¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos y préstamos
Análisis de los préstamos personales y créditos rápidos más baratos del mercado

Préstamos obtenidos a través de los cajeros

Una modalidad de financiación que está cobrando interés en la actualidad son los préstamos obtenidos desde los cajeros. Estos préstamos, son más fáciles y cómodos de contratar, sin apenas trámites, y por los que se accede a una cantidad máxima de hasta 12.000 euros, aunque por el contrario, probablemente habrá que abonar un interés por encima del 10%.
 
Los préstamos y créditos desde los cajeros automáticos se constituyen como una nueva forma de contratar un crédito o préstamo, fácil y cómodamente, que no necesita de papeleo y al que se puede acceder instantáneamente y a cualquier hora del día en los cajeros de la entidad emisora. 
 
Solamente hace falta disponer de una tarjeta de crédito y el número PIN para disponer de una cantidad máxima de hasta 12.000 euros, en estos préstamos obtenidos desde los cajeros. Precisamente no es la excesiva generosidad en los límites máximos que conceden una de las características que presentan estos productos bancarios, y que a diferencia de los que se conceden a través de otros canales (sucursales, internet o por teléfono) que suelen ampliar sus adelantos de una manera más resolutiva, en estos formatos los importes mínimos que aportan son muy asequibles para todo perfil de clientes ya que se puede demandar desde únicamente 300 euros. 
 
En cuanto a las condiciones de pago ofrecidas por estos préstamos obtenidos desde los cajeros, normalmente el periodo máximo de financiación es de 5 años, mientras que el tipo de interés varía en función de cada propuesta bancaria, aunque casi siempre manteniéndose por encima de la barrera del 10%. Por otro lado, no suelen generar comisiones de apertura, aunque sí contemplan algún tipo de compensación por reembolso anticipado que eleva el pago final por contratar alguno de estos préstamos. 
 
En cualquier caso, por sus especiales aportaciones a los demandantes, los préstamos obtenidos desde los cajeros están diseñados para situaciones en que la necesidad de liquidez es apremiante y no se pueda esperar demasiado tiempo en su concesión, desarrollando un proceso rápido y sin demasiadas complicaciones en su formalización. 
 
Claro está que la exigencia inicial para acceder a esta fuente de financiación no es otra que ser portador de una tarjeta de crédito y, por supuesto, que a través de ella se admita la operación desde los cajeros para retirar la cantidad demandada.
 
Préstamo obtenido desde cajero
 

Obtención de efectivo a través de los cajeros

 
La obtención de un préstamo a través de un cajero, no es todavía un sistema que se haya integrado totalmente en el mercado bancario, todavía sigue siendo minoritario, pero sí que al menos ofrece algunas iniciativas interesantes para que sean consideradas por los usuarios, especialmente en las situaciones en que la demanda de liquidez sea más urgente y no pueda esperarse a otras modalidades más directas en su concesión. 
 
Para estos casos, tan especiales pero a la vez habituales entre los usuarios, Kutxabank dispone del “Crédito 24”, de concesión automática, por el que sus clientes disponen instantáneamente de una pequeña financiación sin papeleo y a cualquier hora del día en sus cajeros automáticos. Se puede acceder desde 600 hasta 6.000 euros, contando con un plazo para su devolución ya va de 3 a 60 meses, según el importe solicitado. En cualquier caso, la autorización automática del préstamo dependerá del límite preconcedido a cada cliente. 
 
La Caja de Ahorros Inmaculada contempla otra vía de financiación que puede interesar a los usuarios, siempre por medio de estos canales de intermediación y a la que denomina “Credicajero”, en donde los titulares de una tarjeta de crédito suscrita con la entidad están en condiciones de solicitar un préstamo de estas características. La respuesta es inmediata y en caso de concesión, se abona directamente en la cuenta del cliente un importe que varía entre 300 y 12.000 euros, contando con un plazo de amortización que oscila entre 3 meses y 5 años. Se formaliza a través de cuotas mensuales desde 30 euros, con cargo en la cuenta vinculada a su tarjeta. 
 
Caja Laboral, por su parte, incorpora otra propuesta de similares planteamientos, para quienes se decanten por este modelo de financiación, a través de su producto “Dispón”, también de concesión rápida y con menos trámites administrativos que los restantes, configurándose como un crédito instantáneo que está a disposición de los clientes a cualquier hora del día. 
 
Con el “Préstamo Fácil” de Banca Ceiss se consiguen los mismos objetivos que en los modelos anteriores, disponiendo de hasta 5.000 euros en esta propuesta. En esta ocasión, la diferencia estriba en que está confeccionado sin intereses, pagando únicamente una cantidad en el momento de la apertura, siendo más beneficioso para las exigencias de sus demandantes. Asimismo, es fácil de contratar porque conlleva menos trámites administrativos, sin esperas, y rápidamente se tendrá el dinero en la cuenta para retirarlo en los cajeros automáticos en el momento deseado. 
 
A excepción de este modelo, los tipos de interés que vienen aplicando los bancos están ligeramente por encima de la media generada por los créditos tradicionales, siempre por encima del 10%, incluso acercándose hasta el nivel del 15%. Y que unido todo ello, a los plazos más cortos en su amortización propician unas mayores exigencias a la hora de devolverlo, ahondando en un mayor nivel de endeudamiento por parte de las personas que los demandan. 
 

5 razones para contratar un préstamo desde un cajero

  • Son más fáciles y cómodos de conseguir ya que pueden canalizarse a través de cualquier cajero automático, en cualquier momento del día.
  • Los requisitos son claramente menores que a través de otras vías de financiación, ya que en muchas de las ocasiones se tratan de préstamos preconcedidos.
  • Sirven fundamentalmente para casos de especial urgencia, en donde sus demandantes necesitan liquidez en el menor tiempo posible, para que puedan utilizarlos incluso en fines de semana.
  • Generan una punta de liquidez sólida para sus gastos o necesidades, pero siempre a través de unos importes menos elevados que los generados por otros créditos más convencionales.
  • No suelen conllevar comisiones de apertura del préstamo, aunque por el contrario incluyen algún tipo de compensación por reembolso anticipado.

¿Qué os parecen los préstamos obtenidos a través de los cajeros? ¿Son realmente una alternativa de financiación?

Comparador de préstamos personales y créditos rápidos

El comparador de préstamos personales de Rankia estudia tus necesidades de financiación y te ofrece el préstamo que mejor se adapta a tu perfil. Si lo que buscas es financiación rápida, puedes usar el comparador de créditos rápidos de Rankia. Descubre la cuota final de tu préstamo.

  1. #1

    Jorgemario

    Con una inflación que cerró el 2013 con una tasa interanual del 0,3% y unos salarios planos o a la baja, me parece una aberración pagar unos intereses que pueden oscilar del 10 al 15%, aunque en la mayoría están en el tipo superior. A no ser que se trate de una necesidad perentoria y optemos por la facilidad del préstamo cajero, me parece un tipo de interés totalmente inasumible para cualquier economía doméstica. Algunos de estos préstamos pueden llegar a los 60 meses (5 años). ¿Somos conscientes de la cantidad que vamos a pagar de intereses.

    Solamente plantearía la solicitud de uno de estos préstamos, en el supuesto de que la necesidad sea urgente e inaplazable, (vamos... de vida o muerte) y no exista la posibilidad de solicitarlo en una entidad en condiciones económicas mas favorables.

    Cordial saludo.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar