Rankia España
Acceder
Blog Mejores Depósitos Bancarios
Los productos financieros más rentables para el inversor sin riesgo.

¿Es seguro tener el dinero en…?

La gran pregunta: ¿Es seguro tener el dinero en…?

Esta es una de las preguntas que, como Abogado especializado en temas financieros, con más frecuencia he tenido que responder en los últimos años, pero con especial intensidad en  este mes de septiembre tras la caída en picado de los antes denominados “gigantes” de la banca de inversión. Y dicha pregunta se convertirá en la más formulada en estas próximas semanas porque las barbas del vecino ya están cerca, muy cerca, tanto que ya hoy 29 de septiembre se ha pasado el cortafuegos que había sido hasta el momento el Canal de la Mancha y, de golpe, varias entidades europeas han sido nominadas y expulsadas en el mismo día de la casa del Gran Hermano Financiero.

El proceso es, con más o menos celeridad, el siguiente. Tan pronto se da por finalizado el proceso de venta, rescate, nacionalización o compra por un tercero de la última entidad  empiezan las noticias de la siguiente, bajada en Bolsa brutal e incontenible, rescate en una de las variadas opciones adoptadas hasta el momento ya citadas, y vuelta a empezar. Pero cada vez a un ritmo más acelerado. La desaparición de Bear Stearns se fraguó en 7 meses la semana pasada se conocieron los problemas de Fortis y una semana más tarde ya ha sido incorporada a la larga lista de entidades victimas de la crisis.

Se trata de una pregunta a la que llevo ya años dando respuesta dado que la banca por Internet y la telefónica, ha generado las suspicacias de algún ahorrador atendiendo a las atractivas rentabilidades que se ofrecían,  algunas de ellas con un éxito tan intenso que ha modificado el panorama bancario y ha sido, precisamente por ello ,victima feroz de algunos ataques encarnizados y desleales por parte de la competencia, con llamadas de directores de oficinas en las que se llamaba al ahorrador que se había fugado a dichas entidades para preguntarle ante casos como Eurobank o los de Forum y Afinsa . “oye tú que te llevaste el dinero a xxxx ¿estas seguro de eso seguirá en pie?.

¿Es seguro tener el dinero en…? es una pregunta que busca conseguir que alguien transmita un poco de confianza y, en mi opinión, también de búsqueda de un responsable al que, llegado el caso, poder responsabilizar de la decisión adoptada por uno mismo.

La respuesta que vengo dando desde hace años es la siguiente: No tengo ni idea pero si dudas de la entidad en la que tienes el dinero lo mejor es que o cambies de entidad o solo dejes hasta 20.000 euros.

Dicha respuesta ha sorprendido invariablemente a aquellos que la han escuchado. Es inusual el reconocimiento de la ignorancia y más si el que la reconoce lleva más de diez años dedicado a solucionar problemas con entidades financieras. Pero al que le sorprenda dicha respuesta la misma se basa en los siguientes razonamientos.

Primero.- La principal función del dinero es, a mi entender,  la de dar tranquilidad para asumir el siempre incierto futuro. Si resulta que por buscar un 6% de interés en lugar de un 5% una persona va a estar intranquila lo mejor es que se quede en el 5% .

Segundo.- Nadie sabe si un banco o caja es solvente hasta que deja de serlo, o dicho de otro modo, un banco o caja es solvente hasta que el Banco de España dice que ha dejado de serlo mediante su intervención. Moraleja si bien el periodista deportivo Jose Mª García decía que el rumor es antesala de la noticia en las mas de las ocasiones el rumor es, simplemente, antesala, sala y puerta de salida, del rumor.

 

No hay una respuesta clara

Llegados a este punto se me decía. Ya todo lo que ha dicho está muy bien pero sigue sin responder a mi pregunta ¿esta seguro mi dinero en…?

Y la respuesta es que nadie que no sea el presidente del Banco o Caja o el equipo directivo del Consejo le puede dar una respuesta informada y, aunque la entidad estuviera al borde de la quiebra, le mentirían. Al igual que en algunas películas de espías en las que se le dice al protagonista: “no puedo contestarle a esa pregunta porque si lo hiciera tendría que matarle”. Pues algo similar. Pocos son los que saben la situación real de una entidad y los que la conocen no pueden revelarla.

Por otra parte viendo algunas noticias aparecidas en los últimos días se puede apreciar lo difícil que es gestionar adecuadamente los rumores y la pérdida de confianza. Si una de las entidades que están siendo victimas de estos rumores hiciera un anuncio a toda página diciendo que es solvente y que tiene dinero sobrado para cubrir en el mismo día la retirada masiva del 80% de los depósitos lo que mucha gente entendería es que no tiene dinero para devolver el 100% y en ese caso ya se pueden imaginar la frase que, aludiendo a las orientaciones sexuales de cada uno, se diría a sí mismo antes de acudir raudamente a retirar el dinero. A estas personas les diría que en la actualidad el encaje, es decir la cantidad diaria de dinero que tienen las oficinas previsto para retiradas de efectivo está ajustado al máximo y está entre el 2 y el 3 por ciento del pasivo, de los ahorros, depositados. Lo que se esta demostrando con esta crisis es que una vez una entidad es tocada por el dedo de la desconfianza, por muchas entidades o instituciones que intenten sostenerla esta caerá inexorablemente

Desconfianza que además tiene su justificación en que todavía están frescas en la memoria las manifestaciones de los primeros directivos de entidades financieras con más de un siglo de antigüedad que decían un viernes que la entidad estaba saneada y el domingo era vendida a precio de saldo ( Bearn Stearns) con lo que la credibilidad de los mensajes destinados a infundir calma está seriamente limitada por las experiencias anteriores.

El Fondo de Garantía de Depósitos entra en escena

Tercero .- El fondo de garantía de depósitos es insuficiente tanto en la cuantía ridícula que ofrecen comparados con otros países  como en el tiempo que es preciso para su reembolso.

Si una persona tiene depositados en España hasta 20.000 euros en una entidad está protegida por el Fondo de Garantía, pero como nos enseñó la experiencia del banco inglés Northern Rock la mera garantía no es suficiente ya que se requiere que además sea disponible de inmediato.

Imaginemos la situación. Una persona que tiene unos pequeños ahorros para hacer frente a diversos pagos, entre ellos el de su  hipoteca,  o  bien que el dinero que tiene depositado en esa entidad son los ahorros de toda una vida con los que espera sobrellevar la jubilación. Si a esa persona le dicen que aunque su entidad quiebre o sea intervenida su dinero se lo devolverán pero en un plazo de 90 días lo más probable es que opte por eliminar cualquier riesgo y se lo lleve a otra entidad. Eso es lo que pasó con la entidad financiera en la que ni los avisos de que los depósitos estaban cubiertos pudo parar la sangría. La experiencia en España con el caso Eurobank en el que los ahorradores pudieron recuperar sus ahorros en torno a esos plazos de 90 días por lo que es evidente que urge adoptar medidas para que se mejore el sistema si no se quieren evitar las sangrías.

Si bien el siguiente punto no está directamente relacionado con la solvencia de las entidades financieras entiendo oportuno incluirlo ya que tiene bastante que ver con el ahorro y su destino.

Entonces... ¿Qué se puede hacer?

Finalmente respecto a aquellos que, siempre a toro pasado y habiendo callado durante años, aluden a lo de que nadie da duros a cuatro pesetas hay que recordar que es precisamente el que haya gente que consigue dar el mismo servicio o producto a un precio inferior mediante la mejora de su gestión lo que permite que la economía mejore y ello no es, o mejor, no debería ser, sinónimo de perdida de calidad o de seguridad.

Y decimos que lo más rentable o lo menos costoso no debería ser sinónimo de perdida de calidad o de seguridad. Porque es precisamente una de las funciones del Estado el verificar, a través de su función de policía o guardián de los ciudadanos los que deberían de vigilar que ello no ocurriera, que no nos cuelen alimentos adulterados, que no nos vendan carne con hormonas, que nos cuelen un fármaco falsificado, que el producto financiero que nos intentan vender no sea un trampa mortal para nuestros ahorros, que el avión en el que viajamos cumpla las normas de seguridad etc.

En España esa función de policía administrativa respecto a los servicios financieros se ha llevado a cabo por el Banco de España con escasos recursos y basada fundamentalmente en la bondad de los directivos de las entidades financieras. Decimos escasos recursos porque si bien los inspectores del Banco de España son profesionales muy preparados es innegable que para controlar con total garantía a una entidad del tamaño que han adquirido los grandes conglomerados financieros es evidente que se necesitan centenares, sino miles de profesionales, lamentablemente como destinar recursos a prevenir no es desde el punto de vista financiero y político rentable la decisión entre invertir en más inspectores encargados de vigilar nuestra seguridad financiera o la de hacer una campaña de publicidad ensalzando las virtudes de un determinado político la decisión es evidente cual será.

Buenos antecedentes

Los razonamientos anteriores no tranquilizarán. Aunque si alguien precisa de un bálsamo de datos favorables le facilito algunos datos que pueden ser de su interés. En los últimos 300 años ninguna caja de ahorros ha quebrado, las entidades financieras tanto bancos o cajas son las mayores expertas en el cobro de deudas por lo que más tarde o más temprano, y tienen toda la vida del deudor y la de sus herederos por delante, acaban recuperando gran parte de sus deudas y además a tipos de interés extraordinariamente elevados del 29%. La morosidad en la actualidad aunque está subiendo aceleradamente es la cuarta parte de la que hubo en la crisis de 1992-1994. Las entidades tienen un gran volumen de deuda con garantía hipotecaria con lo que caso de impagos cuando el mercado se estabilice podrán volver a venderlas o alquilarlas como ya pasó en la crisis anterior. Las entidades española s no generaron, gracias en parte a la oposición del Banco de España,  el tipo de productos financieros fuera del balance que ha  originado la crisis en EEUU ni tampoco ha invertido en ellas ya que precisamente lo que les faltaba eran recursos para afrontar las necesidades crediticias del mercado inmobiliario con lo que al no tener recursos excedentarios no parece que hayan estado expuestas a la adquisición de activos tóxicos más que de modo residual o indirecto vía entidades participadas.

El Banco de España obligó en los tiempos de vacas gordas a que las entidades financieras efectuaran unas provisiones  llamadas anticiclicas y que son una reserva suplementaria de recursos. Finalmente para aquellos que tengan sus ahorros en las cajas de ahorros y cajas rurales las mismas están a mi entender más protegidas por cuanto el hecho de que no coticen en Bolsa las libra de especuladores y de que la crisis de confianza desate un pánico bursátil que derive inexorablemente hacia la retirada masiva de depósitos. ¿Usted tendría sus ahorros en una entidad que en una semana ha perdido el 80% de su valor en Bolsa?. Pues eso es de lo que se libran las cajas de ahorro y las rurales y en una crisis brutal de confianza, o de pánico, como la que vivimos es uno de los factores, la falta de exposición al riesgo de pánico bursátil, que más puede contribuir a que puedan superarla con menores dificultades. Aunque también es cierto que cualquier entidad que se descuide y permita que en sus oficinas se generen colas de gente que desee retirar sus depósitos está abocada, como mínimo a la sustitución del equipo gestor, o, lo más probable a la absorción por otra en breve plazo, y estamos hablando de días.

Me encantaría equivocarme pero mi impresión es que lo que ha ocurrido hoy no es más que el primer paso de la tormenta que se avecina en Europa y que, ojalá, pase de largo por nuestro país.  

Carlos Hernández Guarch
Socio Director de MHS Abogados

¿Cuál es mi depósito ideal?

Comprueba cuál es el depósito que se adapta mejor a tu perfil. En función de unas breves preguntas, podremos afinar los resultados para determinar cuál es el mejor. Te ofreceremos una serie de resultados para que decidas qué depósito te interesa y podrás contratarlo directamente. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar estudio!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Autor del blog

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar