Con el objeto de hacer frente a los pagos derivados de la declaración de la renta se han desarrollado unas vías de financiación que dotan a los contribuyentes de hasta 1.000 euros o sin un límite máximo, que se ofrecen con tipos de interés que varían entre el 5,00% y 10,35%, y con unos plazos máximos de amortización de 12 meses.
 
La demanda de este tipo de productos para la financiación fiscal ha originado que las entidades bancarias hayan vuelto sus miras a estos diseños y los ofrezcan a sus clientes con unas características propias que los diferencian de otros créditos. Si bien buena parte de la actual oferta se proporciona sin intereses, eso no quiere decir que estén exentos de gastos, al contar con comisiones de estudio y apertura que pueden elevar al 3% los gastos por su suscripción. 
 
Estas cuotas, por otra parte, pueden ser eliminadas en algunos modelos si el cliente tiene contratados otros productos con su entidad. En cualquier caso están destinados para aquellos contribuyentes que en su declaración de la renta les sale “a pagar” y no dispongan de la suficiente liquidez para afrontar sus deudas con Hacienda. Para ello, se generan propuestas que van desde proporcionar a los usuarios un máximo de 1.000 euros a otras más agresivas que no tienen un límite máximo, y que ofrecen en ambos casos unos tipos de interés que varían dentro de una franja del 5,00% al 10,35%
 
Los plazos de amortización, por otra parte, contemplan períodos muy uniformes entre sí y a la vez que dilatados, en donde su plazo máximo es entre 9 y 12 meses. Igualmente, y con ánimo de aportar más instrumentos que ayuden a los clientes a realizar su declaración de la renta, no faltan los recursos que dotan a los usuarios de las entidades de simuladores para tramitar este impuesto de la mejor forma posible. 
 
Si bien los créditos fiscales están abierto a todo tipo de clientes, conviene leer detenidamente sus condiciones, ya que en algunos casos muy concretos se exige a sus demandantes tener abierta en la entidad una cuenta nómina con cierta antigüedad.  Todo esto se refiere a los casos en que la casilla de la declaración salga “a pagar”, ya que si es lo contrario (sale negativa) en bastante frecuente que aporten recursos para avanzar al cliente el importe de la renta, sin tener que afrontar ninguna cuota ni comisión. 
 
Es, en definitiva, un modelo a seguir en los casos que se hayan agotado otras alternativas, como por ejemplo, fraccionar o aplazar los pagos o requerir la ayuda del adelanto de varias nóminas como fórmula para solventar el serio problema de la falta de liquidez de los contribuyentes. A partir de esta premisa básica, los clientes pueden seleccionar aquel préstamo que mejor se adapte a sus necesidades reales, en función de las condiciones que aporta cada modelo bancario.
 

 

 

 

 

Aportaciones de los créditos renta

 
Cada vez es más frecuente que en la oferta de los bancos y cajas aparezcan esta clase de créditos fiscales, en donde se van sumando más entidades que deciden finalmente comercializarlos entre sus clientes, aunque sin que suponga una apuesta mayoritaria. 
 
El Banco Sabadell lo presenta como “Credirenta”, ofreciéndolo por un importe mínimo a financiar de 300 euros y sin límite máximo, al que aplican un tipo de interés del 10,35%, más las comisiones que presenta, de apertura un 3% y de estudio un 1%. Presenta una doble modalidad, por un lado, si la declaración de la renta sale positiva, ofrecen un préstamo que podrá devolverse en cuotas mensuales en un plazo de nueve meses, mientras que si la declaración sale negativa se le avanzará al cliente la totalidad del importe de la renta y no tendrá que pagar ninguna cuota. En el momento que Hacienda realice la devolución, se cancelará la totalidad del préstamo sin comisión alguna. 
 
Otra de las propuestas que desarrolla el sector bancario proviene de la entidad alemana Deutsche Bank, que ha confeccionado el “Préstamo CrédiRenta”, destinado para afrontar este tipo de gastos fiscales. Su propuesta parte desde un tipo de interés del 0,00% (interés fijo), que puede financiar la totalidad de la deuda con el Estado, con un plazo máximo de amortización de 12 meses. También lleva aparejada una comisión de estudio del 1% y de apertura del 3% (mínimo 75 euros). 
 
Novanca es otra de las entidades financieras que aporta liquidez para quienes le salga “a pagar” en la declaración de la renta del ejercicio correspondiente, por medio de su “Préstamo Renta”. El importe concedido es desde 300 a un máximo de 1.000 euros, con un plazo máximo de amortización de 9 meses, en los que se les aplicará un tipo de interés fijo del 5% a través de un modelo de amortización mensual (cuota fija). No obstante, en esta ocasión se requiere ser titular de una “cuenta nómina” para acceder a esta financiación, y con un mínimo de 3 meses de antigüedad. Contempla, por otro lado, una comisión de apertura del 3% sobre el capital solicitado, aunque a cambio está exenta por estudio y amortización anticipada. 
 
Siguiendo con esta línea de negocio, Unicaja proporciona como herramientas para afrontar estos pagos el “Préstamo Renta Fácil”, para los casos en que la liquidación sea positiva, proporcionando un anticipo a través de este crédito, a un 0% de interés, y que se comercializa sin comisiones si se tienen contratados otros productos con la entidad (seguro de vida o plan de pensiones). Asimismo, y como elemento diferenciador con respecto a otros modelos similares de financiación, incluye en su oferta un servicio exclusivo para confeccionar, realizar simulaciones previas y tramitar la declaración de la renta a través de su red de oficinas y por Internet. 
 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar