Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Tanto a la hora de buscar nuevas oportunidades inmobiliarias como al analizar un inmueble en rentabilidad, el Beneficio neto es uno de los indicadores clave. Este valor nos permitirá calcular el valor del activo, y en última instancia el nivel de su patrimonio inmobiliario.

El Beneficio Neto al detalle.

Si eres un nuevo inversor inmobiliaria existen un buen número de indicadores que debes conocer perfectamente para tener éxito. Una de las más importantes es sin duda el beneficio neto.
El beneficio neto de una inversión inmobiliaria es el beneficio obtenido tras contar todos los ingresos procedentes del arrendamiento y todos los gastos de la propiedad.

La fórmula es sencilla:

Beneficio operativo = total ingresos – total gastos.

Para maximizar nuestro beneficio neto lo que debemos hacer es aumentar los ingresos todo lo posible y reducir los gastos. Los gastos operativos de una inversión inmobiliaria como el mantenimiento, las reparaciones, etc. deben mantenerse tan bajos como sea posible.

¿Por qué debemos centrarnos en maximizar este valor? Valoración de la propiedad.

El procedimiento más habitual para valorar una propiedad es comparar con otros inmuebles similares que se hayan vendido (idealmente) o que se encuentren en venta en la misma zona. Sin embargo, en  caso de inmuebles en rentabilidad el valor dependerá en gran medida del rendimiento obtenido de la inversión. Además de aumentar nuestro flujo de efectivo entrante, aumentar el beneficio operativo nos beneficiará de manera secundaria al suponer un mayor valor de nuestra propiedad.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar