El euro, el conejo y otras obviedades

Este contenido tiene casi 14 años
La cosa es criticar, aunque no tengamos ni idea de por qué nos quejamos. Lo digo por la última obviedad de nuestro amigo Solbes, el de los dineros. Creo que no ha dicho nada raro, se ha limitado a opinar sobre lo que los españoles y el emperador Sarkozy llevamos proclamando desde hace cinco años: el euro nos ha inflado los precios. De acuerdo, tarde se ha dado cuenta el hombre, pero valoremos el ataque de sentido común del Ministro en estos últimos meses de la legislatura.

De sentido común también es avisar de lo que nos viene encima: la cuesta de enero y la revisión salarial. Me temo que habrá quien no llegue al 15 el mes que viene si se autocumple la nueva profecía: se espera un consumo navideño masivo y el mercado ha tomado nota del exceso de demanda antes de producirse, con ese 6,3% de subida en el precio de los alimentos. Por eso no me parece mal que el Gobierno aconseje a los consumidores comprar conejo y a los agentes sociales cautela con la revisión salarial, no vaya a ser que por subirnos el salario 50 cochinos euros (aunque sean 8000 pesetas) sigamos alimentando a la bestia inflacionaria.

Espero no tener que abrir mi próximo artículo con una subida vertiginosa del conejo, tras el sabio consejo dirigido a los españoles. Por si acaso, guardémonos bien de contarle a nadie lo que vamos a cenar en Nochebuena. A no ser que nos toque el Gordo el sábado que viene. Eso sí merece una propina, pero sólo para la lotera. Mucha suerte.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar