Revisión de caldera, ¿estoy obligado?

Revisión de la caldera: cada dos años

Las compañías de gas deben mantener un constante mantenimiento de las calderas de gas de los hogares. Anteriormente, la revisión era obligatoria hacerla cada año, pero la normativa ha cambiado y ahora la revisión se debe hacer cada dos años. Las compañías distribuidoras de gas se aprovechan de cualquier situación para sacar el máximo beneficio a base de esta revisión. Por ello, debes guardar el resguardo de pago de la revisión durante cinco años. De esta forma, no te podrán exigir otra revisión.

 

¿Quién debe realizar la revisión?

La revisión la realiza la empresa mantenedora certificada que el consumidor elija, pudiendo ser entre:

Servicio Técnico Oficial

El contrato de mantenimiento no exige que sea la marca de la caldera la empresa que debe llevar a cabo la revisión. Pero en la mayoría de casos sí que es ella la encargada, y resulta lógico que lo realicen ya que su conocimiento sobre el funcionamiento de la caldera será mayor.

Compañía de gas

Con la liberalización del mercado energético en el año 2009, las empresas distribuidora de gas comenzaron a incluir un servicio complementario que consistía en una revisión anual de la caldera. La empresa, con cierto tiempo de antelación, mínimo cinco días, avisaba al propietario de que le corresponde una revisión. Resultaba más cómodo que si la llevaba a cabo el Servicio Técnico Oficial, por temas geográficos y de más.

La instalación del gas

No corresponde a la misma empresa llevar el mantenimiento de la caldera como de la instalación del gas. La instalación del gas se debe someter a una inspección cada cinco años, cuatro años para el País Vasco. Esta inspección es realizada por la empresa que gestiona y comercializa el gas (Iberdrola, Gas Natural, Endesa, etc.).

La caldera de gas y el calentador de gas

Tampoco hablamos de lo mismo cuando nos referimos a la revisión del calentador de gas. La revisión del calentador se lleva a cabo cada cinco años. En las construcciones modernas las calderas llevan incorporado un calentador de gas. Las calderas son más comunes en las construcciones antiguas.

¿Tenemos todos calderas en el hogar como nos hacen creer?

La verdad es que no. Las calderas hay que revisarlas cada dos años. Los calentadores cada cinco. Las calderas son comunes en: edificios antiguos, chalets, casas rurales, y generalmente funcionan con combustibles de gas (propano, gas natural o butano).

caldera_gas_natural 

Caldera de Gas (primera imagen) - Calentador de Gas (segunda imagen)

La diferencia entre ambas no es observable a simple vista. Pero por dentro su funcionamiento no es el mismo, y debemos tenerlo claro para evitar posibles engaños.

La CNE (Comisión Nacional de Energía) obliga realizar una inspección de la instalación del gas de un hogar cada cinco años. Es totalmente obligatorio. La empresa que se encarga de suministrar el gas al hogar será la encargada en avisarte de cuándo te toca dicha inspección.

Si en vez de disponer de caldera, disponemos de calentador no debemos llevar a cabo de forma obligatoria la revisión cada dos años. Deberemos llevarla cada cinco años.

¿En qué consiste la revisión de la caldera?

Generalmente, la revisión de la instalación del gas, incluyendo la caldera de gas consiste en:

  • Una revisión general de los elementos de la instalación del gas (de los aparatos de gas) para minimizar consumos, averías o fallos graves futuros.
  • Una revisión de la instalación de la calefacción: caldera, radiadores, circuito hidráulico, etc. Para clientes con calefacción de gas. El objetivo fundamental de la revisión es: comprobar el correcto funcionamiento y consumo de los aparatos de gas.
  • Un análisis ambiental de todo el suministro de gas.
  • Detectar anomalías y posibles errores de funcionamiento. Combustión higiénica de los aparatos de gas.
  • Entre otros.

Una vez llevada a cabo la inspección o bien solo de la calder o bien de toda la instalación del gas, debemos pedir una copia del resguardo donde se indica que esta ha sido realizada. En caso de anomalías deberíamos corregirlas, en la medida de lo posible, para evitar algún problema superior en el futuro.

Es muy importante no dejar que cualquier persona nos haga este tipo de revisiones. En muchas ocasiones suelen ser falsos inspectores que lo único que les interesa es sacarnos el dinero. La empresa que nos distribuye el gas se debe encargar de avisarnos, con un mínimo de cinco días de antelación, de la revisión obligatoria a la que nos debemos someter.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar