¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

Etiqueta "gobierno": 7 resultados

El nuevo Gobierno

Algunos medios de comunicación se jactan de haber acertado con sus quinielas para las nuevas carteras ministeriales. Yo, en cambio, haré bien en retirarme del oficio de la predicción, aunque en algunas cuestiones no iba muy desencaminado.

Entre los desaciertos, veo que Zapatero no se ha atrevido con el Ministerio de Cooperación Internacional o no lo ha considerado necesario. Industria, Tecnología y Energía van a ir en tres carteras diferentes. Y se mantiene el Ministerio de Vivienda, espero que con tarea por delante.

Sin embargo, he acertado con la cartera única de Economía, en manos de Solbes como único director de orquesta, frente a las especulaciones sobre un nuevo negociado de Hacienda y otro de Comercio. También he atinado con la supresión de Medio Ambiente, que se integra en Medio Rural y Marino. Y creo que todo el mundo dábamos por hecho el desgaje de Trabajo y Asuntos Sociales. Aquel con Inmigración pero sin Caldera, que se va a cocinar una FAES como la de Aznar pero en socialista. El de Asuntos Sociales integrado en Educación y Familia (interesante guiño para los católicos) aunque las competencias sobre Mujer y Juventud van al ministerio nuevo de Igualdad. Cuya representante, por cierto, es bloguera y cosecha del 77, como este servidor.

Deberes para el nuevo gobierno (y V): la oportunidad de la crisis

Me niego a hablar de crisis en términos negativos. Comprendo que el amigo Solbes se enfade con los que hablan tan abiertamente del desastre macro y microeconómico que estamos pasando -al fin y al cabo, el pesimismo influye en las expectativas y éstas en el crecimiento. Pero creo que el resultado de las últimas elecciones podía haber sido muy distinto si el votante medio español -y hasta el votante extremo- no considerase el momento económico como una oportunidad para depurar vicios e impurezas en nuestro modelo de desarrollo. Al fin y al cabo, los españoles tendemos a ser consumistas, a derrochar recursos y a endeudarnos por encima de nuestras posibilidades. No nos viene nada bien la crisis y, sin embargo, por lo que voy escudriñando en foros reales y virtuales, la gente es consciente de que la cosa no va bien y hay que reconducirla. De nuevo fue la economía y volverá a serlo.

Deberes para el nuevo gobierno (IV): más competencia

En el tiempo que tardo en escribir mi nuevo post, mi conexión de Internet se cortará un par de veces. Seguro que me llega algún mensaje de Movil-Publi para pedirme que mande ya 800 mensajes de texto que me ahorren algún euro a final del mes de diciembre de 2010. Como es domingo, sólo me encontraré abiertos los kioscos y los hornos de pan hasta el mediodía. Afortunadamente tengo farmacia 24 horas cerca, pero si me falta un ingrediente para la comida tendré que ir a los chinos. Y espero que ese ingrediente no sea el arroz. Porque entonces me tendré que plantear un cambio de menú.

Esta ha sido una semana muy cargada de noticias sobre los problemas y las soluciones a la falta de competencia. Telefónica va a tener que abaratar el precio del ADSL -caro, malo y poco transparente sea cual sea el operador que lo distribuya. Esperanza ha decidido liberalizar horarios comerciales. Eso sí que es una solución liberal y no lo de intervenir el precio de la vivienda protegida (ya veremos si resulta eficaz). El Gobierno ha expedientado a la patronal alimentaria por poner, nunca mejor dicho, las manazas en la masa. Y todo, en una semana en la que se anuncian peligrosos excesos de demanda de arroz en Extremo Oriente, donde ya no ganan para disgustos.

Deberes para el nuevo gobierno (III): el melón territorial

La semana pasada toda la prensa se puso de acuerdo para sacar a relucir el tema de las balanzas fiscales, ya saben, ese ranking de comunidades autónomas en el que se compara lo que da y lo que recibe cada región de la hucha financiero-territorial. Me parece bien que se publiquen, faltaría más. En nombre de la transparencia, oiga. A pesar de que los datos sean incompletos y sólo reflejen una parte de la verdad, porque no incluyen variables relacionadas con el comercio interregional, se basan en una división administrativa de las regiones -cuando la economía funciona por ejes o zonas de desarrollo- y se apropian descaradamente del trabajo de propios y extranjeros, que son los que realmente ponen los euros en la balanza.

Lo cierto es que el melón territorial lleva ya demasiado tiempo abierto y está a punto de echarse a perder. Y no me refiero a cuestiones nacional-sentimentales, sino al problema financiero tanto de comunidades autónomas como de ayuntamientos. Parte del batacazo inmobiliario que sufrimos se ha debido a la necesidad que tienen estos últimos de sostenerse. Y la solución integral última no pasa por una idea etérea de solidaridad, sino por reforzar los mecanismos de corresponsabilidad y autogestión.

Deberes para el nuevo gobierno (II): hacia un mercado competitivo de vivienda

Como el famoso zumo de la tele, ya sabemos que no existe el mercado perfecto. Pero me atrevo a exigirle al nuevo gobierno que cree las condiciones para que podamos hablar, con toda propiedad, de un mercado español de vivienda que funcione de acuerdo con la mano invisible de Adam Smith: la ley de la oferta y la demanda. Y no según la manaza interesada del lobby ladrillero que pretende que nada cambie, en contra del sentido común.

Para que un mercado se pueda considerar como tal, es necesario que el precio del producto en cuestión se ajuste en función de las cantidades demandadas y ofrecidas libremente por los agentes económicos. En el caso de la vivienda, el precio tiende a asignarse por mecanismos de subasta: quién da más, me lo quitan de las manos, etcétera. De este modo el vendedor se asegura el precio de reserva del comprador, esto es, el máximo que está dispuesto a pagar dentro de sus posibilidades. No sería así en un esquema de mercado, en el que el exceso de oferta galopante que sufrimos ahora tendría que ajustarse a la demanda bajando precios. Y algo más de un 8%.

Deberes para el nuevo gobierno (I): la brecha fiscal y la conciliación

Así da gusto. Zapatero aún no ha sido investido presidente y ya se ha apuntado, por activa o por pasiva, algunos cumplimientos: tenemos un portavoz vacunado contra la crispación, los nacionalistas empiezan a calmarse y a ofrecer buen rollito, el recibo de la luz va a permanecer congelado, al menos, un trimestre más. A lo que podemos añadir el relativo buen resultado de la campaña de Semana Santa en cuanto a accidentes mortales. Bien.

Hablemos de retos de legislatura. Se dice que lo que no se haga durante los dos primeros años no se realizará en los dos siguientes. Conscientes del axioma, algunos grupos de interés ya andan nerviosos lanzando globos sonda. Por ejemplo, los empresarios con el recurrente tema de SUS impuestos.

Ya me estoy imaginando la primera reunión de diálogo social. Al frente, Caldera como vicepresidente con cartera de Trabajo. A la izquierda, los representantes de los trabajadores, exigiendo medidas para mejorar la estabilidad en el empleo, la conciliación personal-familiar y la seguridad en el puesto de trabajo. A la derecha, el empresariado mentando despidos libres y reducción de la brecha fiscal. Y se trata de conseguir acuerdos que beneficien a las dos partes.

Sugerencias para el nuevo gobierno

En mi último post, consciente de que nuestros dirigentes se dan alguna que otra vuelta por la blogosfera, me atreví con unas grandes líneas estratégicas para la próxima legislatura socialista. Por supuesto, en lo que se refiere a ese modelo económico que hay que ir consolidando aprovechando la oportunidad de la crisis -aunque el amigo Solbes la llame desaceleración y reconozca que es peor que antes de las elecciones. En el fondo, no creo que nadie haya votado al PSOE engañado.

Hoy me lanzo con algunas sugerencias en materia de carteras ministeriales. Porque igual Pizarro tenía razón con lo de suprimir el Ministerio de la Vivienda. Y es que el trabajo legislativo y de impulso del alquiler ya está terminado y ahora su ejecución -y sus mejoras- depende más de las comunidades autónomas que de los funcionarios de La Castellana. Para el fomento de la vivienda protegida ya está, como su propio nombre indica, Fomento. A fin de cuentas, una de las medidas anunciadas es potenciar la inversión pública para compensar la pérdida de empleo en la construcción. Y entiendo que no es bueno que ese dinero esté disperso por varios despachos. No obstante, agradezcamos los servicios prestados a Trujillo y Chacón que no lo han debido hacer tan mal.

Otros contenidos sobre 'gobierno' en Rankia

La riña del "Gobierno en la Sombra" que permitió la victoria de Trump...

Fernandojcg. Hola, Buenas Tardes: A continuación os dejo otro interesante vídeo de Max Keiser... https://actualidad.rt.com/programas/keiser_report/252648-keiser-bancos-llamas Saludos.

La riña del "Gobierno en la Sombra" que permitió la victoria de Trump...

Fernandojcg. Hola, Buenas Tardes: A continuación os dejo otro interesante vídeo de Max Keiser... https://actualidad.rt.com/programas/keiser_report/252648-keiser-bancos-llamas Saludos.

La riña del "Gobierno en la Sombra" que permitió la victoria de Trump...

Fernandojcg. Hola, Buenas Tardes: A continuación os dejo otro interesante vídeo de Max Keiser... https://actualidad.rt.com/programas/keiser_report/252648-keiser-bancos-llamas Saludos.

La guerra asimétrica entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat. Un análisis estratégico

Fernando esteve. @page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; color: #000000; line-height: 120%; orphans: 2; widows: 2 } p.western { font-family: "Calibri", sans-serif; font-size: 12pt; so-language: es-ES } p.cjk { font-family: "Noto Sans CJK SC Regular"; font-size: 12pt; so-language: zh-CN } p.ctl { font-family: "FreeSans"; font-size: 12pt; so-language: hi-IN } Antes de empezar,

La guerra asimétrica entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat. Un análisis estratégico

Fernando esteve. @page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; color: #000000; line-height: 120%; orphans: 2; widows: 2 } p.western { font-family: "Calibri", sans-serif; font-size: 12pt; so-language: es-ES } p.cjk { font-family: "Noto Sans CJK SC Regular"; font-size: 12pt; so-language: zh-CN } p.ctl { font-family: "FreeSans"; font-size: 12pt; so-language: hi-IN } Antes de empezar,

La guerra asimétrica entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat. Un análisis estratégico

Fernando esteve. @page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; color: #000000; line-height: 120%; orphans: 2; widows: 2 } p.western { font-family: "Calibri", sans-serif; font-size: 12pt; so-language: es-ES } p.cjk { font-family: "Noto Sans CJK SC Regular"; font-size: 12pt; so-language: zh-CN } p.ctl { font-family: "FreeSans"; font-size: 12pt; so-language: hi-IN } Antes de empezar,

La guerra asimétrica entre el Gobierno de España y el Govern de la Generalitat. Un análisis estratégico

Fernando esteve. @page { margin: 2cm } p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; color: #000000; line-height: 120%; orphans: 2; widows: 2 } p.western { font-family: "Calibri", sans-serif; font-size: 12pt; so-language: es-ES } p.cjk { font-family: "Noto Sans CJK SC Regular"; font-size: 12pt; so-language: zh-CN } p.ctl { font-family: "FreeSans"; font-size: 12pt; so-language: hi-IN } Antes de empezar,

Autor del blog

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia· Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar