¿Qué cambios podemos esperar durante la desescalada en el sector energético?

¿Qué cambios podemos esperar durante la desescalada en el sector energético?

El consumo eléctrico durante las semanas más restrictivas de confinamiento por el Covid-19 cayó un 20%, con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de Red Eléctrica de España (REE). Esto se debe al hecho de que se paralizaron las actividades comerciales e industriales no esenciales. Sin embargo, el consumo energético en los hogares se ha incrementado y, con ello, muchos consumidores han podido apreciar un aumento en sus facturas de luz de este periodo.

¿Qué cambios podemos esperar durante la desescalada en el sector energético?

 

Consecuencias positivas y oportunidades del confinamiento

El mercado eléctrico se rige por la ley de la oferta y la demanda. La caída de la demanda ha ayudado a dar continuidad a la tendencia bajista que veníamos teniendo en los precios de la electricidad, en el mercado mayorista, durante el estado de alarma. Hasta un 56% más baratos que hace un año. De hecho, nos encontramos en precios mínimos históricos. Ha sido en el mes de abril cuando se ha observado la mayor caída de la demanda eléctrica nacional de los últimos 20 años: un desplome del 17,3% en abril y del 13,1% en mayo, con respecto a la de los mismos meses de 2019.

Evolución ed la demanda nacional de energía

Fuente: REE

Con respecto al gas, la demanda también ha caído con respecto al año anterior; ocasionado por el confinamiento, las temperaturas, que no han sido especialmente bajas, y la gran producción de energía eólica que ha sustituido a la de gas. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé que la demanda global de gas caiga un 4% en 2020, la mayor caída de la historia (incluso mayor a la producida tras la crisis financiera de 2008).

El aumento del stock de gas y petróleo en el mundo, por el descenso en la demanda, es lo que está originando que el pico caiga. Traduciéndose en una menor contaminación, con una reducción considerable de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la energía.

Además, esta caída ha favorecido que las energías renovables tengan más peso (en especial, una mayor producción de la eólica e hidráulica) y un precio más bajo que las hace estar más al alcance de todos. Acontecimiento que puede ayudar a la transición a una economía más verde y renovable con un proceso de descarbonización del sector energético.

Concretamente en mayo, segundo mes completo que pasamos bajo el estado de alarma y mes en que comienza la desescalada, ha resultado ser un mes con una tasa más alta de generación de energía renovable. Concretamente, la producción que procede de fuentes de origen renovables ha representado el pasado mes el 52,5% del total.

“Un efecto que viene para quedarse y que ha surgido a consecuencia del confinamiento por el Covid-19 y el teletrabajo, es que muchos usuarios han perdido el miedo a realizar compras por internet. Y, prolifera la oportunidad del uso de herramientas digitales en los hogares para hacer comparativas y comprar productos o contratar servicios de forma on line. Como, por ejemplo, el comparador de tarifas de luz y gas de Watiofy, una herramienta gratuita y sin compromiso, que facilita a los consumidores la tarea de elegir compañía comercializadora de energía para ayudarles a abaratar sus facturas.” Según nos asegura Arturo Cardenal, fundador y CEO de Watiofy.

¿Qué cabe esperar a partir de ahora?

Con el inicio de la desescalada, comienza a recuperarse y aumentar la actividad económica del país y, por tanto, la demanda eléctrica. Aunque todavía esta es inferior comparándola con la del mismo mes en 2019.

Los consumidores del mercado regulado se han beneficiado de un precio de la luz más barato durante el confinamiento pero, a pesar de ello, han podido apreciar un incremento en sus facturas de hasta el 30%, debido a que el consumo ha sido de hasta un 50% superior en muchos hogares. No obstante, a medida que se reactive la actividad y consecuentemente, la demanda de electricidad, el precio de la luz tenderá a subir.

Esta crisis está favoreciendo la competencia en el sector de la energía y, las comercializadoras, ya están empezando a ajustar sus precios para ofrecer tarifas mucho más agresivas.

Por ello, ahora conviene comparar más que nunca precios entre las distintas comercializadoras del mercado para elegir aquella que nos ofrezca mejor tarifa y sin permanencia. Ahora es un buen momento para buscar tarifas a precio fijo con niveles de precio más baratos de lo que posiblemente se esté pagando, para beneficiarse de un buen precio durante los próximos doce meses. Teniendo en cuenta, si se compara con un contrato de energía de 2019, que los precios de ahora son mucho más baratos que los del año pasado.

Todos los años, millones de usuarios cambian de compañía comercializadora de energía. Pero, la gran mayoría de ellos, realizan ese cambio con las cinco grandes compañías tradicionales, motivado, generalmente, por el poco tiempo que se dispone para realizar una comparación, debido a la multitud de compañías existentes en el mercado.

Con la ayuda de un comparador gratuito de tarifas de luz y gas como el de Watiofy, que compara todas las comercializadoras del mercado, tanto las de siempre como las nuevas, es más sencillo encontrar la tarifa ideal y ahorrar en las facturas.

Pese a todo y salvo rebrotes del Covid-19, la tendencia es que la situación del sector energético tienda a normalizarse.

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar