¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

Etiqueta "vivienda": 9 resultados

Cooperativismo y vivienda

La economía trata de producir bienes (y prestar servicios), a partir de una diversidad de recursos más o menos abundantes, con el objetivo de cubrir necesidades de variado pelaje. Hasta aquí la teoría, tal y como la explicaba en la entrada anterior. En la práctica, las personas nos dedicamos a hacer acopio de recursos, por si acaso en el futuro sirven para producir algo útil… o inútil. Entre esos recursos, no sólo el dinero es objeto de deseo. Hay quien acapara conocimiento, a base de cursos para el curriculum. Mucho más antigua es la especulación con materias primas, una práctica muy eficaz para que se cumplan todas las profecías sobre los tiempos de escasez. Y, como no, el suelo siempre ha dado mucho juego en ciertas culturas como la mediterránea o la anglosajona.

Lo cierto es que el suelo, como recurso, sirve para muchas cosas: para producir alimentos, para crear zonas de esparcimiento y, desde luego, para construir edificios destinados a diferentes usos. Vale, ya podéis dejar de reír… El caso es que lo que estamos viendo en los últimos años (caídas de precios, quiebras, rescates y, por supuesto, desahucios) deja claro que nos hemos cubierto de gloria como sociedad. Las personas necesitamos un suelo y un techo para vivir y, en el siglo XXI y en un país del primer mundo, no hemos sido capaces de resolver algo tan básico. Este fracaso social y económico es colectivo. No, que nadie mire para otro lado. Por muy vistoso que sea el papelón de administraciones, entidades financieras y empresarios del ladrillo, todos hemos participado en el resultado final. Ya veis, es lo que tiene cuando se ven las cosas con enfoque macro.   Leer más

Parte de crisis: atrapados en la burbuja institucional

Esta será mi última entrada de este año, así que aprovecho para desearos una Feliz Navidad, un digno final de 2009 y, sobre todo, salud y trabajo para 2010. Procede reconocer que no ha sido un buen año para este blog y os pido, de nuevo, disculpas por ello. Esta ha sido una Bitácora en Crisis, más que un espacio para seguir la crisis económica en tiempo real. Sobre todo por falta de tiempo, aunque también por un cierto miedo a darle demasiadas vueltas a unos pocos temas que me preocupan de la Economía. Aún así, espero haber contribuido a ver la actualidad económica desde un punto de vista macro -es decir, no desde mis intereses particulares sino desde mi comprensión global de las cosas- y con una crítica ácida pero bien-intencionada, exenta de etiquetas. Seguro que más de uno os preguntaréis, por ejemplo, cómo puedo defender argumentos liberales más cercanos al empresario que al currante y, a la vez, opinar sobre los Objetivos del Milenio; o por qué me meto tanto con algunos funcionarios o con la política de tipos de interés bajos. En el fondo, yo también quiero para mí una plaza para toda la vida y una hipoteca baratita que me permita dar un buen pelotazo inmobiliario, a la vez que contemplo el fin del hambre en el mundo sin levantarme del sofá. Pero no creo que hablar "de lo mío" aporte gran cosa al conjunto. Así que, en 2010 seguiré, Dios mediante y en la medida de lo posible, hablando de economía desde esa perspectiva macro.

La mentira de la vivienda protegida

La FEMP acaba de sacar una estimación sobre la demanda de vivienda protegida para los próximos cuatro años. La verdad es que hay que echarle un par. El informe está elaborado a base de datos tan heterogéneos como organismos autonómicos y municipales hay dedicados a la materia -unos cuantos, os lo juro- y de noticias de prensa. Sospecho que los grandes números salen, en origen, de los registros de demandantes que manejan los ayuntamientos y, por lo tanto, no creo que sean muy precisos. Aún así, le concedo al informe una doble utilidad: enviar información al mercado libre y alertar a todos sobre el factor suelo disponible.

La información que llega a los agentes económicos a través de estas publicaciones puede no ser muy veraz pero permite marcar el terreno a unos y a otros. A los que no se pueden permitir adquirir una vivienda al precio actual les parecerá imposible, al ritmo que llevamos, acceder a una VPO o similar en los próximos diez años. Qué esperamos con ese goteo de mini-promociones a razón de 30 pisucos cada una. Ni siquiera las grandes Operaciones Campamento, Chamartín o Remonta consiguen mejorar las expectativas de la gente. Por el lado de los vendedores, no creo que estén muy preocupados por una eventual inundación de oferta fresca, que sin duda les haría pupita: ¿os imagináis el efecto sobre los precios si de verdad se construyeran en España 190.000 viviendas nuevas al año a precio asequible? En el caso de Cantabria, se estima una necesidad de 15.000 viviendas para los próximos cuatro años. Pues la realidad es que ni la oferta ni la demanda se creen que el equilibrio se vaya a producir en ese punto.

Deberes para el nuevo gobierno (II): hacia un mercado competitivo de vivienda

Como el famoso zumo de la tele, ya sabemos que no existe el mercado perfecto. Pero me atrevo a exigirle al nuevo gobierno que cree las condiciones para que podamos hablar, con toda propiedad, de un mercado español de vivienda que funcione de acuerdo con la mano invisible de Adam Smith: la ley de la oferta y la demanda. Y no según la manaza interesada del lobby ladrillero que pretende que nada cambie, en contra del sentido común.

Para que un mercado se pueda considerar como tal, es necesario que el precio del producto en cuestión se ajuste en función de las cantidades demandadas y ofrecidas libremente por los agentes económicos. En el caso de la vivienda, el precio tiende a asignarse por mecanismos de subasta: quién da más, me lo quitan de las manos, etcétera. De este modo el vendedor se asegura el precio de reserva del comprador, esto es, el máximo que está dispuesto a pagar dentro de sus posibilidades. No sería así en un esquema de mercado, en el que el exceso de oferta galopante que sufrimos ahora tendría que ajustarse a la demanda bajando precios. Y algo más de un 8%.

9M: La vivienda, estúpido

Cualquiera que me lea por primera vez pensará que me dedico a insultar al personal. No es así, el título es una inocente alusión a la famosa frase de Bill Clinton: Es la economía, estúpido. Acuñada después de ganar las elecciones a los republicanos por segunda vez, aunque con escaso mérito, porque eran años de vacas gordas para la economía mundial y norteamericana.

Ya lo había dicho en este blog: el resultado de nuestras elecciones, fuese cual fuese, se iba a poder explicar, no por la marcha de la economía en general sino por una parte muy sensible de ella, cual es la vivienda y sus circunstancias -dejando aparte la inmigración. En efecto, a falta de un referente en el centro político, los españoles cansados y agobiados por el yugo de la hipoteca y el fin del boom ladrillil han tenido que viajar a la derecha cursi y crispadora con la esperanza de un reflotamiento por parte del PP. No han votado ni con la cabeza ni con el corazón, sino con el bolsillo. Y los que hemos visto la oportunidad (=crisis) de un cambio de modelo más sensato y equitativo, nos hemos tenido que alinear con la izquierda más heterogénea de Europa, compartida por revillistas, republicanos nacionalistas y artistas bohemios. Espero no haber errado el tiro.   Leer más

El problema de la vivienda (según Pizarro)

El ganador del próximo domingo lo será por la percepción social de dos problemas críticos para España: la inmigración y la vivienda. No esperemos grandes movilizaciones en torno al crecimiento, a la inflación -por mucho que algunos la identifiquen con el precio del pollo- o al canon digital. Ni siquiera el terrorismo va ser decisivo. Así que el 10 M, como titular de portada, diré con toda tranquilidad que han sido la vivienda y la inmigración. Estúpidos.

En efecto, creo que las encuestas infravaloran a Rajoy. Igual es que vivo en Santander y aquí las cosas se ven siempre de distinta forma, pero opino que una mayoría potente de españoles se va a mover en defensa de su propio bienestar individual, que es inversamente proporcional al número de inmigrantes por metro cuadrado y al estancamiento del precio de la vivienda. No nos engañemos, el fin del chollo inmobiliario no es percibido como buena noticia por el propietario aunque lo sea, a medio y largo plazo, para la economía en su conjunto.

La vivienda y otras mentiras

Lo dije entre mis predicciones para 2008: la vivienda va a ser el tema estrella de los próximos dos meses. Mientras la Ministra visita -con una gran sonrisa entre maternal y electoral- la Oficina de la Vivienda en Santander para inaugurar la ayuda de los 210 euros, El Mundo ya se ha encargado de dinamitar todas las previsiones. Nos da a entender el diario de Pedrojota que hay hordas de potenciales inquilinos pidiendo desesperadamente la subvención por Internet o por teléfono para salir de casa de papi y mami. La "noticia" esconde dos mensajes: uno para los demandantes de alquiler (lo llevais claro) y otro para los caseros (chicos, llega carne fresca al mercado).

Otra perla informativa del día nos la ofrece El País, que aunque se explica mejor al pinchar, el titular dice que la vivienda subió sólo un 1,1% en el segundo semestre. No es que no me crea el dato, es que el resto de la prensa abre con el dato interanual, para no amargar el año a nadie. Un 5,1% de media nacional según la Sociedad de Tasación. Cifra objetiva que, sin embargo, no sirve para nada, ya que lo importante es la bajada esperada para los próximos meses.

La preocupación principal de los españoles es la vivienda

En una semana tan caldeada, con la sentencia del onceeme, el dato de inflación espantoso para Solbes, Banco de España y currantes en general, y la bajada de tipos dolarinos en medio de un chaparrón económico que no remite, salta a la vista que el principal problema del español medio contestador de encuestas sea la vivienda. Dato que me parece bastante creíble a pesar de que mis propios cuestionarios no tienen la capacidad muestral que desearía. Se ve que la gente está hasta el gorro de responder preguntas.

De mi interrogante del mes -y de las respuestas- saco las siguientes conclusiones:
  1. Que no hace falta hacer una encuesta para obtener un resultado fácilmente observable con una visita a unos pocos foros sobre la cuestión y algún que otro café con los amiguetes.
  2. Que a 3 de cada 4 encuestados no les hace ninguna gracia la ayuda de 210 euros propuesta por Chacón. Y me atrevería con una explicación personalizada: el encuestado número 1 piensa que es demasiado gasto público sacado de sus impuestos, el número 2 cree que el casero se va a aprovechar de ello para subir la renta y el número 3 considera que esos 210 euros deberían ser para pagar la hipoteca e incentivar la propiedad. En cualquier caso, está claro que es la medida más mediática del Plan y la más criticada.
  3. Que a 2 de cada 4 encuestados, los 6000 euros de compensación al casero tampoco les resultan convenientes. Aunque en este caso, hay otros dos que les parecen hasta interesantes. Señal de que el gasto público es bueno o malo en función de quién se beneficie. Y conste que a mí no me parece mal del todo.
  4. 1 de cada 4 encuestados -seguro que son inquilinos- no ven con buenos ojos el desahucio rápido ni el regalo fiscal al casero en la declaración de la renta. Faltaría más. Los llamados socialistas favoreciendo al terrateniente y explotando al pobre. Percibo el soniquete, aunque igual me equivoco.
  5. También es 1 entre 4 el extraño que le parece bien todo el plan. Será un incondicional o alguien que sabe más que la media de política económica.
  6. Por último, veo que nadie se ha puesto en contra de la deducción fiscal al inquilino. Parece que todos entienden que, en esto, hay que terminar con la discriminación respecto al propietario, aunque no será de forma completa: Chacón ha hecho cuentas con Solbes y ha decidido restringir más de lo previsto el recorte, por miedo a un efecto no deseado en los precios.

Hay que reconocer a la ministra que tiene capacidad para escuchar y reaccionar, ya que se preparan nuevas medidas interesantes, sin necesidad de recurrir a la expropiación y a la confiscación reclamada por algunos sectores hartos de todo. Algo de mérito tiene la web 2.0. Todo el mundo opina en voz alta y los políticos tienen que pasar por el aro. Nos apuntamos el gol en nuestro marcador.   Leer más

Viviendas por ley

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.
 

Efectivamente, tiene toda la pinta de ser el artículo 47 de nuestra Carta Magna, uno de esos párrafos de cortesía que hoy nos hacen sonreír. Hay muchos tipos de sonrisa: la irónica, la melancólica, la del malvado o la burlona, por mencionar algunos.
 

No es el único artículo que habla de la vivienda, el número 19 suele pasar desapercibido: Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional. Si bien, el mejor avenido ha resultado ser siempre el 33.1: Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia.
 

Otros contenidos sobre 'vivienda' en Rankia

Incompetencia judicial. La madre de todos los errores.

Tristán el subastero. Llevo más de cuatro años escribiendo este blog y creo que he relatado docenas de ejemplos de la negligencia generalizada en los juzgados españoles. La intolerable incompetencia de algunos juzgados nos está conduciendo a los usuarios más frecuentes a la desesperación y a la melancolía.

El dificilísimo negocio promotor

Tristán el subastero. Mi amigo Carlitos lleva varios años en la cuerda floja porque tuvo la mata pata de invertir la mayor parte de su patrimonio en dos solares ultra caros en pleno año 2.005. Uno de los solares está en Tres Cantos (Madrid) y el otro en uno de los PAU nuevos de Sevilla.

Gastos compra-venta vivienda en efectivo?

Brayan24. Os agradecería que me informaran los gastos derivados de la compra de un piso en efectivo, sin necesidad de hipoteca en Andalucía. Gracias

Gastos compra-venta vivienda en efectivo?

Brayan24. Os agradecería que me informaran los gastos derivados de la compra de un piso en efectivo, sin necesidad de hipoteca en Andalucía. Gracias

Gastos compra-venta vivienda en efectivo?

Brayan24. Os agradecería que me informaran los gastos derivados de la compra de un piso en efectivo, sin necesidad de hipoteca en Andalucía. Gracias

Gastos compra-venta vivienda en efectivo?

Brayan24. Os agradecería que me informaran los gastos derivados de la compra de un piso en efectivo, sin necesidad de hipoteca en Andalucía. Gracias

Vivienda deshabitada

Olga Nubla Méntrida. Hola, Os pongo en antecedentes, este verano nos han entrado en casa a robarnos mientras estábamos de vacaciones. Hicimos todos los pasos pertinentes, denuncia

Vivienda deshabitada

Olga Nubla Méntrida. Hola, Os pongo en antecedentes, este verano nos han entrado en casa a robarnos mientras estábamos de vacaciones. Hicimos todos los pasos pertinentes, denuncia

Venta vivienda habitual

estheruchi. Buenos días, En breve venderé mi vivienda habitual. Compramos la vivienda por 168000 euros que más los gastos fueron 183000 euros. El banco nos dio el 100%

Venta vivienda habitual

estheruchi. Buenos días, En breve venderé mi vivienda habitual. Compramos la vivienda por 168000 euros que más los gastos fueron 183000 euros. El banco nos dio el 100%

Autor del blog

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar