Parte de crisis: se acaba el superávit

Pues sí, se acaba. ¿Y qué? -parece decir nuestro amigo Solbes. Lo que importa es que haya superávit a lo largo del ciclo económico, aunque en algunos ejercicios rocemos el cero presupuestario. Al fin y al cabo, la hucha está para llenarla en tiempos de vacas gordas y para romperla cuando llega la desaceleración -sigue el viejo ministro eludiendo la palabra CRISIS. Que significa oportunidad, no lo olvidemos.

El argumento no deja de ser una actualización de la vieja escuela keynesiana, que daba poca importancia a la existencia de déficit presupuestario con tal de que la demanda se mantuviera viva. Hoy es impensable hablar de gastar más de lo que se ingresa por las exigencias de Eurolandia, pero tampoco es cuestión de presumir de arcas públicas saneadas cuando la economía está parada. Está por ver si las sucesivas inyecciones de gasto público (ayudas a la vivienda, a la familia, devolución de 400 euros...) cumplen su función de estimular el consumo privado y recuperan la actividad económica y, de paso, la recaudación por IVA.

Por mucho que la oposición, los promotores y los afectados por el precio del gasóleo chillen, todo lo que se podía hacer con objetivos de cortísimo plazo ya se ha hecho. Ahora es el tiempo de pensar a medio y a largo. Estamos a la espera de ese nuevo paquete de medidas que acaba de anunciar Zapatero a un mes vista, aunque me da que lo hace forzado por la impaciencia de los grupos de presión y de todo el país en general. No podemos pretender que ninguna reforma estructural arroje resultados visibles e incontestables antes de seis meses. Pero bienvenidas sean esas reformas.

Por desgracia la oposición está demasiado ocupada con sus cosas como para ofrecer alternativas. O quizá sea una estrategia para evadirse mientras la economía se recupera. A ver quién es el guapo que se pone a lidiar con una crisis como la que estamos pasando. Porque es una crisis: señores ministros, repitan conmigo: C-R-I-S-I-S.

Buen fin de semana.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar