Calefacción eléctrica o de gas natural, ¿qué elegir y cuál es la más barata?

Calefacción eléctrica o de gas natural, ¿qué elegir y cuál es la más barata?

¿Sabías que el 47% del consumo energético de nuestro país se destina a calefacción? Ahora que llega el invierno y tenemos que decidir como calentar nuestros hogares, seguro que te has planteando esta cuestión ¿calefacción eléctrica o de gas?



Es importante que conozcas como funciona cada sistema y cuanto te puede costar, para que puedas elegir el que más se ajuste a tus necesidades y tu bolsillo. A continuación te explicamos como funciona cada sistema y sus ventajas:

Calefacción de gas natural

Consta de una caldera de gas que transporta el agua caliente por tuberías hasta los radiadores de un hogar. Estas calderas, que deben ser de condensación, tienen que ser instaladas por un técnico autorizado, además tienen que pasar una revisión obligatoria cada dos años.

La instalación y el mantenimiento es más costoso, pero el precio del kWh es más barato y la casa se calienta de una forma rápida y homogénea.

Los aparatos que se utilizan con más frecuencia para la calefacción con gas son los radiadores de agua. El agua se caliente a través de la caldera y corre a través de los radiadores que se encargan de calentar las habitaciones de nuestra vivienda.

Calefacción eléctrica

Se pueden utilizar diferentes sistemas; tales como radiadores de aceite, suelos radiantes, bombas de calor, acumuladores de calor u otros aparatos de climatización.

  • Los radiadores de aceite son sistemas antiguos que funcionan calentando un aceite térmico. No requiere instalación ni obras, solo enchufarlo a la red eléctrica. Una vez apagados, siguen emitiendo calor hasta que pierden la temperatura por completo.
  • Las bombas de calor sólo emiten calor en el espacio en el que se encuentra instalada pero para alcanzar la temperatura deseada no necesitan mucha energía.
  • Los acumuladores de calor almacenan el calor para liberarlo poro a poco. Son sistemas también antiguos y costosos.
  • Los suelos radiantes son sistemas más modernos. Consisten en una red de tuberías que hacen circular el agua caliente bajo el suelo, desprendiendo calor de forma uniforme. El coste inicial es elevado.

La instalación más económica que la de gas y requiere de poco mantenimiento, pero el precio del kWh es más elevado. Además, si decides instalar este tipo de calefacción posiblemente tendrás que contratar una potencia eléctrica superior, de ser así pagarías más en tus facturas de la luz.

Comparativa entre calefacción eléctrica y con gas natural


Características

CALEFACCIÓN
ELÉCTRICA

CALEFACCIÓN
CON GAS NATURAL

Instalación

Económica (salvo suelos radiantes)

Cara

Precio kWh (consumo)

Elevado

Económico

Costes de mantenimiento

Muy bajos

Altos

Seguridad

Muy seguro

Menos seguro

 
La calefacción eléctrica está más recomendada para viviendas pequeñas y donde el clima es cálido o templado y, también, en segundas viviendas en las que solo se consume energía de forma puntual, mientras que la de gas natural suele usarse para casas más grandes y climas fríos.

Una vez seleccionado el tipo de calefacción deberás elegir bien la tarifa de energía. Una tarifa ajustada a tu perfil de consumo te ayudará a ahorrar en gran medida. Además, si se optas por la instalación de un sistema de calefacción eléctrico, te recomendamos la elección de tarifas eléctricas con discriminación horaria. 

Para encontrar la tarifa que más se ajusta a tus necesidades, puedes utilizar nuestro comparador de tarifas de luz y gas. Es gratuito y en menos de un minuto, descubrirás la tarifa que mejor se adapta a ti, para que puedas ahorrar independientemente del sistema de calefacción que elijas.

  1. #2
    Muelle
    La revision de la caldera de gas es de "maximo 2 años salvo que el fabricante recomiende una menor"...que siempre es cada año.
  2. #1
    Fleischman
    Elegir la tarifa es muy sencillo.

    Siempre la tarifa regulada, nunca una timotarifa de las que anuncian las eléctricas. Si las eléctricas se gastan el dinero en anuncios en TV, comerciales que van por las casas y en promociones, es porque les compensa a ellas, no al consumidor. Nadie da duros a cuatro pesetas.

    La de gas es más rentable la TUR 3.1 (salvo consumos elevados, en su día hice la cuenta y el punto de corte me salía en unos 8000 kWh al año). En cualquier caso,  te la cambian automáticamente si pasas de 5000.

    La de luz normalmente es más rentable la PVPC con discriminación horaria. Es fácil saberlo porque en la factura te dicen a cuánto habría ascendido si tuvieras las otras opciones.
    1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar