El efecto sesgo en las materias primas

Artículo publicado en la Revista Traders by Rankia

Los mercados tienen sus patrones estacionales y cíclicos en los que se alternan los mercados alcistas con los mercados bajistas. Para obtener beneficios durante los mercados bajistas, es interesante invertir en estrategias que estén correlacionadas negativamente con el mercado de valores. Este enfoque pueden lograr un rendimiento positivo incluso en tiempos difíciles utilizando varias clases de activos.

En este artículo nos gustaría presentarle dicha estrategia la cual es rentable por sí misma, pero que también agrega valor a través de su correlación negativa con el mercado de valores. Nota: esta estrategia se puede encontrar en Quantpedia con el nombre de "El efecto sesgo en las materias primas".

Radovan Vojtko es director ejecutivo de Quantpedia, la enciclopedia de estrategias de trading cuantitativas y algorítmicas. Quantpedia está continuamente construyendo una base de datos de estrategias de trading derivadas de la investigación académica.

Anteriormente Vojtko fue un gestor de carteras cuantitativas llegando a gestionar más de 300 millones de euros en varios fondos durante más de 5 años con un enfoque basado en estrategias de seguimiento tendencial con múltiples activos, de timing de entrada al mercado y trading de volatilidad.

Votjko

Las materias primas son una clase de activo que difieren significativamente de las acciones y, por lo tanto, pueden utilizarse para diversificar la cartera. La estrategia que aquí se presenta se basa en el supuesto de que los inversores prefieren activos similares a la lotería; es decir, activos que tienen una probabilidad muy baja de obtener un gran beneficio.

Estos estudios han demostrado que estos activos incluyen a las materias primas. En el trabajo científico llamado "Commodities as Lotteries: Skewness and the Returns of Commodity Futures" (Materias primas como loterías: sesgo y retorno de los futuros de materias primas) se descubrió que los inversores prefieren las materias primas con un alto sesgo positivo porque sobreponderan el lado derecho de la distribución de probabilidad (es decir, la probabilidad de rendimientos extremadamente positivos). En otras palabras, están deseando jugar a la lotería.

Sin embargo, al igual que con las acciones, las materias primas producen menos beneficios cuando mayor sea el sesgo o se asimilen a la lotería. Sin embargo, no es rentable jugar a la lotería, sino "emitir los billetes de la lotería" mediante la venta a corto de materias primas de gran sesgo y la adopción de posiciones largas en materias primas de poco sesgo.

Esta estrategia es relativamente fácil de llevar a la práctica

. El análisis requerido se puede obtener de forma fácil y rápidamente con una hoja de cálculo o software estadístico, mientras que su ejecución solo requiere negociar futuros líquidos o utilizar los CFDs (contratos por diferencias) correspondientes.

Nuestro objetivo en este artículo es proporcionar un análisis independiente de los resultados de los estudios previamente mencionados y comprobar si la estrategia elegida también puede servir como cobertura (parcial) en tiempos de un mercado bajista de acciones.

La estrategia

Nuestro universo de inversión consta de 22 futuros sobre materias primas: aceite de soja, maíz, cacao, algodón, ganado vacuno, oro, cobre, combustible de calefacción, café, ganado vivo, cerdos magros, gas natural, avena, zumo de naranja, paladio, platino, soja, azúcar, plata, harina de soja, trigo y petróleo crudo

. El período de pruebas se extiende desde el 31 de diciembre de 1999 al 29 de mayo de 2020. Nuestro análisis comienza calculando el sesgo de todos los futuros por mes a partir de los rendimientos diarios de los 12 meses anteriores.

A continuación, generamos una clasificación mensual de materias primas en función de su nivel de sesgo. La implementación final de la estrategia consiste en comprar las 4 materias primas de menor sesgo y vender los 4 productos de mayor sesgo.

En consecuencia, la estrategia se reequilibra mensualmente asignando el mismo peso a cada posición de la cartera. Como muestra la Figura 1, la estrategia es claramente rentable. Un dólar invertido a fines de 1999 habría aumentado a más de 25 dólares en mayo de 2020, lo que representa un rendimiento anual del 14,33 %. La estrategia puede ser bastante volátil y tiene una pérdida máxima del 42,99 %, lo que se corresponde con una relación rendimiento / pérdida de 0,33.

pruebas estrategia

Combinación con acciones

Nuestra investigación sugiere que el rendimiento del mercado de valores, representado por el índice S&P 500, está correlacionado negativamente con el rendimiento de la estrategia de sesgo. Por lo tanto, nuestra estrategia debería seguir siendo rentable incluso si el mercado de valores va mal. En términos numéricos, la correlación entre el S&P 500 y la estrategia sesgada es de -0,08.

Además, esta correlación es aún más negativa si miramos los meses en los que el S&P 500 cotiza por debajo de su promedio móvil de 10 meses. En estos períodos, la correlación es de -0,30, lo que indica que la estrategia funciona incluso cuando el mercado de valores no va bien

. Si miramos la Figura 2 y comparamos los peores meses del índice S&P 500 (azul) con el rendimiento de la estrategia (verde), vemos que mientras que la estrategia de materias primas no genera una ganancia tan grande como las pérdidas en las acciones, el rendimiento es al menos positivo en la mayoría de los casos, por lo que los inversores compensarían algunas de las pérdidas.

acciones

Durante los meses en los que el rendimiento del S&P 500 durante nuestro período de pruebas fue negativo, con un promedio de -3,80 %, la estrategia de materias primas subió un 1,73 %.

Basándonos en 91 observaciones, podemos considerar que esta relación es estadísticamente significativa. Se puede observar un patrón similar, pero aún más obvio, cuando observamos los rendimientos superpuestos durante 3 meses. Durante la mayoría de los períodos de 3 meses en los que las acciones tienen un rendimiento deficiente, la estrategia de materias primas puede ofrecer un rendimiento positivo.

Conclusión

En resumen, se puede decir que la anomalía de la lotería en materias primas aún existe y que aún se ha utilizado de forma rentable recientemente. Además, la estrategia que hemos presentado en este artículo también puede servir como cobertura parcial de una cartera de acciones y ofrecer una oportunidad de inversión en acciones durante un mercado bajista para obtener beneficios.

B1 Pruebas de la estrategia.

Un dólar invertido a finales de 1999 habría aumentado a más de 25 dólares en mayo de 2020, lo que corresponde a un rendimiento anual del 14,33 %. La estrategia puede ser bastante volátil y con una pérdida máxima del 42,99 %, lo que se corresponde a una relación retorno / pérdida de 0,33. Fuente: www.quantpedia.com

Instantánea de la estrategia

  • Nombre de la estrategia: Estrategia de sesgo para materias primas
  • Tipo de estrategia: Modelo estadístico
  • Horizonte temporal: Gráfico mensual
  • Configuración: A largo (corto) en 4 materias primas con la desviación más baja (más alta) de 12 meses
  • Reequilibrio: Una vez al mes
  • Salida: Automáticamente mediante reequilibrio mensual
  • Rendimiento anual: 14,33%.
  • Máx. pérdida: -42,99%

B2 Correlación con las acciones.

Si miramos los peores meses del índice S&P 500 (azul) y lo comparamos con el rendimiento de la estrategia (verde), vemos que mientras la estrategia de materias primas no genera una ganancia tan grande como las pérdidas que se obtienen en las acciones, el rendimiento es al menos positivo en la mayoría de los casos, por lo que los inversores compensarían algunas de las pérdidas. Fuente: www.quantpedia.com

 

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar