De los caramelitos para la tos y de la morfina

Este contenido tiene más de 13 años
Estoy en condiciones de demostrar por qué Zapatero dejó a Caldera sin ministerio: hubiera sido un auténtico marrón para su amigo. Sin duda, el nuevo jefe de la materia corre el riesgo de quemarse en el intento de parar las cifras del desempleo que se nos vienen encima. Y más cuando sólo cuenta con el diálogo social como instrumento para atajar la peor consecuencia de una crisis económica, que es la pérdida del puesto de trabajo.

Celestino Corbacho lo tiene más crudo todavía con Solbes de director de orquesta. Con un par de huevos, nuestro héroe está dispuesto a dejar plantado al Lobo Feroz, que sigue muy preocupado de que Caperucita Roja pierda el empleo en su cuento. El animal deambula por calles y plazas quejándose de que a la pobre niña sólo le dan caramelitos para la tos. Y eso no cura ni la pulmonía que, en realidad sufre la niña, ni el tumor que puede acabar con el cánido en cuestión de meses.

Los promotores quieren nada menos que morfina. Pero no pensemos mal, no se trata de inyectársela a ellos: es para nosotros, los miembros del club de la Demanda Embalsada. Los que no nos hemos hipotecado por tener claras las matemáticas financieras. Y los que no tienen ni idea de números pero saben que ahora tienen la sartén por el mango. Y los que compraron caro y malo y pueden permitirse cambiar a mejor por menos dinero. Y hasta los especuladores a la baja.

No nos engañemos, la crisis nos la vamos a comer con patatas, si no suben demasiado de precio. Y Solbes ya sabe cuál es la hoja de ruta: paquete de medidas coyunturales para salvar algunos muebles - e inmuebles - y estimular el consumo privado -lo único que reacciona a corto plazo-, intercambio de cromos entre patronal y sindicatos -yo te doy conciliación y estabilidad, a cambio de productividad y moderación salarial- y preparación del nuevo patrón de crecimiento a cargo de Sebastián y equipo.

Señores promotores: no se ofendan, que lo de laissez-faire no es ningún insulto. Es que hay que pasar por el aro del mercado, como hacemos a diario la mayoría de los currantes y los empresarios de este país. Así que ajústense un poquito.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar