Electrodomésticos con etiqueta energética

La etiqueta energética de los electrodomésticos.

¿Qué es la etiqueta energética?

Es una descripción de los niveles de energía y/o agua que consume el aparato, es decir, su eficiencia y las prestaciones de éste.

Tiene que aparecer en todos los electrodomésticos puestos en venta.

Son importantes por las:

  • ventajas económicas: el ahorro que se porduce para el consumidor de un electrodoméstico eficiente (que es superior a uno que no lo sea).
  • ventajas ecológicas: para el medio ambiente, hay más transparecia de su funcionamiento.

Lo mismo sucede con los vehículos, antes de comprar uno tenemos que tener en cuenta qué consume, ya que lo que resulta ser barato al instante puede llegar a ser caro a largo plazo.

 

Un electrodoméstico se considera eficiente si realiza las mismas prestaciones que otro pero con un consumo energético inferior.

Como vemos en la imagen, hay 7 barras de identificación. Los colores vas de tonos verder a amarillos y rojos; los tonos verdes (A++, A+, A, B, Y C) son los que menos consumen, es decir, los más eficientes. Por otro lado, tenemos los amarillos y rojos que van de menor a mayor consumo, que son los menos eficientes

Fiabilidad de las etiquetas

No hay ningún organismo que compruebe la certeza de la etiqueta respecta a su electrodoméstico. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU):

La clase energética mencionada en las etiquetas raramente se corresponde con la real y el consumo está sistemáticamente subestimado, es decir, los aparatos se han situado en una clase demasiado elevada, casi siempre la inmediatamente superior.

Electrodomésticos obligados a presentarla

En la Unión Europea se obliga a tener la etiqueta los siguientes :

  • Frigoríficos y congeladores
  • Lavadoras y secadoras
  • Lavavajillas
  • Horno eléctrico
  • Aparatos de aire acondicionado
  • Lámparas domésticas

 

 

Rentabilidad de un electrodoméstico clase A

Si tenemos que comprar un electrodoméstico y optamos por el que tiene un consumo de A en vez del que tiene un consumo G, las estadísticas aproximan que a lo largo de la vida útil del electrodoméstico ahorraríamos unos 800 euros. Además, muchas comunidades autónomas cuentan con el PLAN RENOVE, que se basa en ayudar con una cantidad de aproximadamente 50 euros por electrodoméstico a los hogares que decidan sustituirlos por otros que consuman menos energía. Cualquier persona puede beneficiarse de esta ayuda siempre y cuando se tengan en cuenta unos requisitos, algunos de ellos son:

  • que el electrodoméstico viejo se de para su reciclado,
  • que se sustituya por uno más eficiente de la clase A++, A+, ó A.
  1. en respuesta a Busti
    -
    #5
    26/02/14 12:17

    Si te lo reconoce el propio instalador de la marca... ¡buenos estamos!

    Es una realidad, el consumismo ha hecho que merezca la pena comprar un aparato nuevo y no arreglar el antiguo. También te digo que la crisis ha dado la vuelta a la moneda.

    Como en todo, en el justo medio está la virtud. Ni tirar doscientos años con una máquina cuyas reparaciones sean tan importantes y frecuentes que te salga más cara la salsa que la perdiz, ni tirarla a la basura porque ha salido otra con el botoncito "rojo B", ;-)

    Un saludo cordial

  2. en respuesta a Karlicones
    -
    #4
    25/02/14 18:40

    Yo. cuando cambié la caldera que tenía unos 25 años,por otra de la misma marca el propio instalador de la marca, cuando vino a ponerla a punto me dijo "no espere que esta caldera le dure lo que la antigua".También creo en lo de la obsolescencia de los electrodomesticos actuales.
    Saludos.

  3. en respuesta a Antonia G
    -
    #3
    25/02/14 16:05

    Una nevera no sé, pero doy fe de que la lavadora de casa de mis padres sigue funcionando a las mil maravillas y tiene más de 30 años. Te aseguro que me da pena cambiarla. Cuando haga las obras de la cocina, creo que la conservaré. Lo único que nunca ha hecho bien es lavar medias finas, pero para lo demás es una maravilla.

    No me preguntes lo que gasta, por aquellos entonces igual ni se hablaba de eficiencia energética, ;-)

    Pues a ver cuándo "premian" a quienes pensamos en el medioambiente desde hace mucho... Esto me recuerda a lsa ventajas de los "nuevos" clientes, obviando la fidelidad de los "viejos".

    Un saludo cordial

  4. en respuesta a Karlicones
    -
    #2
    25/02/14 12:05

    Buenas,
    yo también pienso en que en la época que vivimos se fabrican y construyen objetos que tienen fecha de caducidad. Con esto se fomenta el consumismo; ¿o a caso no es posible construir una nevera, o una lavadora, que dure infinitos años (muchos más de los que suele durar una ahora) utilizando los productos y los infinitos materiales de los que disponemos en la actualidad? Pero no les conviene a las empresas, ya que con una nevera por hogar se estancaría su negocio.
    Supongo que el ahorro de 800 euros por electrodoméstico tendrá en cuenta unos años de más de lo que realmente se estima su vida útil.
    Y, respecto al plan renove, no lo he solicitado por ahora, pero supongo que será más para aquellos que quieran sustituir su electrodoméstico de clase G, F, E ó D, por uno de clase superior, de menos consumo.
    Un saludo.

  5. #1
    25/02/14 09:16

    Buenos días,

    Dices "Si tenemos que comprar un electrodoméstico y optamos por el que tiene un consumo de A en vez del que tiene un consumo G, las estadísticas aproximan que a lo largo de la vida útil del electrodoméstico ahorraríamos unos 800 euros."

    El problema que veo es que parece ser que los electrodomésticos y , en general, todo, dure cada vez menos tiempo.

    Supongo que tendréis la experiencia o si no,lo habréis escuchado alguna vez, de un aparato que se rompe nada más caducar su garantía.

    ¿El cálculo del ahorro de 800€ tiene en cuenta el importante factor de la obsolescencia programada?

    Y en cuanto al plan renove, una pregunta. Un lavavajillas me empezó a dar problemas a los dos años de adquirirlo, como las reparaciones eran costosas y frecuentes, decidí aprovechar el plan renove para comprar otro. Me dijeron que tenía que sustituírlo por uno de eficiencia superior, algo imposible porque ya lo era y como no estaba dispuesta a volver a gastar tanto dinero, me dijeron que nones. Ni 50€ ni medio.

    No tengo tan claro el ahorro en estos aparatos tan verdes. Por el bien del medioambiente, de acuerdo, pero por ahorro, no sé yo...

    Un saludo cordial

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar