De los malos tiempos (y de la buena cara)

Hoy me encuentro pesimista. Veo que el mundo no tiene remedio, como el tiempo en Cantabria, que empaña las ideas en invierno y en verano desde mucho antes del cambio climático ese.

En mi habitual recorrido por la prensa seria me encuentro con un panorama internacional horroroso, no sé qué definición darán los libros de historia del futuro a la situación en Irán, Rusia y Evolandia. Demasiados frentes noticiables a la vez. Si no tuvieran oro negro en común no darían ni para un documental de La 2.

No escampa el temporal en los mercados financieros: el BCE anuncia nuevas inyecciones de moral, el dólar ni come ni deja comer... Y, claro, tampoco van las cosas muy boyantes en los mercados reales, por muy confiado que esté el gobierno: el ganador de las próximas elecciones proclamará un sonoro es la vivienda, estúpido. Demasiado para el cuerpo de ladrilleras e hipotecados. Menos mal que nuestro buque insignia bancario ya se ha ido de alquiler. Y por si fuera poco, empezamos a oir voces -con gran carga de razón- que sugieren modificaciones en la Seguridad Social.

No sé si la gente va a saber entender que nos encontramos ante el comienzo de un modelo económico nuevo. Cambios forzados, pero necesarios, en lo energético (renovables por petróleo, tren por automóvil), lo productivo (industria tecnológica por ladrillo) y lo socio-económico (multiculturalidad frente a singularidades y RHs).

Como los del norte ya estamos acostumbrados al mal tiempo, no tardaremos en poner buena cara a la situación (si conseguimos, claro está, quitarnos esos complejos). Pero por si cuesta, os invito a visitar mi nueva serie de videos económicos. El primero con un toque de humor sin ánimo de ofender a nadie. Ya habrá tiempo de otros más serios.

Feliz Domingo.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar