¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos y préstamos
Análisis de los préstamos personales y créditos rápidos más baratos del mercado

5 consejos para pagar menos por tu crédito o préstamo

Amortizar anticipadamente un crédito, refinanciar la deuda o comparar entre varias entidades, son algunos de los consejos para pagar menos por tu crédito o préstamo. Sin embargo, deberemos sacar la calculadora para saber si nos sale a cuenta realizar estas operaciones y estimar si el ahorro en la cuota supera los costes de gestión y las comisiones.

Consejos amortizar un crédito
 

 

¿Cómo podemos pagar menos al solicitar un crédito o préstamo?

Actualmente, son muchas las estrategias que tienes en estos momentos para pagar menos dinero por la concesión de un crédito. Sea la que fuese su finalidad: para el consumo, financiación personal o afrontar un gasto imprevisto. A continuación, daremos 5 consejos para pagar menos por tu crédito: comparar varios préstamos antes de decidirnos, reducir el importe o el plazo de financiación del crédito, refinanciar la deuda o cancelar anticipadamente el préstamo.

 

Comparar entre todos los préstamos y créditos del mercado

Una frase muy repetida cuando estás buscando financiación es "voy a preguntar a mi banco a ver qué me ofrece". Con esto no es suficiente. Existen más de 50 préstamos de 20 entidades diferentes que debemos estudiar con detalle antes de decidirnos. Con el comparador de préstamos de Rankia puedes averiguar el tipo de interés, comisiones y vinculaciones de todos los préstamos del mercado en solo 5 minutos.

 

Solicitar solo el importe que necesites

Cuando se solicita un préstamo, hay que pedir únicamente el dinero que necesites para tu proyecto o imprevisto. No es recomendable solicitar dinero adicional "por si acaso" o "para tener un colchón" ya que no es un dinero gratuito, ni mucho menos. El primer efecto que notarás en el saldo de tu cuenta corriente es que abonarás menos dinero pro gastos de formalización, especialmente si la contratación del préstamo tiene una comisión de apertura, que puede suponer alrededor 1% del importe solicitado.

 

Reducir el plazo de financiación

De la misma forma que sucede con el importe del préstamo, es importante escoger el plazo que se ajusta exactamente a tus necesidades.Los bancos aplican tipos de interés superiores a los préstamos que se solicitan con plazos amplios, pero además, un horizonte temporal amplio (36 meses o más) hará crecer tus intereses de forma exponencial.

 

Refinanciarla el crédito junto a otras deudas

Otra de las alternativas consiste en refinanciar el crédito bajo un nuevo producto de financiación en el que se recojan otras líneas de crédito que tengas contratadas (minipréstamos, hipotecas, etc.). Todas las deudas acumuladas se concentrarían en una sola cuota, pero con unas condiciones sustancialmente diferentes. Este tipo de préstamos se conocen como "préstamos para reunificar deuda". No todos los bancos ofrecen este tipo de créditos y es complicado que incluso tu banco actual acepte la operación.

No hay que olvidar que conceder préstamos es uno de los negocios del banco más rentables, por lo que si finalmente dieran el OK a la operación, estarías en condiciones de mejorar el tipo de interés de este nuevo crédito, cambiar el plazo de vencimiento o la cuota con el objetivo de pagar menos al abonar un único préstamo en lugar de varios.

 

Amortizar anticipadamente el crédito

Amortizar anticipadamente el crédito es uno de los métodos más eficaces y a la vez más fáciles de aplicar. Existen dos tipos de amortización anticipada: amortización para reducir cuota o amortización para reducir plazo. Reduciendo plazo terminas antes de liquidar el préstamo y, dado que el tiempo es la variable que más hace crecer los intereses del préstamo, supone un ahorro mayor del que puedes conseguir reduciendo cuota del préstamo. La ventaja de esta segunda opción es que reduces tu nivel de endeudamiento, con la posibilidad de solicitar un nuevo crédito cuando lo necesites.

Amortizar anticipadamente el crédito tiene un inconveniente: las comisiones por cancelación o amortización anticipada. La Ley 16/2011 de contratos de créditos al consumo en su artículo 30 marca los límites de la comisión por amortización anticipada:

La entidad no podrá cobrar más del 1% del importe reembolsado cuando el periodo entre el reembolso anticipado y el vencimiento del contrato sea mayor a 1 año. En caso de que ese periodo no supere un año, la comisión no podrá ser mayor del 0,5% del importe reembolsado de forma anticipada.

Es aconsejable comprobar el dinero que te ahorrarás por solicitar una amortización anticipada del crédito para constatar si será rentable o no realizar este movimiento bancario, dado que no es lo mismo desarrollarlo bajo un importe muy alto a otro escenario en donde te queden pocas cuotas para su vencimiento. Por otra parte, será necesario que detectes si dispones de las condiciones necesarias para amortizarlo (ingresos adicionales, dinero procedente de herencias, juego u otros no previstos).

 

Comparador de préstamos personales y créditos rápidos

El comparador de préstamos personales de Rankia estudia tus necesidades de financiación y te ofrece el préstamo que mejor se adapta a tu perfil. Si lo que buscas es financiación rápida, puedes usar el comparador de créditos rápidos de Rankia. Descubre la cuota final de tu préstamo.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar