frente a los depósitos es la disponibilidad.

 

Diferencias entre depósitos y cuentas de ahorro

Ambos productos son parecidos y tienen la misma finalidad, pero tiene una serie de diferencias que nos harán decantarnos por un producto u otro.
 
El plazo: los depósitos son contratables a plazo preestablecido, normalmente 3, 6, 1 año o más de un año. En cambio las cuentas de ahorro no tienen un plazo preestablecido.
 
Otro aspecto importante relacionado con el plazo es la disponibilidad del capital, en las cuentas de ahorro dispondremos de nuestro dinero en cualquier momento, podemos realizar una transferencia a nuestra cuenta habitual sin informar previamente a la entidad de que queremos retirar nuestros fondos. En el caso de los depósitos la cosa cambia, al ser un plazo preestablecido disponer de nuestro capital de forma anticipada es costoso.
 
La Operativa: la operativa de un depósito no puede ser más sencilla, ingresamos el dinero en la entidad, esperamos el plazo preestablecido y cobramos los intereses más el capital (en caso de ser un depósito con liquidación anual) pasado ese plazo. Un depósito no permite realizar ningún movimiento,a excepción de la cancelación anticipada parcial o total. La ventaja de la cuenta de ahorro en este aspecto es la posibilidad de incrementar o reducir el importe que queramos en cualquier momento, sin costes para el cliente.
 
El capital: es habitual que los depósitos pongan límites tanto en el mínimo como el máximo, mientras que las cuentas de ahorro suelen aplicarlo en el máximo. La procedencia del capital suele ser un requisito para la contratación de los depósitos a tipos de interés ventajosos, en las cuentas remuneradas la limitación suele ir asociada al importe máximo remunerado y algunas entidades especifican que la procedencia del capital tiene que ser de otra entidad.
 

Rentabilidad de los depósitos y cuentas de ahorro

Podemos observar que solo 2 entidades rompen la tónica general y ofrecen rentabilidades elevadas con condiciones.
  • Cuenta nómina de Bankinter: 5% TAE durante el primer año, la cantidad máxima remunerada será de 5.000€, el segundo año 2% TAE.
  • Depósito de BFS a 36 meses: 2,25% TAE, importe mínimo de 50.000 euros y máximo de 100.000€.

En España podemos encontrar varios depósitos ofreciendo el 2% TAE con diferente plazo, en cambio las cuentas de ahorro sólo alcanzan de forma temporal esa rentabilidad: la rentabilidad del 2% solo la igualan en Openbank e ING:

  • Cuenta de ahorro Openbank: 1,98% nominal durante 3 meses, pasados los 3 meses el tipo aplicable dependerá de la vinculación con la entidad (0,5% - 0,3%). Para poder comparar los diferentes rendimientos la TAE global oscilará entre el 0,87% y el 0,72%.
  • Cuenta Naranja: 2% TAE durante 3 meses (se abre automáticamente el depósito Naranja), posteriormente en enero empieza a remunerar al 0,50% TAE.
Podemos encontrar más cuentas que remuneran mínimo el 1% TAE
  • Cuenta NB Solución: 1,50% TAE para saldos inferiores a 25.000€. 
  • Cuenta Inteligente Evo: 1,10% TAE para saldos superiores a 3.000€ y 0,2% para saldos inferiores a 3.000€.
  • Cuenta Depósito Oficinadirecta: 1,50% TAE durante 4 meses hasta un máximo de 150.000€, posteriormente 0,60% TAE.
  • Coinc: 1,10% TAE para saldos inferiores a 35.000€.
  • Cuanta Ahorro Bancopopular-e: 1% TAE sin importe mínimo.
Como podemos ver las cuentas de ahorro son una alternativa mejor para los depósitos que ofrecen una rentabilidad cercana al 1%, en ese caso la mayor rentabilidad y la mayor disponibilidad serían los factores decisivos para contratar la cuenta de ahorro en vez del depósito.
 
En cambio para cantidades elevadas los depósitos son la mejor alternativa, incluso en los depósitos todos conocemos casos de condiciones ventajosas para algunos clientes, mientras que con las cuentas remuneradas parece que no se da el caso.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar