El dinero de MIS impuestos (2)

Este contenido tiene casi 14 años
Me pregunto qué pensarán los becarios de las últimas propuestas fiscales de los partidos. Me refiero a la calderilla de Rajoy y al puesyotambién de Solbes. No se crean: seguramente Juan Costa, que sabe de economía un Rato, ha hecho bien las cuentas y el Ministro de Economía lo sabe. De hecho, la recaudación por impuestos indirectos (IVA y especiales) se acerca peligrosamente a la mitad del presupuesto, por mucho que se resienta de la pérdida de actividad económica entre 2006 y 2007. De nuevo, cuidémonos mucho de recurrir a la demagogia fiscal cuando hablemos del destino de NUESTROS impuestos.

La distribución de la recaudación es un auténtico dilema para nuestros políticos, de puertas de su departamento económico para dentro. De cara a la galería siempre es una gran baza ofrecer rebajas de impuestos (o ayudas directas, que es el mismo perro con collar socialista) en renta y sociedades, porque a fin de cuentas, lo que miramos los españoles es el bolsillo neto a día 30 de cada mes. El dilema consiste en tirar de un impuesto proporcional como el IVA o de uno progresivo como el IRPF. El primero es eficiente (funciona de acuerdo con el crecimiento de la economía) pero es injusto (a fin de mes duele más el 16% de 500 que el 16% de 2.000). El segundo es equitativo (en proporción, paga más el que más tiene) pero fiscaliza el trabajo y limita el gasto y el ahorro de los peor situados.

Así que no nos engañemos, eximir de pagar IRPF a mileuristas y pensionistas permitirá que la gente llegue a final de mes con más holgura y dedique más dinero a gastar y a contribuir en forma de tributo indirecto. El mercado, que es mano invisible pero no tonta, tomará nota y se apuntará nuevas subidas de precios (que a su vez incrementarán la base imponible de ese IVA y esos especiales). Y lo mejor de todo: pagaremos hipoteca e intereses (ese tributo financiero de cuyo destino nadie pide explicaciones) con mayor alegría y margen de maniobra. Aunque de eso no toma nota el mercado sino la secta ladrillera, que funciona a golpe de subasta ajena a la libre oferta y demanda.

Seguiremos, por lo tanto, pasando por caja por el bien de la Macroeconomía. Y becarios, pensionistas y mileuristas continuarán engrosando la estadística de los menos ahorradores de Europa. Porque del gasto se habla mucho, pero del ahorro muy poco. Y ya hablaremos de ese tema a fondo.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar