¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

Etiqueta "Economía": 138 resultados

Parte de Crisis: foto finish antes del 20 D

Ya ha llovido un buen rato desde mi último repaso de coyuntura. Allá por el mes de febrero, inaugurando este largo año electoral, salía el presidente Rajoy decretando el fin de la pesadilla que da nombre a este blog. Veamos con qué datos acabamos el 2015 y la legislatura.

El PIB sigue creciendo…

Pues bien, de entrada hay que reconocer que el Producto Interior Bruto va como un tiro. Si el 2014 terminaba con un crecimiento del 2%, al finalizar el tercer trimestre del corriente ya crecemos al 3,4% interanual. Sin embargo, hay un par de detalles que no me acaban de gustar: lo primero, que el crecimiento del tercer trimestre (0,8%) ha sido un par de décimas inferior al del segundo (1%); y lo segundo, que todo el mérito se debe a la demanda interna (sobre todo el consumo de los hogares y la inversión en bienes de equipo), ya que el sector exterior resta por el tirón de las importaciones. Eso sí, técnicamente ¿quién dijo crisis?   Leer más

Guía de promesas económicas para dummies e indecisos

El próximo domingo vamos a concluir el año electoral más denso que recuerdo desde que tengo uso de razón. Todavía queda algún que otro asunto pendiente para el 2016 pero está claro que el resultado del 20D, sea el que sea, va a ser recordado durante mucho tiempo. Como aportación a este momentazo histórico os propongo un breve resumen –sencillo pero de cosecha propia- de las propuestas económicas que nos venden los principales candidatos. Y me dejo para la jornada de reflexión el Parte de Crisis con las grandes cifras que cierran la legislatura.

Por si  tenéis tiempo y paciencia, aquí tenéis los documentos programáticos del PP, PSOE, C’s y Podemos. Me voy a centrar en cuatro grandes bloques: modelos productivos, empleo y mercado laboral, Estado del Bienestar y fiscalidad.

Modelos productivos   Leer más

El Show de la Pizarra: Eduardo Garzón vs Juan Ramón Rallo

Ya hace unas cuantas semanas de este interesante cara a cara –en realidad fue más un debate que un duelo de pizarras- y me apetecía traerlo al blog. Mejor momento imposible, ya que en plena campaña electoral se está hablando de todo menos de nuestro principal problema socio-económico: el desempleo. No sé vosotros pero yo sólo oigo bla, bla, bla, dualidad, bla, bla, descuento 500 euros, bla, bla, bla, derogar la reforma de Rajoy. Así que vamos a ver qué han dicho sobre la cuestión dos economistas de pensamiento tan opuesto como Eduardo Garzón (alias el Hermanísimo) y Juan Ramón Rallo (el mismísimo autor de Yo soy la Libertad). Vale, los alias me los acabo de inventar, que no se me enfade nadie… Este es el vídeo del debate, emitido en La Sexta Noche.

 

Leer más

El programa de Ciudadanos y otras urgencias (y IX)

Concluyo mi serie sobre el proyecto de Ciudadanos. Han sido ocho entradas cargadas de propuestas, mejores o peores, para reinventar la política y la economía española. He adoptado un tono de crítica constructiva, coherente con la libertad con la que escribo, pero no me importa reconocer mi simpatía y mi predisposición positiva hacia esta gente. A diferencia de los partidos tradicionales, Ciudadanos no se ha conformado con repartir propaganda electoral en potitos sino que se ha currado unos documentos y unas presentaciones que exigen mucha más atención de la que prestamos a un titular de prensa o a un tweet de 140 caracteres. Espero haber contribuido a divulgar algo de ese trabajo.

A Ciudadanos se le ha criticado mucho la indefinición de su discurso y el excesivo protagonismo de su líder. Lo cierto es que el votante medio tendrá lo que quiere: un programa orientado a grandes objetivos, aunque sin purezas ideológicas, y un liderazgo claro, sin contestación interna. Y podríamos resumir todo el programa en cinco líneas bien reconocibles:   Leer más

El programa de Ciudadanos y otras urgencias (VIII)

Se nos echa la campaña electoral encima y creo que va siendo hora de concluir esta serie dedicada al proyecto de Ciudadanos. Desde mi última entrada, el equipo de Albert Rivera ha realizado dos nuevas presentaciones, una con treinta propuestas para la regeneración democrática e institucional y esta otra sobre conciliación de vida familiar y profesional. Vamos a ello.

La necesaria reforma constitucional

Lo primero, que nadie se me asuste. Que esta presentación se haya realizado en la cuna de La Pepa no convierte a Ciudadanos en el Partido Liberal. De hecho, cualquiera de nosotros firmaría ahora mismo casi todas las propuestas incluidas en el documento y nadie nos podría señalar con el dedo. ¿Quién no se ha sumado todavía al coro de los que exigen la supresión del Senado o las Diputaciones? ¿Alguien tiene algo en contra de la despolitización de la Justicia? ¿Y contra las listas abiertas? ¿Quién duda que nuestras instituciones necesiten algo más que una mano de pintura?   Leer más

El falso debate Seguridad vs Libertad

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego (Mahatma Gandhi)

Ahora llamadme buenista, si queréis. Pero, sin ser experto en esto de la guerra y la geopolítica, no me trago que un bombardeo convencional sea una solución inteligente en el siglo XXI, mucho menos en un juego competitivo donde el enemigo está deslocalizado y encima optimiza sus ganancias muriendo. La defensa propia –algo tan legítimo que hasta el Papa Francisco podría invocarla- tiene que ser, ante todo, eficaz. Y uno no resuelve nada lanzando piedras a su propio tejado. De verdad que me encantaría ver las cosas con la misma claridad que Hollande y Rajoy. Pero no.

Las noticias que se van sucediendo en las últimas semanas no me hacen sentir más seguro precisamente. Una cosa es redoblar controles, cerrar fronteras o decretar toques de queda si es necesario para proteger la integridad de las personas. Y otra cosa muy diferente es tomar decisiones que pueden agravar el problema y justificarlas ante una opinión pública acrítica a base de consignas, pensamiento único y lagrimitas de emoción nacional. Uno puede aceptar el terrorismo como causa inmediata de nuestras peores pesadillas. Sí, los que matan son malos y sin paliativos, y me la trae floja si actúan en nombre de Dios o de Pepito Grillo. Pero por detrás subyacen causas remotas que tienen que ver con la dependencia energética, el negocio sumergido de las armas y la obsesión de algunos por tenerla más grande que otros. Y ahora llamadme conspiranoico, si queréis.   Leer más

A vueltas contra la pobreza

Durante los próximos días, varias ciudades españolas van a celebrar la ya habitual Semana contra la Pobreza, unas jornadas de sensibilización en torno al principal reto que tiene actualmente la Economía, más relevante aún que el desempleo o las crisis financieras, por muy planetarias que sean. Se da la circunstancia de que, este año, el Premio Nobel de Economía se lo lleva un estudioso de la cuestión. Y todo ello en el año 2015, fecha señalada por la ONU para el cumplimiento de los Objetivos del Milenio. Como aportación a la Semana, os propongo algunas reflexiones rápidas en modo crítico – constructivo.

Rebélate contra la pobreza

Pues bien, este es uno de los lemas que nos vamos a encontrar en los diferentes actos programados y, en particular, en la manifestación del próximo sábado 17 de octubre. No entiendo por qué este año las Alianzas locales contra la Pobreza no han coordinado un lema único (en Cantabria han decidido emprenderla contra las multinacionales), pero lo que importa es prestar atención a los 1.000 millones de seres humanos que viven por debajo del umbral de la pobreza. Una realidad que no va abrir ningún telediario porque no es noticia (novedad), pero que necesita un poco de enfoque y un mucho de rebeldía, sea cuál sea nuestra posición ideológica.   Leer más

El programa de Ciudadanos y otras urgencias (VII)

Continúa la gente de C’s desgranando su programa económico y político. La semana pasada presentaron su quinto bloque de propuestas, en torno a la corrupción y el capitalismo de amiguetes. Se trata de dos asuntos complementarios, dos caras de la moneda hispánica: de un lado, un sistema económico que no se sustenta sobre el mérito, la competencia sana y la iniciativa privada, sino en el juego de unas instituciones omnipresentes y mal diseñadas; de otro lado, la utilización fraudulenta del sistema en beneficio de unos pocos. En efecto, Gurtel, Púnica, ERE’s, los escándalos en el sector de la formación y otros muchos no son más que el fruto que recolectamos de un Estado sobredimensionado y enraizado en lo peor de nuestra cultura: el compadreo, la picaresca y el fin del máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo.   Leer más

¿Estamos condenados a la ortodoxia económica?

Una de las noticias que han animado este verano ha sido la dimisión del omnipresente Alexis Tsipras y la consiguiente convocatoria de elecciones en Grecia. Supongo que muchos veían venir este nuevo capítulo de la tragedia helena: montar un referéndum, ganarlo y finalmente actuar en sentido contrario al mandato ciudadano no podía conducir a una nueva situación de normalidad, como si no hubiera pasado nada. El caso es que a mí todo esto me ha hecho pensar, y me llama la atención que ni siquiera los outsiders de la política sean capaces de vencer al determinismo económico. Para bien o para mal, el gobierno de Grecia ha decidido cumplir el único guión posible en la política económica contemporánea: coger el dinero, implementar un paquete fiscal contractivo y… salir corriendo.

Las políticas ortodoxas –que no liberales- parecen más una represalia que una solución real al sobreendeudamiento de las naciones. A pesar del esfuerzo fiscal que se nos ha impuesto a los españoles, nuestro nivel de deuda pública se mantiene instalado cómodamente en el entorno del 100% de nuestro PIB. Uno de los grandes logros del Gobierno Rajoy ha sido precisamente la reducción drástica de las prestaciones por desempleo, una de las partidas más problemáticas en cualquier economía y especialmente en la española. Para ello no se han impuesto cambios relevantes en la forma de cálculo, pero el ajuste en el mercado laboral –primero vía empleo y luego vía salarios- ha hecho todo el trabajo. No seré yo quien defienda el sistema español de prestaciones, pero lo cierto es que seguimos debiendo el equivalente a nuestro producto interior bruto. No, la política fiscal de Rajoy-Montoro no está cumpliendo su objetivo: ni el crecimiento de la economía española ni el coste de financiación de nuestra deuda son consecuencia directa de las medidas ortodoxas adoptadas.   Leer más

Cómo independizar un territorio

Este artículo va a ser breve pero muy claro. Ante todo creo que las sociedades tienen toda la legitimidad (no sé si el derecho) del mundo para organizarse a sí mismas y desarrollar su propio proyecto político. Sin embargo, desde hace tiempo defiendo que para sentirse español (o catalán, o lo que sea) no hace falta tanta estructura de país y no me parece necesario que Cantabria tenga que disponer del mismo sector público que, por ejemplo, Andalucía. Lo que sí me parece bien es que las regiones tengan cierta autonomía para tomar decisiones que afectan a sus propios ciudadanos e, incluso, para construir su propio modelo económico y social sin condicionantes que vayan más allá de la solidaridad más elemental. Me explico: puedo aceptar que mis impuestos sirvan para igualar el acceso a la educación y a la sanidad, pero las televisiones autonómicas, las embajadas y los PER deberían salir de las arcas de cada cual.   Leer más

Otros contenidos sobre 'Economía' en Rankia

Maldita Ley de Protección de Datos (y lo mal que la aplican algunos)

Tristán el subastero. El derecho a la protección de nuestros datos personales es un derecho fundamental que tenemos todos y que se traduce en la potestad de control sobre el uso que se hace de los mismos.

Autor del blog

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar