Claves del etiquetado energético: cómo ahorrar hasta 495 euros al año con electrodomésticos eficientes

Claves del etiquetado energético: cómo ahorrar hasta 495 euros al año con electrodomésticos eficientes

Los electrodomésticos que tenemos en el hogar suponen una gran parte del consumo de energía de nuestras viviendas. Sustituyendo nuestros electrodomésticos antiguos por unos modernos con distintivo de eficiencia energética alta, conseguiremos importantes ahorros en las facturas de luz. Por tanto, es clave entender y tener en cuenta la etiqueta energética de los electrodomésticos para comparar y adquirir un nuevo aparato, ya que nos puede suponer ahorros económicos considerables en nuestras facturas de energía.

Claves del etiquetado energético: ¿cómo ahorrar hasta 500€ al año con electrodomésticos eficientes?

 

Claves del etiquetado energético

Como ya sabrás, el etiquetado energético es obligatorio en el mercado europeo para aquellos productos que utilizan energía para funcionar (PUEs).

Según conclusiones de encuestas realizadas por Conseed (CONSumer Energy Efficiency Decision Making), la eficiencia energética es el segundo atributo más valorado en España, después del precio, a la hora de adquirir una nueva lavadora. Por lo que los hogares españoles están concienciados sobre la etiqueta de eficiencia energética, aunque muestran cierta desconfianza por la posible manipulación de los fabricantes de electrodomésticos y por el desconocimiento sobre los precios de energía. Según datos de la Comisión Europea, solo un 15% de los consumidores no reconoce este tipo de etiquetas.

Actualmente, en algunos aparatos, podemos encontrar dos etiquetas distintas de eficiencia energético, ya que, a partir de marzo de 2021, entrará en vigor oficialmente el nuevo etiquetado de eficiencia energética con información más clara para el consumidor.

 

¿Qué diferencias existen con las etiquetas actuales?

Explicamos a continuación los conceptos que aparecen en estas etiquetas para entender qué significan a la hora de comparar y elegir un nuevo electrodoméstico.

  • [NOVEDAD] Clases energéticas: escala de la “A” a la “G” asociadas a colores de verde oscuro a rojo, con la relación de más eficiente a menos. La novedad es que se suprimirán las clases A+, A++ y A+++.

Los antiguos aparatos de clase A+++ se asignarán a la clase B o C a partir de marzo y, en el lanzamiento, no habrá aparatos con etiqueta A, para dejar libre un espacio de mejora para los electrodomésticos más innovadores.

A partir de la letra C, del color amarillo al rojo, se clasifican a los aparatos que más energía consumen. La tendencia dicta que estos productos acabarán desapareciendo del mercado.

  • Clase asignada: grupo en el que se encuentra el producto etiquetado.
  • [NOVEDAD] Consumo de energía anual: cantidad aproximada en kWh que necesita el electrodoméstico para funcionar durante un año. La novedad con respecto al etiquetado actual es que aparecerá presentado siempre en el centro de la etiqueta.
  • Pictogramas intuitivos: información adicional que dependerá del tipo de producto, útil para que el cliente pueda comparar de forma más fácil y visual. Incluye información acerca del ruido emitido del aparato, consumo de agua, capacidad de carga, capacidad de congelación, eficiencia del centrifugado, etc.
  • [NOVEDAD] Código QR: estas nuevas etiquetas incorporan un código QR que se puede escanear con el móvil para acceder a más datos sobre el producto. Enlazado a la base de datos de productos de la UE (EPREL) donde se irán incorporando los nuevos productos que salgan al mercado.

También se debe tener en cuenta a la hora de elegir un electrodoméstico:

  • Elegir uno que disponga de programas Eco, que optimizan el uso de la energía para ahorrar.
  • Adecuar su tamaño en función de las necesidades del hogar, ya que, un tamaño más grande de lo que necesitamos nos hará gastar más energía.
  • Contar con la mejor tarifa energética en nuestra vivienda; que tenga la potencia ajustada a nuestro consumo real y el precio más óptimo, para que paguemos menos por el consumo de nuestros aparatos y se traduzca, a su vez, en una reducción de nuestras facturas mensuales. Para ello, podemos subir una factura de luz a esta herramienta gratuita para comparar tarifas de luz y nos hará un análisis instantáneo ofreciéndonos el ahorro anual estimado con la mejor tarifa de las comercializadoras del mercado.

 

¿Cuánto se puede ahorrar con un electrodoméstico eficiente?

Al comparar en una tienda, habrás observado que los aparatos más eficientes son más caros, pero está demostrado que generalmente se amortizan antes de que acabe su vida útil. Ya que, no solo hay que tener en cuenta el precio de compra sino también el coste real, es decir, el coste de la energía durante todos los años de uso y de vida útil del aparato e, incluso, de agua, en el caso de las lavadoras o lavavajillas, necesarios para hacerlos funcionar.

Por ejemplo, si decides cambiar un frigorífico combi que tiene 15 años por uno de clase A+++, podrás ahorrar hasta 120,59 €/año. Si en lugar de 15 años, tuviera 5 años, el ahorro anual sería de hasta 72,63 €.

En el caso de un lavavajillas, sustituyendo la antigua de más de 15 años por una de clase A++, el ahorro anual sería de 59,69 € y de 64,96 € en caso de reemplazarlo por uno de clase A+++ (5,27 € más que con la clase inferior).

Y, sustituyendo una lavadora de 10 años por una de clase A+++ puedes ahorrar hasta 33,32 €/año.

Si sumas el ahorro anual que supondría el cambio de todos los electrodomésticos principales de tu hogar por unos eficientes (frigorífico, horno, lavadora, lavavajillas, secadora, etc.), el ahorro total podría superar los 500 euros al año. Según la tabla de cálculos de ANFEL (Asociación Nacional Fabricantes e Importadores Electrodomésticos).

Ventajas de usar electrodomésticos eficientes

  • Eligiendo un electrodoméstico con etiqueta energética alta conseguirás reducir el consumo de energía en tu hogar.
  • Además, obtendrás una mejor calificación en el certificado de eficiencia energética de tu vivienda. ¿Sabías que si quieres alquilar tu casa o venderla necesitas tener un certificado de eficiencia energética?
  • También, como hemos podido ver con la comparativa anterior, conseguirás un ahorro en las facturas de luz (hasta 495 euros anuales) y, por supuesto, contribuirás a conservar y proteger el medio ambiente.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar