Cómo ahorrar en el Impuesto de Sociedades 2014: planificación tras la Reforma Fiscal

Cómo ahorrar en el Impuesto de Sociedades 2014: planificación tras la Reforma Fiscal

El 2014 es un año muy importante desde el punto de vista de la planificación fiscal tanto para las personas como para las empresas. Aunque todavía no conocemos los textos definitivos de la Reforma Fiscal que entrará en vigor escalonadamente en 2015, si queremos aprovechar un tratamiento fiscal más favorable antes de la reforma fiscal 2015, debemos de pisar el acelerador y realizar ciertas operaciones que nos permitirán pagar menos en el Impuesto de Sociedades (IS) de los próximos años.

ahorro fiscal impuesto de sociedades 2014

A continuación os dejamos algunas recomendaciones para realizar una correcta planificación fiscal tras la Reforma Fiscal y así ahorrar en la factura fiscal del Impuesto de Sociedades:

Tipos de gravamen:

Se deberá analizar el efecto de la disminución de los tipos de gravamen sobre los activos y pasivos fiscales por impuestos diferidos; además de la compensación de las BIN en ejercicios futuros. 

  • Hasta el 31 de Diciembre de 2014: el tipo de gravamen para el Impuesto de Sociedades del año 2014 está fijado en el 30%. 
  • Desde el 1 de Enero de 2015: para ejercicios iniciados el 1 de Enero de 2015 el tipo de gravamen será del 28% y el año 2016 se establece un tipo de gravamen del 25%. Con la reforma fiscal se prevé una reducción de los tipos de gravamen para la mayoría de empresas, como caso diferentes, las Mutuas de seguros, sociedades de garantía recíproca mantendrán el tipo de gravamen del 25% incluso en el ejercicio 2015.
 

 

Recompra de activos vendidos con pérdidas:

Si la empresa ha vendido activos durante el ejercicio fiscal de 2014 por los que se tenga que tributar en el Impuesto de Sociedades, puede valorar cuál es el mejor momento fiscal para comprar de nuevo el acrtivo.
 
  • Hasta el 31 de Diciembre de 2014: si a 31 de diciembre de 2014 han transcurrido más de 6 meses desde la fecha de venta del activo, debe recomprar el activo vendido con pérdidas para no revertir la pérdida originada en la venta si el activo ha recuperado su valor.
  • Desde el 1 de Enero de 2015: si se espera a ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2015 para hacer la recompra del activo, se deberá revertir la pérdida cualquiera que sea el plazo transcurrido entre la venta y la recompra.
 

Gastos financieros:

Se deberá calcular el beneficios operativo en la limitación a la deducibilidad de los gastos financieros y el impacto en la estructura financiera de la empresa, además las empresas deberán valorar la financiación prevista en futuras adquisiciones de sociedades a las que se pudiera aplicar el nuevo límite adicional. 

  • Hasta el 31 de Diciembre de 2014: la Ley del Impuesto de Sociedades (IS) establece un límite a los gastos financieros netos que serán deducibles con el límite del 30% del beneficio operativo. Los gastos no deducibles se podrán imputar en los próximos 18 periodos impositivos. 
  • Desde el 1 de Enero de 2015: la reforma laboral de 2015 prevé mantener el límite de la deducibilidad de los gastos financieros en el 30% del beneficio operativo, pero se elimina el límite temporal para su deducibilidad. Para compensar este cambio, se incluye un límite adicional para las compras apalancadas en relación a los gastos financieros asociados a la adquisición de participaciones en entidades cuando, en los siguientes 4 años, la entidad adquirida se incluya en el grupo o sea objeto de una operación de restructuración.

 

Reserva de capitalización:

Si la empresa espera obtener beneficios en el 2014 y tiene margen en la dotación de reserva legal o estatutaria, interesará dotar el mínimo de ambas en 2015 y ampliar la base de la reserva de capitalización (límite del 10% de la base imponible en 2015). 

  • Hasta el 31 de Diciembre de 2014: aprovecharemos para aplicar la deducción por reinversión de beneficios, dónde nos podremos deducir el 12% de las rentas positivas obtenidas en la trasmisión onerosa de los elementos patrimoniales susceptibles a generar este derecho. No existe en el Impuesto de Sociedades de 2014 la deducción por reserva de capitalización. 
  • Desde el 1 de Enero de 2015: con la reforma fiscal se elimina la deducción por reinversión de beneficios y se crea la deducción por ampliar la reserva de capitalización.

 

Retribución de fondos propios:

En el Impuesto de Sociedades se aplica la no deducibilidad de las remuneraciones de pasivos financieros como son los fondos propios. Antes de final de año, deberemos analizar la posibilidad de cambiar esta figura por otros instrumentos más ventajosos desde el punto de vista fiscal. 

  • Hasta el 31 de Diciembre de 2014: no es fiscalmente deducible la retribución de fondos propios.
  • Desde el 1 de Enero de 2015: con la reforma fiscal se mantiene la no deducibilidad de las remuneraciones de fondos propios, pero se introducen estas consideraciones: son fondos propios los valores representativos del capital o de fondos de entidades, independientemente de su consideración contables y los rendimientos de préstamos participativos dentro de un mismo grupo empresarial.

 

Donativos y liberalidades:

Antes de cerrar el ejercicio fiscal de 2014, debemos analizar las partidas relacionadas con donativos y liberalidades como las atenciones con clientes o proveedores y ver cómo afectará la nueva reforma fiscal.

  • Hasta el 31 de Diciembre de 2014: los donativos y liberalidades no son gastos deducibles en el Impuesto de Sociedades de 2014. Pero si que se podrán deducir los gastos por atenciones con clientes o proveedores, por eso, conviene hacerlo en 2014.
  • Desde el 1 de Enero de 2015: se mantiene la no deducibilidad de estos campos  se matiza: los gastos por atención a clientes o proveedores serán deducibles hasta el 1% neto de la cifra de negocios, siempre que estén justificados. 

 

Son muchos más los cambios que introduce la reforma fiscal al Impuesto de Sociedades (IS) pero en todo caso, la mejor recomendación que podemos hacer en este aspecto es:

Anticipa gastos o difiere ingresos. 
Como el tipo de gravamen a partir de 2015 será menor, se podrá disminuir la factura fiscal conjunta de la empresa si se rebajan los beneficios obtenidos en el ejercicio 2014 y se incrementan en la misma me-dida los de 2015 y 2016.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar