¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores brókers
Comparativas de los mejores brókers

Cómo invertir con ETFs apalancados, inversos ¿Cómo funcionan?

Empezar a invertir en bolsa es una buena elección para obtener una rentabilidad extra a las que ofrecen otros activos, siempre y cuando se sepa donde se está invirtiendo. Hay que tener en cuenta que la inversión en bolsa tiene más riesgo que la de otros activos, como por ejemplo un bono estatal. El riesgo soportado es mayor y por tanto, la rentabilidad potencial también es mayor.

Además de las acciones, existen muchos otros productos financieros para invertir en bolsa, entre ellos se encuentran los ETFs. Los ETFs son fondos de inversión que cotizan en bolsa como si de acciones se tratase. Por ello, se pueden comprar y vender ETFs en cualquier momento en el que la bolsa esté abierta. Los ETFs más comunes son los que replican índices bursátiles como el Ibex35 o el S&P 500.

Invertir a largo plazo con bajas comisiones

Existen miles de ETFs que replican todo tipo de índices, el bróker naranja de ING recoge los principales ETFs que nos permitirán invertir en los principales mercados internacionales. Nuestra inversión en ETFs replicará un índice, pagando una única comisión, sin la necesidad de comprar las acciones que componen dicho índice. Es decir, en una única operación (una sola comisión) estamos adquiriendo el conjunto de acciones de un índice.  

Esto es especialmente útil para invertir en el mercado internacional, ya que diversificamos tanto en el mercado como en la cantidad de valores con una única compra. 

Hay que tener en cuenta que la inversión en renta variable proporciona unas rentabilidades a largo plazo históricamente mayores a las de otros activos financieros como oro, bonos, depósitos, etc. Aunque no siempre nos puede salir bien. Gracias a los ETFs podemos aprovechar las subidas y las bajadas de los mercados. Es decir, podemos ganar si la bolsa sube o si a bolsa baja. 

Es más, también podemos ganar más que los índices (o perder más) haciendo uso de los ETFs apalancados

Por ejemplo, si pensásemos que el índice S&P 500 va a continuar con la tendencia alcista iniciada en 2009, podríamos comprar ETFs sobre el S&P 500. Si queremos ser más arriesgados, también podremos comprar ETFs apalancados. 

etf S&P 500

¿Qué son los ETFs apalancados?

Los ETFs tradicionales tan sólo se componen de acciones, por lo que la réplica que harán del índice será muy similar, es decir, si el índice varía un 1%, el ETF lo hará en esa misma proporción aproximadamente (las réplicas nunca son perfectas).

No obstante, existen ETFs que están compuestos por acciones y derivados, como opciones y futuros. Estos ETFs conocidos como apalancados (Ultra, Doble, X2, X3...) nos permiten aumentar nuestra exposición. Es decir por cada 1% que varíe el índice, el ETF variará más del 1%, ya sea aproximadamente el doble, el triple o el cuádruple (según qué grado de apalancamiento lleve el ETF).

En la imagen anterior podemos ver la cotización del índice S&P 500. A la izquierda se observa la cotización y la rentabilidad obtenida en la sesión. En el medio aparece el gráfico de la cotización durante los tres últimos años y a la derecha se muestra la cotización de dos ETFs referenciados al S&P 500. El primero, el SPDR S&P 500 ETF Trust replica al índice mientras que el segundo, el ProShares Ultra S&P 500, replica al índice con un apalancamiento de X2.

Hemos podido comprobar cómo al invertir con ETFs podemos ahorrar comisiones ya que en una única operación podemos adquirir todos los valores que representen un índice. Si además elegimos un bróker que no nos cobre comisiones de custodia, operar a largo plazo nos puede salir a un precio muy razonable. 

¿Cómo podemos ganar si cae el mercado? 

Existen ETFs que replican índices, como hemos visto, pero también existen ETFs que replican el comportamiento inverso de los índices. Esto es posible gracias al uso de derivados, como la venta de futuros, la compra de opciones PUT, venta de CALL y distintas estrategias que tratan de replicar el comportamiento inverso de los índices. 

Los ETFs inversos también pueden ser apalancados. Por ejemplo, un ETF inverso perdería un 1% de su valor si el índice al que replica, se revalorizase un 1%. Si el ETF es Ultra inverso, o doble inverso, como vemos en la imagen que sigue, vemos cómo aproximadamente por cada punto porcentual que cae el índice, el ETF ultra inverso se revaloriza dos puntos porcentuales. Si el Ibex cae un 2,62%, el ETF doble inverso se revaloriza un 4,93%. 

Las rentabilidades siempre son aproximadas, pues, como hemos dicho, los ajustes no son perfectos y siempre existirá un Tracking Error, es decir, un pequeño desajuste. Este desajuste se puede acentuar si mantenemos la posición para el muy largo plazo. 

 

corto plazo

¿Qué es el «sesgo alcista» de los índices?

Los ETFs inversos, no es conveniente tenerlos durante mucho tiempo, como tampoco es conveniente aguantar pérdidas, pues los índices bursátiles, en general, a largo plazo, tienden a ser alcistas. Recordad que la composición de los índices se revisa cada ciertos meses y las empresas que salen suelen ser las que peor se han venido comportando (pierden capitalización y liquidez), mientras que entran las que han ganado mayor capitalización. Este es un dato importante a tener en cuenta, el sesgo alcista de los índices. 

En algunos brokers, como es el caso del Broker Naranja de ING, dan la opción de programar alertas para que se nos avise cuando un activo llegar a un determinado precio o nivel. Ello resulta de gran utilidad cuando operamos a corto plazo y tenemos establecido un precio objetivo para entrar o salir del mercado. Así podríamos evitar acumular pérdidas u obtener un beneficio a unos determinados niveles. 

Por tanto, si nuestra intención es invertir a largo plazo en índices bursátiles, un buena manera de hacerlo es mediante ETFs ya que con una sola operación adquirimos todas las acciones que componen en un índice. Un aspecto muy importante en la inversión a largo plazo son las comisiones de custodia y mantenimiento de cuenta que se nos cobre. Brokers como el Broker Naranja de ING no cobran comisión de mantenimiento ni comisión de custodia si se realiza al menos una operación al semestre. Además, nos regalan 50 euros por realizar la primera compra y si traspasamos la cartera nos bonifican con el 1% y con comisiones de compra-venta gratis durante los tres primeros meses (sólo para nuevos clientes antes del 29 de febrero). 

¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades? Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados que mejor se adapta a ti en menos de 2 minutos. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar búsqueda!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar