..
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Mejores créditos y préstamos

Créditos rápidos, préstamos rápidos y microcréditos

¿Cerraron el grifo de los créditos los bancos y cajas?

Cerrar el grifo

"El 66% de las operaciones que en estos momentos se plantean a Bancaja resultan aprobadas y concedidas. No está tan mal". Tenía razón José Luis Olivas hace tres semanas cuando explicaba la política crediticia de la entidad durante la presentación de sus cuentas de 2008. Así es, pero sin embargo, otra cosa bien diferente es el precio al que se están concediendo dichas operaciones.

Lo cierto es que mientras el Euribor a doce meses -el tipo de referencia hipotecario-, ha ido reduciéndose notablemente desde agosto del pasado año, las condiciones impuestas por bancos y cajas se han ido endureciendo. Así se explica que las entidades bancarias hayan aumentado los diferenciales o spreads que aplican sobre los préstamos que conceden -la diferencia entre el Euribor a 12 meses y lo que realmente aplican al cliente, es decir, una especie de prima de riesgo-, tanto a empresas como a particulares.

Y todo ello mientras la concesión de créditos y/o préstamos ha ido ralentizándose ante las desfavorables condiciones que se han vivido en los mercados mayoristas de financiación.
El director de una sucursal bancaria valenciana advierte a este semanario que se ha pasado de una política laxa en la concesión de créditos a una más dura: "Ahora realizamos análisis más profundos, miramos con lupa toda la información a la hora de conceder préstamos tanto a clientes finales como a empresas. ¿Por qué concedemos menos créditos y al mismo tiempo hemos elevado nuestros diferenciales? Básicamente porque nos cuesta más financiarnos en los mercados mayoristas".

Pillarse los dedos

El mismo director apunta un detalle muy significativo: "Hasta hace bien poco nuestra política en la concesión de créditos era la de generar volumen, mientras que ahora es la de alcanzar rentabilidad por operación. Hemos pasado de precios de derribo a precios normales, de hacer muchas operaciones para generar mucho volumen de negocio con un margen reducido de beneficio, a menos operaciones pero con mayores márgenes y siempre analizando con lupa las operaciones. De ahí que rechacemos muchas por temor al riesgo de impago".

Para explicarlo de un modo sencillo, baste el siguiente ejemplo: "Si tenemos concedido un crédito de un millón de euros a una empresa y ésta ha bajado sus ventas un 25%, nosotros le rebajamos el crédito en la misma cuantía. No queremos pillarnos los dedos".

Ni que decir tiene que el aumento de la morosidad se ha convertido en el gran quebradero de cabeza del sector bancario. De hecho, sólo en el último trimestre del pasado año la mora se disparó hasta el 3,4%, cuatro veces más que el ratio de finales de 2007. Además, el deterioro de la economía española y el fuerte repunte de la tasa de paro provocaron que la cifra de créditos impagados se incrementara entre octubre y diciembre de 2008 a un ritmo del 29%.

Y lo peor está por venir, a decir de los expertos consultados por EL BOLETÍN. El propio vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, advertía recientemente que todavía no se sabe si bancos y cajas llegarán a alcanzar el récord histórico que rondó el 9% en la tasa de morosidad que se tocó en 1993.

Así se explica que bancos y cajas ralentizaran durante el pasado año su operativa de financiación, tanto a particulares como a empresas, mientras fueron endureciendo sus condiciones de financiación. Para entendernos, fueron reduciendo su capacidad a la hora de dar crédito y encima lo fueron dando a un precio cada vez mayor. Así lo delatan los datos que figuran en los balances mensuales tanto del Banco de España y del Banco Central Europeo (BCE), que figuran en sus respectivas webs de dominio público.

Dichos números atestiguan que la tasa de crecimiento del crédito al sector privado no financiero, es decir, para empresas y particulares, se redujo en España durante 2008 -teniendo en cuenta que el dato de diciembre todavía es provisional- en un 60,1%, mientras que en el conjunto de la Eurozona lo hizo a un ritmo del 48,2%.

Desgranando los datos, la tasa de crecimiento del crédito para las economías domésticas bajó en España a un ritmo del 59,8% frente al 70,9% que lo hizo en la Eurozona. Por su parte, la correspondiente a las empresas resultó a la inversa, dado que en España se estrechó en un 64,9%, mientras que en el conjunto de los países que comparten la moneda euro lo hizo ´sólo´ en un 35,1%.

Mientras tanto, los préstamos hipotecarios y los créditos al consumo para particulares frenaron notoriamente su marcha. La tasa anual de crecimiento del préstamo para la adquisición de una vivienda en España se redujo a un ritmo del 62%, por debajo del 76% que lo hizo en el conjunto de la Eurozona.

Sin embargo, en cuanto a los créditos al consumo para particulares, España presentó un balance bastante peor, puesto que pasó de un crecimiento interanual del 12,8% a un decrecimiento de dos décimas al cierre del pasado ejercicio. Mientras que en la Eurozona lo hizo desde el 5,3% hasta el 1,5%.

Asimismo, según datos del Banco de España, los nuevos créditos concedidos por las entidades financieras para la compra de vivienda en 2008 alcanzaron los 87.074 millones de euros en 2008, un 40% menos que los 145.296 millones que se concedieron durante 2007 y casi un 50% menos que los 170.297 millones de 2006.

Condiciones más duras

Mientras los préstamos y/o créditos concedidos durante el pasado año por bancos y cajas se fueron ralentizando con el paso de los meses, los diferenciales o spreads que aplican las entidades fueron a más. Así se puede observar en el boletín estadístico del Banco de España referido a los tipos de interés aplicados por las Instituciones Monetarias Financieras (IFM) residentes sobre las nuevas operaciones, es decir, las que se realizan en un mismo año.

Los números no engañan y tomando la diferencia entre el 31 de diciembre de 2007 y el mismo día de 2008, las condiciones de la financiación bancaria se han endurecido. Pero, sin duda, fueron los préstamos hipotecarios los que se llevaron la palma.

El estallido de la burbuja inmobiliaria dio lugar a que muchos aprovecharan el año pasado para comprar una vivienda, lo cual provocó que el préstamo para la adquisición de casas fuera el que más aumentó durante el pasado año. Así lo ratifican los spreads o diferenciales respecto al Euribor a 1 año que obran en poder del Banco de España, ya que si a 31 de diciembre de 2007 se situaban en 64 puntos básicos, doce meses más tarde ya alcanzaban los 251 puntos básicos. De este modo, el incremento alcanzado durante 2008 se eleva hasta el 295%.

Por su parte, los diferenciales para los préstamos al consumo -donde la banca aplica los mayores márgenes- aumentaron el pasado año a un ritmo del 55%, puesto que ha pasado de los 479 puntos básicos hasta los 743. Dicho diferencial representa en torno al 71% del tipo de interés cobrado, lo que bien puede interpretarse como el margen comercial que aplica la banca en este producto. Así lo considera Joaquín Maudos, profesor titular de Análisis Económico en la Universidad de Valencia y profesor investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

Para Maudos, "lo que los datos demuestran es que se han endurecido las condiciones financieras en términos de los márgenes cobrados en respuesta al aumento en la aversión al riesgo de los bancos en un contexto de fuerte crecimiento de la morosidad. Obviamente, si las condiciones macroeconómicas se deterioran, las entidades bancarias aumentan las primas de riesgo que exigen por la financiación que otorgan".

Fuentes del sector de las cajas de ahorro advierten que la situación en el mercado interbancario continúa siendo "bastante complicada". De ahí que la poca liquidez existente se pague muy cara y así se explica que se haya encarecido tanto a lo largo de los últimos meses.

Las mismas fuentes reconocen que las últimas medidas decretadas por el Gobierno para inyectar liquidez al sector bancario son "muy positiva", mientras inciden en apuntar que en ningún caso se puede hablar de recapitalización sino de apoyos de liquidez. "Aquí se han beneficiado tanto las entidades (que obtienen dinero a precios más competitivos que el propio BCE), como el Estado, porque tiene una vía más de recaudación de dinero".

Por otro lado, el informe económico-financiero de la Asociación Española de Banca (AEB) correspondiente al pasado mes de diciembre advierte que "las entidades financieras ven dificultada su labor de intermediación [por la paralización que se vive en el mercado interbancario], pero no constituyen la causa de la desaceleración que está sufriendo la financiación de las empresas y hogares".

Más transparencia

Para la patronal bancaria, "la marcada reducción del crecimiento del crédito al sector privado es, ante todo, la consecuencia de la disminución de la demanda y del deterioro de la solvencia de los agentes que acompaña al retraimiento de la actividad y del gasto que está experimentando la economía española".

Manuel Prados, presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorros y Seguros (ADICAE), tiene otra visión sobre la marcha del crédito en España. "Es intolerable que al gran negocio disfrutado en estos años por bancos, cajas, entidades de financiación, empresas y hasta ´chiringuitos´ de todo pelaje, le siga otro en el que se quiera volver a exprimir a los consumidores hasta la saciedad para pagar el saneamiento del alabado sistema financiero español, preponderante absoluto en nuestra economía".

Prados advierte que "además de haber incidido tan negativamente en el endeudamiento de las familias, los actuales precios pueden lastrar gravemente la calidad de vida de millones de ellas. Es necesario que se pongan en marcha los mecanismos de transparencia que se han prometido reiteradamente y que podría olvidarse a la mínima mejora de la situación".

 

Artículo publicado en El Boletín

Comparador de préstamos personales y créditos rápidos

El comparador de préstamos personales de Rankia estudia tus necesidades de financiación y te ofrece el préstamo que mejor se adapta a tu perfil. Si lo que buscas es financiación rápida, puedes usar el comparador de créditos rápidos de Rankia. Descubre la cuota final de tu préstamo.

Autores

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar