Ventas al por menor y recuperación económica

El consumo interno no progresa como esperaba el mercado. Según parece, el efecto calendario es responsable de que los datos de ventas al menor de abril hayan sido flojas. Había buenas expectativas para la recuperación del consumo hasta ahora, que se han publicado los resultados y se ha desvanecido la ilusión. Ahora se pone en contexto el rebote de marzo.

El efecto calendario: las tempranas fechas de la Semana Santa, anticipó demanda de abril a marzo, motivo por el que los datos de marzo fueron buenos, especialmente en las ventas de ropa, pero las cifras de ventas de abril de grandes como The Gap a la baja un 3%, Target un 5.9%, Penney`s un 3.3% o Abercrombie & Fitch un 7% han sentado como un jarro de agua fría.

La leve mejoría del consumo está directamente relacionada con aspectos que hacen sospechar de su fortaleza. La facilidad para declararse en quiebra en USA así como las posibilidades de los hipotecados para posponer la ejecución de la hipoteca, de acuerdo con instrucciones desde las autoridades, han proporcionado liquidez a los ciudadanos. Estas quiebras estratégicas se estima han podido alcanzar cifras anualizadas de $150 billion.

Los incentivos del gobierno para estimular la demanda,  compra de primera vivienda o compra de vehículos o electrodomésticos, no son indefinidos. Es quizá por eso que el consumidor no ha cambiado todavía sus hábitos, cuando la tasa de ahorro ha caído estrepitosamente mientras el consumo se ha recuperado.

VENTAS AL POR MENOR Y TASA DE AHORRO

El crédito privado está todavía en descenso, según datos de la propia FED. Préstamos comerciales e industriales cayeron en marzo un 16% y el papel comercial respaldado por activos cayó un 20%. Estamos asistiendo a los peores datos de concesión de créditos, al consumo y comerciales, desde la segunda guerra mundial.

Las quiebras estratégicas, y las que no lo son, están causando un enorme daño a las empresas de garantía y concesión hipotecaria. Freddie Mac, por ejemplo, ha publicado unos resultados negativos cercanos a los $8.000 millones en el primer trimestre del año y ha aprovechado para anticipar que necesita fondos públicos adicionales para sobrevivir debido a la persistente fragilidad del mercado inmobiliario. Eso sí, los bancos no paran de ganar dinero, o eso dicen al menos.

La semana ha sido verdaderamente convulsa en cuanto a mercados se refiere. Los bonos se han beneficiado del vuelo a la calidad causados por la desconfianza en Europa, tal como anticipaba la pasada semana, y gracias al gran riesgo que entraña la inversión en el mercado de acciones a los precios actuales. Incluso China ha sufrido una importante corrección  en renta variable en las últimas semanas.

                                  T-BOND Mensual. Semilog

La posición de la década, bajista estructural, para muchos inversores contra el T-Bond está plenamente justificada desde el punto de vista del grave deterioro de las finanzas públicas americanas, así como atendiendo a las proyecciones del propio CBO (Congressional Budget Oficce), aunque el tiempo dirá. No obstante, el timing será determinante y por el momento la teoría de la opinión contraria está funcionando muy agudamente.

El Oro por su parte ha sido otro gran beneficiado de la reciente crisis y ha actuado como activo de calidad. En mi opinión, se trata de un activo más seguro e imparcial que los bonos USA y que el propio dólar y no olvidemos que históricamente ha sobrevivido a multitud de monedas que se han creado para desaparecer o devaluarse fuertemente con el paso del tiempo. Actualmente cotiza a un escaso 1% de sus máximos históricos. Los máximos históricos que consiguió en 1980 corregidos por inflación a día de hoy rondan los $2300 por onza, nivel que puede ser ampliamente superado en el futuro.

Respecto del mercado de acciones, ¿qué les parece el “error”  de ayer y su impacto en el comportamiento del mercado?.   Sin comentarios…  pero qué desvergüenza!.

Y ahora qué?.  Es muy complicado hacer pronósticos ante semejante situación pero sí conviene mantener la prudencia y no dejarse llevar por lo que seguramente será un comportamiento inestable e increíblemente alcista de corto plazo en busca de los soportes perdidos, mencionados aquí en anteriores comentarios. A continuación se girará de vuelta, o al menos eso seguiré descontando en tanto no se superen niveles clave.

Recordemos que nos encontramos en la peor fase estacional del ciclo presidencial, en el que los trimestres segundo y tercero del segundo año electoral, es decir, éste y el siguiente son los trimestres de mayor debilidad bursátil.

Atentamente,

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta
CEFA

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar