Y las profecías se autocumplieron

Veo que la encuesta de este mes no ha tenido mucho seguimiento, y no será por falta de actualidad o relación directa con el bolsillo. El resultado es bastante sensato: un 50% piensa que son los proveedores los que deberían cerrar la boca con sus previsiones interesadas, un 25% cree que los centros comerciales tienen margen para cubrir las subidas y el otro 25% se inclina -percibo el sarcasmo- por el consumidor final. Que ya está soportando, de hecho, subidas de 40 céntimos en la leche o de 20 céntimos el pan. Y cuando algo sube por encima de la barrera psicológica de 1 € (como la gasolina sin plomo o la propia divisa europea respecto al dólar casi desde que se inventó) pues la gente se pone de los nervios.

El caso es que el Estado ya puso hace un mes a su comisión encargada de la competencia a investigar, por si acaso, y todavía no sabemos si hay algo que contar en este sentido. Mientras tanto la UE, ya empieza a pensar en subir cuotas a la leche y a los cereales, a sabiendas de que ni con eso se arregla el problema. Me alegro por los ganaderos y por la panadería de mi barrio, pero sigo con mi teoría de la conspiración: las expectativas nacen, crecen, se reproducen y, finalmente, se autocumplen.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar