¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

Etiqueta "Cooperativa": 6 resultados

Los objetivos empresariales y el caso Fagor

Una de las primeras verdades que se cuentan cuando uno empieza a estudiar economía es que las empresas están para maximizar beneficios. Ante esta cruda certeza algunos se escandalizan, otros se lo toman como algo natural (al final todos buscamos el propio beneficio) y unos pocos aceptamos pulpo como animal de compañía, es decir, sin prejuicios pero sin demasiado entusiasmo. A medida que el estudiante profundiza en la teoría de la empresa, se va dando cuenta de que la cosa tiene variedad de matices: no todos los empresarios tienen el mismo concepto del beneficio (los hay que se conforman con generar cash-flow y ver dinero en la cuenta, aunque los números no salgan) y, para añadir emoción al asunto, pueden aparecer compañeros de viaje con objetivos particulares como, por ejemplo, la maximización del valor bursátil o la consecución de una cuota de mercado.   Leer más

La economía sumergida: una propuesta interesante

Después de casi cinco años de crisis, la economía española todavía no ve la salida del túnel y muchos se preguntan cómo es posible que no se haya producido un estallido social contundente, más allá de algunas demostraciones improductivas de cabreo y de las iniciativas contra los desahucios. En el fondo, nada de lo que se está organizando pretende cambiar el sistema ni poner soluciones revolucionarias encima de la mesa, sino recuperar lo mejor de tiempos pasados. Y es que, afortunadamente, la sociedad española cuenta con tres fuertes muros de contención: las organizaciones benéficas, las redes familiares y la economía sumergida. Y nuestros anti líderes están muy tranquilos porque este país lo aguanta todo.

No hay una única explicación para la economía sumergida. Desde luego, hasta Cayo Lara admitirá que nuestro sistema fiscal tiene gran parte de la culpa. IVA, IRPF y cotizaciones sociales conforman un entramado impositivo regresivo que se ensaña con las rentas más bajas y con las empresas más débiles. En segundo lugar, hacer las cosas bien, dentro de la estricta legalidad, es complejo y cuesta demasiado en tiempo y honorarios de abogados y gestorías. Coste que no evita errores y puede conllevar sanciones. En tercer lugar, también está la picaresca patria: en todos los niveles económicos hay gente que torea al erario público por deporte o por afán de maximizar rentas y de minimizar esfuerzos. Y, por último, hay un factor clave que, desde mi punto de vista, deja pequeñas las tres explicaciones anteriores: no estamos acostumbrados a pensar  a lo grande. Planteamos nuestras actividades productivas en plan cutre, racaneando en los costes en lugar de crear proyectos de alto valor añadido que generen ingresos recurrentes. Preferimos ir tirando y, a ser posible, llevarnos las migajas solos, sin compañeros molestos de viaje. Admitiendo que es buena idea que la Seguridad Social nos bonifique las cuotas de autónomos durante unos cuantos meses y que Hacienda se enrolle un poquito, creo que lo fundamental no es eso, sino que nuestras empresas, grandes o pequeñas, empiecen a pensar en vender más y mejor. Y que los consumidores nos vayamos dando cuenta de que la economía no se va a reactivar si seguimos montados en el todogratis. A no ser que nos conformemos con un sistema de tres empresas: el banco, el supermercado baratito y los de la luz y el gas.   Leer más

Cuando el capital es el trabajo

Imaginad la situación. Serie televisiva de hospital, mitad de la enésima temporada. El centro sanitario corre peligro debido a la falta de financiación, o cae en manos de unos malvados capitalistas o cierra. Un grupo de médicos valientes y emprendedores deciden poner pasta para quedarse con él. A fin de cuentas, ellos son los que conocen el core business y, sobre todo, los que empatizan con el cliente hasta el extremo. Como es evidente, no todo sale bien (y en esto hay que agradecer a los guionistas el realismo de la trama). El primer business angel que accede a conocer el proyecto está encantado con la profesionalidad de los doctores pero tienen una carencia crítica: falta un gestor en el equipo, alguien que se ocupe de los números y tenga buen pulso para tomar decisiones económico-financieras. Finalmente, el hospital acaba en manos de una fundación y… hasta aquí la trama puramente empresarial.   Leer más

Cuando los usuarios se organizan

En un análisis muy superficial sobre el funcionamiento de la economía, uno puede pensar que las empresas sólo tienen dos opciones en el mercado: monopolizar o competir. Con la misma superficialidad también podemos añadir que el monopolio es malo y la competencia es buena, aunque está claro que ninguna de las dos situaciones se dan en estado puro. Es más, donde aparentemente hay empresas compitiendo, resulta que hay un pedazo de cartel pactando el precio de las papeletas electorales o del asfaltado de una región entera. Y donde parece que hay un gran acuerdo de caballeros, puede que no haya más que una historia de cuernos e incentivos a la traición. Pura teoría de juegos. No me digáis que no es entretenida.

Hay situaciones en las que el camino óptimo no es ni competir ni acaparar, sino el camino del medio: la cooperación. Por el lado de la oferta esta estrategia es habitual y, desde mi punto de vista, muy sana cuando todo el mercado se beneficia: centrales de compra, joint ventures, alianzas estratégicas, clusters sectoriales, asociacionismo… No hay ningún problema siempre que haya transparencia y sepamos de qué van las partes contratantes. A diferencia de las estrategias oligopolistas, la cooperación empresarial permite que oferta y demanda se den la mano. Y, sobre todo, es la fórmula para que los pequeños puedan mirarle a los ojos al Goliat de turno.   Leer más

Cooperativismo y vivienda

La economía trata de producir bienes (y prestar servicios), a partir de una diversidad de recursos más o menos abundantes, con el objetivo de cubrir necesidades de variado pelaje. Hasta aquí la teoría, tal y como la explicaba en la entrada anterior. En la práctica, las personas nos dedicamos a hacer acopio de recursos, por si acaso en el futuro sirven para producir algo útil… o inútil. Entre esos recursos, no sólo el dinero es objeto de deseo. Hay quien acapara conocimiento, a base de cursos para el curriculum. Mucho más antigua es la especulación con materias primas, una práctica muy eficaz para que se cumplan todas las profecías sobre los tiempos de escasez. Y, como no, el suelo siempre ha dado mucho juego en ciertas culturas como la mediterránea o la anglosajona.

Lo cierto es que el suelo, como recurso, sirve para muchas cosas: para producir alimentos, para crear zonas de esparcimiento y, desde luego, para construir edificios destinados a diferentes usos. Vale, ya podéis dejar de reír… El caso es que lo que estamos viendo en los últimos años (caídas de precios, quiebras, rescates y, por supuesto, desahucios) deja claro que nos hemos cubierto de gloria como sociedad. Las personas necesitamos un suelo y un techo para vivir y, en el siglo XXI y en un país del primer mundo, no hemos sido capaces de resolver algo tan básico. Este fracaso social y económico es colectivo. No, que nadie mire para otro lado. Por muy vistoso que sea el papelón de administraciones, entidades financieras y empresarios del ladrillo, todos hemos participado en el resultado final. Ya veis, es lo que tiene cuando se ven las cosas con enfoque macro.   Leer más

Cooperativismo y economía social: nos organizamos o nos organizan

Decía en mi entrada anterior que, en estos tiempos de mucho trabajo y poco empleo, igual hay que volver al objetivo último de la Economía, que no es precisamente perseguir unos hitos de crecimiento, productividad u ocupación, sino cubrir las necesidades de las personas y de los colectivos. A las preguntas económicas básicas –qué, cuánto y cómo producir- se puede responder de varias maneras y ahí entran las ideologías. Pero resulta que, si nos desenfocamos de las necesidades reales, podemos entrar en contradicciones como las que vemos a diario, a saber: que se destinan cantidades ingentes de recursos –públicos y privados- para producir bienes y servicios de utilidad complicada de entender, mientras que necesidades básicas quedan a la espera de una solución. De nada sirve ser eficientes si no somos eficaces, es decir, si una necesidad concreta no ha sido resuelta, no tiene sentido hablar en términos de austeridad o despilfarro. Ni siquiera en nombre del Empleo.   Leer más

Otros contenidos sobre 'Cooperativa' en Rankia

Dudas con cooperativa

sanpamasi. Buenas tardes, hemos comprado piso en una cooperativa de reciente creación y tenemos algunas dudas que nos gustaría aclarar. En principio van a ser tres fases

Dudas con cooperativa

sanpamasi. Buenas tardes, hemos comprado piso en una cooperativa de reciente creación y tenemos algunas dudas que nos gustaría aclarar. En principio van a ser tres fases

Socio trabajador cooperativa de trabajo asociado en el RETA: ¿factura o nómina?

Pablo Segura. Hola buenas, tengo una duda acerca de los socios cooperativistas en una Cooperativa de Trabajo asociado cuando sus socios están cotizando en el RETA: ¿qué

Socio trabajador cooperativa de trabajo asociado en el RETA: ¿factura o nómina?

Pablo Segura. Hola buenas, tengo una duda acerca de los socios cooperativistas en una Cooperativa de Trabajo asociado cuando sus socios están cotizando en el RETA: ¿qué

Socio trabajador cooperativa de trabajo asociado en el RETA: ¿factura o nómina?

Pablo Segura. Hola buenas, tengo una duda acerca de los socios cooperativistas en una Cooperativa de Trabajo asociado cuando sus socios están cotizando en el RETA: ¿qué

Socio trabajador cooperativa de trabajo asociado en el RETA: ¿factura o nómina?

Pablo Segura. Hola buenas, tengo una duda acerca de los socios cooperativistas en una Cooperativa de Trabajo asociado cuando sus socios están cotizando en el RETA: ¿qué

Socio trabajador cooperativa de trabajo asociado en el RETA: ¿factura o nómina?

Pablo Segura. Hola buenas, tengo una duda acerca de los socios cooperativistas en una Cooperativa de Trabajo asociado cuando sus socios están cotizando en el RETA: ¿qué

Deducción de la cuota de autonomo en una sociedad cooperativa

javier4771. Buenos días, Soy un trabajador de una sociedad cooperativa de enseñanza y tengo mi nómina por cuenta ajena. No obstante, en la cooperativa se decidió que

Deducción de la cuota de autonomo en una sociedad cooperativa

javier4771. Buenos días, Soy un trabajador de una sociedad cooperativa de enseñanza y tengo mi nómina por cuenta ajena. No obstante, en la cooperativa se decidió que

Deducción de la cuota de autonomo en una sociedad cooperativa

javier4771. Buenos días, Soy un trabajador de una sociedad cooperativa de enseñanza y tengo mi nómina por cuenta ajena. No obstante, en la cooperativa se decidió que

Autor del blog

Envía tu consulta

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia· Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar