6 formas asombrosas de generar electricidad limpia descubiertas en 2020

6 formas asombrosas de generar electricidad limpia descubiertas en 2020

En este artículo os traemos algunos experimentos extraños y asombrosos descubiertos en el último año, que pueden parecer a priori verdaderas locuras o, incluso, extraídos del mundo más friki del sector de la energía pero que, tras años de investigación, surten con resultados positivos y son capaces de generar electricidad.

6 formas asombrosas de generar electricidad limpia descubiertas en 2020

 

Para entender estos experimentos mejor, primero expliquemos brevemente qué es la electricidad y cómo se genera.

¿Qué es la electricidad? ¿Cómo se genera?

La electricidad son fenómenos que se producen por el movimiento y la interacción entre cargas eléctricas positivas y negativas de cuerpos físicos.

Y, el proceso es que la fuente energética, sea la que sea (nuclear, gas natural, petróleo o carbón), calienta agua para crear vapor que permita que las grandes turbinas giren y produzcan la electricidad. Pero estas fuentes son contaminantes y no son sostenibles.

De ahí la importancia que tiene el uso de energías renovables, recursos limpios proporcionados por la naturaleza para proteger el planeta y que son inagotables.

La consciencia por el medio ambiente cada vez tiene más valor en la sociedad, la accesibilidad a energías limpias es mayor, se realiza más investigación y la tecnología se perfecciona. Ejemplo de ello son los siguientes descubrimientos de 2020, investigaciones realizadas para tratar de generar electricidad a partir de fuentes de energía limpias y de materias orgánicas.

 

Descubrimientos del último año para producir electricidad sostenible

Cáscara de gambas para almacenar energía.

Tres españoles han propuesto obtener electrodos para baterías de gran almacenamiento a partir de la quitina presente en la cáscara de las gambas. El objetivo es conseguir sintetizar la fórmula en un laboratorio para fabricarla. Una alternativa orgánica más respetuosa con el medio ambiente.

Pero, ¿cómo funciona? Se basa en el efecto doppler con la peculiaridad rotacional. Han construido un sistema basado en un anillo de altavoces para crear un giro en las ondas de sonido análogo al giro en las ondas de luz. Las ondas de sonido retorcidas se dirigen a un sonido giratorio absorbente hecho de un disco de espuma. Detrás del disco situaron micrófonos para que captasen el sonido de los altavoces a medida que pasaba por el disco. Esto hacía que aumentase constantemente la velocidad de su giro.

Durante el experimento, se observaba que al subir la velocidad del disco giratorio, el tono del sonido de los altavoces bajaba, hasta no llegar a oírlo. Y luego subía de nuevo hasta alcanzar el tono anterior, pero más alto.

 

Dispositivo que produce electricidad a partir de la nieve

El primer dispositivo capaz de extraer energía de la nieve ha sido desarrollado en Los Ángeles, en la Universidad de California.

¿Cómo lo consigue? La nieve, con carga positiva, al frotarla con un material de carga opuesta, intercambia electrones permitiendo generar energía. Este dispositivo podría servir para analizar y mejorar el rendimiento de un deportista que practica, por ejemplo, esquí instalándolo en la suela de las botas.

 

Aprovechamiento del vapor de agua de la atmósfera para generar electricidad

Tres investigadores de la Universidad de Tel Aviv en Israel, se propusieron producir una batería pequeña de bajo voltaje que solo usara la humedad del aire. Descubriendo que las moléculas de agua pueden transferirse carga eléctrica de unas a otras, ya que, a través de la fricción, pueden acumular cierta electricidad estática.

Averiguaron cómo diferentes superficies metálicas aisladas acumulan carga a partir del vapor de agua de la atmósfera, eso sí, solo es posible si la humedad relativa del aire supera los 60º. De momento, la aplicación práctica de este experimento se limita a por ejemplo la carga de pilas de 1,5V.

 

Producción de electricidad a partir de plantas verdes, hojas, hierba o algas marinas.

También de la Universalidad de Tel Aviv en colaboración con la Universidad de Arizona (EE.UU), han sido capaces de conseguir que una planta se transforme en una fuente eléctrica.

Descubrieron que las células de las plantas se pueden usar como receptáculo, aunque a un tamaño manométrico. Tomaron una enzima y la pusieron en la cavidad de la célula de la planta, produciendo hidrógeno.También utilizaron micro algas a las que inyectaron una enzima que produce hidrógeno y, las micro algas, desarrollaron células que contenían la nueva enzima. Tomando enzimas que producen otras sustancias se lograrían resultados similares.

Pero se necesita más trabajo y mucho más tiempo para que pueda llegar a desarrollarse comercialmente y ver las infinitas posibilidades de este descubrimiento, beneficiosas, sobre todo, para la agricultura.

 

Un dispositivo logra extraer energía de las sombras con éxito

El prototipo, creado en la Universidad de Singapur, está formado por una base de plástico flexible, sobre ella, han colocado una lámina de silicio y, sobre esta, tiras de película de oro, permitiendo generar cantidad de energía suficiente para hacer funcionar, por ejemplo, un reloj digital. 

El contraste en la iluminación induce una diferencia de voltaje entre la sombra y las secciones iluminadas, lo que resulta en una corriente eléctrica, afirma uno de sus descubridores.

Para que funcione, no debe haber sombra constante, sino un cambio de sombra a luz y al revés. Gracias a este dispositivo se traspasa la problemática de las sombras que tiene la energía solar sacando provecho, por ejemplo, al paso de las nubes.

 

Crean ropa que genera electricidad a partir del calor corporal y piel de tomate

Dos investigadores de la Universidad de Málaga han conseguido que cualquier prenda textil pueda producir pequeñas cantidades de energía, gracias a la piel de tomate y nanopartículas de grafeno que esparcen sobre tejidos de algodón, como una camiseta. Que, al ponértela, hace contraste entre el calor corporal y la temperatura ambiente y genera electricidad. Y, al colocar luces led sobre ella, se encienden.

Con este descubrimiento pretenden crear prendas que sirvan a montañeros, militares o quien pueda estar en situaciones extremas y sin posibilidad de encontrar un enchufe, así como otros posibles usos de salud, como dar energía a sensores que controlan el ritmo cardíaco, etc.

Estos experimentos son todavía recientes y, la mayoría de ellos, aunque son muy prometedores, tienen fuentes de carga de bajo voltaje. Por ello, se debe seguir investigando e invirtiendo en ellos, para que la aplicación práctica se haga realidad y nos reporten ventajas y utilidades superiores.

Hasta que llegue ese momento, puedes contratar para tu hogar las tarifas de luz más económicas utilizando nuestro comparador energético. Es totalmente gratuito. En pocos segundos verás lo que te puedes ahorrar al año, además, si eres de los que tienen conciencia ecológica, puedes elegir tarifas de energía verde.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar