..
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Mejores créditos y préstamos

Créditos rápidos, préstamos rápidos y microcréditos

Financiar un coche

Los créditos para financiar coches suelen presentar tipos de interés por encima del 7% y comisiones de apertura en torno al 1%

La financiación a plazos es el único modo en que la mayoría de los ciudadanos pueden permitirse adquirir un vehículo. De hecho, actualmente más de un 80% de los coches se compran mediante la fórmula de la financiación a plazos. Los bajos tipos de interés actuales y los importantes volúmenes de negocio que consiguen las entidades financieras gracias a la concesión de préstamos explican que se trate de un negocio en auge. En los últimos años, las entidades bancarias y financieras han ampliado e introducido múltiples novedades en sus productos. Los préstamos para financiar un vehículo son en estos momentos muy flexibles: se pueden contratar en plazos de hasta 10 años e incluyen servicios añadidos como la posibilidad de cambiar de auto sin tener que pagarlo completamente. No obstante, los tipos de interés que aplican son elevados: pueden alcanzar el 12% TAE.

Clima positivo

El crédito al consumo en España ha duplicado su volumen en ocho años y este espectacular crecimiento se ha debido principalmente a la financiación de automóviles. A cierre de 2004, el volumen de los créditos concedidos en este sector alcanzaba los 48.996 millones de euros, lo que representa un 79% del total del crédito al consumo en España (que suponía 68.274 millones de euros en 2004). Enrico Sanna, gerente de la consultora Mercer Oliver Wyman, estima que los bajos tipos de interés, la mayor riqueza familiar y la euforia consumista son algunos de los factores que explican el auge que está registrando este tipo de financiación. «Actualmente, se están comprando coches cada vez más representativos, en parte debido a que los tipos de interés están bajos desde hace varios años», comenta. Sólo en 2005, las ventas de todoterrenos crecieron un 23%. Luis Querol, director comercial del segmento de autos de Banco Cetelem, también estima que actualmente están viviendo el mejor momento en financiación de vehículos, gracias a la positiva situación de la economía familiar. «Además, hay mucha oferta de créditos muy competitivos que pueden favorecer la renovación de un buen número de vehículos antiguos. Hoy día, más de un 40% de los vehículos españoles tienen una antigüedad superior a 10 años. Es más que factible que muchos conductores se estén planteando actualmente cambiar su vehículo», asegura Querol.

Antonio Haupold, presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), también afirma que se aprecia una mayor diversificación de la oferta, lo que está favoreciendo que crezca la competencia. "Las condiciones para conseguir los préstamos son buenas. Los tipos de interés bajos y la confianza del consumidor en la situación de bonanza económica impulsan la solicitud de préstamos para financiar vehículos", añade. Haupold asegura que en 2005, los automovilistas españoles desembolsaron una media de 20.495 euros por la compra de su vehículo, un 5,2% más que en 2004.

Las últimas novedades

La flexibilidad es una de las reglas de oro en la que se esfuerzan ahora las financieras a la hora de diseñar sus nuevos productos. En las divisiones crediticias creadas por las propias firmas de automoción, los créditos estrella son, hoy día, los que permiten cambiar el vehículo por otro nuevo de la propia firma cada tres, cuatro o cinco años. Este tipo de préstamos permiten financiar sólo una parte del coche, no todo, puesto que el vehículo nunca llegará a ser del todo del comprador. «Es decir, un coche de 30.000 euros puede financiarse por 15.000, por ejemplo, que es el valor estimado que tendrá dentro de tres años, cuando el comprador lo cambie por otro, como así se puede comprometer en el contrato financiero», comenta Enrico Sanna, de la consultora Mercer Oliver Wyman.

Estos productos estrella son los denominados créditos selectivos, que ofrecen la posibilidad de cambiar de coche cada cierto tiempo, sin tener que pagar su precio total. Esto, en parte, sirve para amortiguar la pérdida de valor que sufren los coches desde que abandonan el concesionario. También responde a la moda actual de utilizar un coche un tiempo muy limitado y de cambiarlo pronto por otro más nuevo. «Nuestro cliente está demostrando que le gusta cambiar de coche cada tres años», afirma Juan Antonio González, analista de márketing de Toyota.

Mientras las financieras se esfuerzan en crear préstamos personalizados y flexibles, los bancos y cajas que también apuestan por este negocio tratan de incidir en aspectos como los precios o los plazos de amortización. Una de sus prestaciones estrella es la de ofrecer la posibilidad de financiar el coche como parte de la hipoteca, es decir, a un tipo de interés hipotecario mucho más bajo que los que presentan los créditos personales, que pueden superar hasta el 12 %.

Entre las últimas novedades, que ofrece por ejemplo Banco Finantia Sofinloc, está la de financiar un coche con un periodo de amortización de hasta 10 años. «Estos créditos permiten pagar cuotas cómodas», comenta Jesús Tejada, consejero de la entidad. En su opinión, existe una tendencia general a aumentar el plazo de financiación, debido, sobre todo, a que los clientes buscan mejorar la imagen personal con vehículos y marcas de lujo que antes no se planteaban.

Jesús Tejada, de Banco Finantia Sofinloc, asegura que el mercado español está acelerando el cambio de los vehículos. "El plazo medio de cambio está en torno a los 6 ó 7 años, pero todavía quedan clientes que mantienen el coche por periodos de hasta 10 años. Por otro lado, el cliente quiere pagar una cuota cómoda. A más plazo, más baja es la misma", añade. En su opinión, en un futuro próximo comenzarán a imponerse productos con una última cuota elevada.

Las entidades también están permitiendo financiar mayores volúmenes de capital. En la actualidad, por ejemplo, uno de los todoterrenos más financiados es el Porsche Cayenne, en versiones desde 55.300 hasta 114.000 euros. José Antonio López Casarrubios, director general de redes comerciales de Santander Consumer, confirma que el mayor importe de los nuevos vehículos se está compensando, precisamente, con el aumento del plazo medio de la operación. "Se estima que entre el 78%-80% de los automóviles-turismos se financian. En el caso de los vehículos industriales este ratio supera el 90%", asegura Casarrubios.

El gusto por los automóviles de lujo y, sobre todo, por los todoterrenos, está favoreciendo el diseño de préstamos cada vez más amplios y a tan largo plazo por parte de las entidades financieras españolas. A muchas familias no les importa endeudarse un poco más con tal de tener un coche de alta gama, cuyo importe puede superar los 100.000 euros. Para financiar estas cantidades, los préstamos al consumo flexibles se convierten en la solución perfecta. Antonio Romero Haupold, presidente de Faconauto, estima que este año las ventas de todoterreno volverán a crecer en torno a un 5%.

Características habituales

En cualquier caso, se trate de un todoterreno o de un turismo de gama media, antes de contratar un préstamo para financiar un vehículo conviene fijarse en sus principales elementos. Por lo general, los créditos para financiar coches presentan tipos de interés por encima del 7%, comisiones de apertura en torno al 1%, plazos de amortización medios de entorno a 60 meses y permiten financiar una media de 60.000 euros.

Apasionados con la idea de tener un nuevo vehículo, más potente y seguro, en ocasiones los clientes se olvidan de mirar las condiciones de financiación que les impondrán las entidades. Pero dado el elevado endeudamiento familiar que presentan los hogares, es importante no perder de vista los tipos de intereses y las cuotas mensuales a las que tendrán que hacer frente. En la actualidad, imponen tipos de en torno al 12%, si se financia el vehículo en los plazos mínimos, en 12 meses y de en torno al 8% si se financia a 84 meses. Ángel Bouzas, consejero director general de Freedom Finance, asesor hipotecario independiente, recomienda a los compradores de estos vehículos que, antes de dar cualquier paso, «analicen su capacidad de endeudamiento, ya que en el futuro hacer frente a todos los pagos puede ser un problema».

Cuotas mensuales en función de la gama del vehículo

Un modelo común del Renault Megane, el coche de gama media más vendido en España en 2005, con un precio de concesionario de 20.000 euros puede financiarse a 24 meses con unas cuotas mensuales de 897 euros, a un interés del 12% TAE o a 60 meses, pagando 398 euros al mes, lo que supone un interés del 8,5% TAE.

Otro modelo también muy vendido, dirigido especialmente para jóvenes, es el Fiat Punto, que se encuentra en el mercado a un precio que ronda los 12.000 euros. Las cuotas mensuales para financiar este coche a 36 meses rondarían los 371 euros.

En gama alta, como es lógico, las cuotas mensuales que habrá que pagar son mucho mayores. Por ejemplo, el Toyota Landcruiser, el todoterreno más vendido en España en 2005 y que puede encontrarse en el mercado desde 43.335 euros, puede financiarse a 12 meses, pagando unos cuotas de 3.748,64 euros al mes, lo que supone asumir un interés del 12,05%. En el plazo máximo de 84 meses al que permite financiar sus vehículos Toyota Financial Services (la entidad financiera de Toyota), ese mismo todoterreno podría financiarse con cuotas mensuales de 652,98 euros, según cálculos aproximados de la entidad. Esto supone hacer frente a un interés del 8%.

En BMW Financial Services, por su parte, el BMW X3 puede salirle al comprador por unos 2.971 euros mensuales, si se financia en un año, o por 683 euros si se decide pagar en 60 meses.

Más financieras

Hace unos años, las mínimas ventas de todoterrenos y de coches de lujo en España apenas justificaban la existencia de entidades especializadas en dar financiación para pagar a plazos este vehículo. Hoy, han cambiado de tal forma los hábitos de consumo en el sector de la automoción que prácticamente todos los fabricantes de coches de alta gama cuentan con financieras propias.

Juan Antonio González, analista de márketing de Toyota, estima que la explicación está en la demanda de los propios clientes. «Los usuarios que venían a comprar un coche demandaban también financiación especializada y personalizada. De ahí que nosotros decidiéramos crear Toyota Financial Services en el año 2003». Añade que «hoy, un 80% de las compras de vehículos las financiamos con préstamos al consumo». Carlos Martínez, responsable de márketing de BMW, afirma que el principal atractivo de estas financieras se centra en dar un servicio integrado a quien compra un vehículo en uno de sus concesionarios. «Es un atractivo frente a los bancos, que financian sin ofrecer ventajas asociadas relacionadas con el vehículo, como ampliar los plazos de su garantía, ofrecer mantenimiento, etc.».

Por su parte, José Antonio López Casarrubios, director general de redes comerciales de Santander Consumer, la mayor entidad especializada en financiación al consumo en España, afirma que la situación económica del país ha generado confianza y ha contribuido de forma importante a reactivar este mercado de 2,7 millones de vehículos, que el año pasado batió su récord de ventas con más 1,5 millones de vehículos nuevos y 1,2 millones vehículos de ocasión, usados y seminuevos.

Artículo publicado en la revista Consumer

Comparador de préstamos personales y créditos rápidos

El comparador de préstamos personales de Rankia estudia tus necesidades de financiación y te ofrece el préstamo que mejor se adapta a tu perfil. Si lo que buscas es financiación rápida, puedes usar el comparador de créditos rápidos de Rankia. Descubre la cuota final de tu préstamo.

Autores

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar