¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos y préstamos
Análisis de los préstamos personales y créditos rápidos más baratos del mercado

Minicréditos o tarjetas de crédito, ¿Cuál es mejor método de financiación?

A la hora de elegir un método para financiar nuestras deudas o gastos, se nos presentan varias opciones en el mercado. Una de ellas son las tarjetas de crédito y otra los minicréditos. Ambas tienen una finalidad similar, pero hay más aspectos que los diferencian que aquellos que comparten. Por lo tanto, comentaremos las características de cada método y en qué situaciones es mejor elegir una tarjeta de crédito o un micropréstamo.

 

Tarjeta de crédito y minicréditos: diferencias y cuál elegir

 

 

Minicréditos y tarjetas de crédito para solicitar financiación

Para realizar una comparativa de los minicréditos frente a las tarjetas de crédito para solicitar financiación, lo mejor será conocer las características de ambos métodos y así nos haremos una idea de en qué situaciones es más conveniente elegir una opción o la otra.

 

Características de los minicréditos

  • El importe no acostumbra a sobrepasar los 1000 euros.
  • Fecha de vencimiento máxima de 30 a 40 días para su devolución, desde el día en que recibes el importe en tu cuenta.
  • El procedimiento de contratación se suele realizar totalmente online y no requiere de papeleos.
  • El tiempo que transcurre entre el análisis de la solvencia del cliente y la aprobación de la operación, es tan solo de unos minutos.
  • No se suele solicitar nómina o aval.
  • Se pueden contratar incluso apareciendo en ficheros como Asnef o Rai.
  • Están destinados a solventar pequeños imprevistos. 

 

Características de las tarjetas de crédito

  • Las tarjetas de crédito tienen un límite de crédito mensual, que puede variar entre los 2.000 y los 5.000 €.
  • La fecha de devolución de la deuda se puede extender durante varios meses.
  • Puedes realizar la contratación online o en oficinas físicas de las entidades bancarias.
  • La concesión de la tarjeta de crédito puede depender de muchos factores, como la solvencia del cliente, su perfil como cliente o debes cumplir unos requisitos.
  • Generalmente, necesitarás contratar una cuenta asociada o domiciliar recibos o nómina. 
  • Incluyen descuentos en comercios afiliados así como varios seguros en tu tarjeta.
  • Puedes sacar dinero de cajeros.
  • Están destinadas tanto para tus compras habituales como para financiar grandes operaciones.

 

 

¿Elegir una tarjeta de crédito o un minicrédito?

 

Se pueden solicitar minicréditos personalizados que se adapten en importe, plazo y tipo de interés a las necesidades del solicitante. Este es el caso de los minicréditos de Kredito24, empresa online que, tras evaluar tu solvencia, te hace una oferta a tu medida. Si el solicitante quiere el minicrédito bajo otras condiciones, simplemente tendrá que elegir el plazo e importe que necesite y el tipo de interés se adaptará consecuentemente. Las tarjetas de crédito son mucho más rígidas en este aspecto, con unos tipos de interés y plazos fijados predeterminados para todos los clientes.

 

Las facilidades que ofrecen las empresas privadas de concesión de préstamos no las ofrece un banco. De hecho, tienes que cumplir unos requisitos para que te concedan una tarjeta de crédito y en algunos casos, las pueden denegar sin una razón aparente. Además, la solicitud de una tarjeta de crédito puede llevar incorporada la contratación de una cuenta corriente o de ahorro desde la que se cargue el importe en caso que quieras abonar el importe de la compra directamente. Por el contrario, los minicréditos tienen un ratio de aprobación mucho más elevado, sin necesidad de aportar tantas vinculaciones como las tarjetas de crédito, simplemente tendrás que facilitar tus datos personales y ser titular de una cuenta bancaria donde depositarán el importe del préstamo.

 

Finalmente, los minicréditos tienen un límite máximo de importe que solicitar, que suele ser menor a los 1.000 euros. Esta limitación junto con la devolución del crédito en un periodo de 1 mes o 1 mes y medio aproximadamente, es un arma de doble filo. Por una parte, no están destinados a realizar compras de gran importe y además tienes que devolver el importe en un periodo corto de tiempo. Adicionalmente, las tarjetas de crédito pueden tener un coste, mediante una cuota anual o por renovación de la tarjeta y solo cumpliendo unos requisitos básicos, será gratuita. Solicitar un minicrédito rara vez tiene comisiones asociadas.

 

La mayor ventaja de las tarjetas de crédito con respecto a los minicréditos es la gran cantidad de descuentos que puedes disfrutar al utilizarlas. Tienes descuentos en ocio, comercios, moda, combustible y otras secciones que te harán ahorrar. Los seguros de pago es otra de las características de estas tarjetas. 

 

En resumen, los minicréditos son el producto más útil para solventar los imprevistos en la economía familiar, como puede ser una avería en el coche o pagar una factura con urgencia. De media, solicitar un minicrédito es un 95% más rápido que realizar la gestión a través del banco. En cuanto a las ventajas de las tarjetas de crédito, se utilizan cuando no te quedan fondos en la cuenta, además de aprovechar los descuentos en comercios y ocio que nos ofrecen.

 

¿En qué situaciones solicitaríais una tarjeta de crédito y en cuáles un minicrédito?

 

Comparador de préstamos personales y créditos rápidos

El comparador de préstamos personales de Rankia estudia tus necesidades de financiación y te ofrece el préstamo que mejor se adapta a tu perfil. Si lo que buscas es financiación rápida, puedes usar el comparador de créditos rápidos de Rankia. Descubre la cuota final de tu préstamo.

  1. #1

    joluga

    Uff lo malo de estos creditos es el alto interés que se paga .


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar