Rankia España

blog Horticultura Financiera

...para ahorradores e inversores domésticos

Etiqueta "inversión": 13 resultados

Jubilarse antes de llegar a los 50: mito o realidad

Ahora que peligra el futuro de las pensiones, el “Movimiento FIRE” asegura que es posible jubilarse antes de cumplir los 50 años (incluso antes de los 40) cambiando, únicamente, el estilo de vida. Si nos remontamos al pasado, con trabajar se tenía solucionado el tema de las pensiones porque para eso se pagaba a la Seguridad Social. Esa pensión de jubilación aseguraba la independencia financiera en el momento de llegar a la edad dorada. Y así ha sido. Es más, cuando la crisis llegó al momento más álgido de la estrangulación financiera, no pocos se refugiaron en las pensiones de sus ascendientes, incluso sacándolos de sus residencias para poder sortear sus peores momentos económicos. El caso es que las pensiones cumplieron milimétricamente, como si de un reloj suizo se tratase, con su cometido. Por el contrario, el futuro no es tan lisonjero: seguirá habiendo pensiones, seguro, pero se verán reducidos los importes a percibir hasta límites insospechados. Con este panorama tan desolador, aderezado por los peores pronósticos de los gurús económicos, las próximas generaciones nos veremos trabajando hasta los 75 años para percibir una pensión ridícula, que no cubrirá ni siquiera nuestras necesidades económicas más esenciales.   Leer más

Sin riesgo no hay rentabilidad

Ha finalizado el año con los tipos de interés en mínimos y sin una mejora sustancial en las tensiones arancelarias provocando volatilidad en el Mercado. Ante esta situación atípica, el inversor doméstico se encuentra con que no es capaz de encontrar nada en los Mercados Financieros que le dé algo de rendimiento sin asumir riesgo. En peor situación se encuentra el que llegado el vencimiento de su depósito se lo renuevan tácitamente a un interés que ronda, a la baja, el 0,10%. Todos ellos afortunados porque, de momento, la inflación está un tanto contenida y no les está haciendo demasiados estragos en las rentabilidades. Ante este desolador escenario la renta variable les abre sus puertas con el consabido riesgo que ella trae consigo, dejando al ejercicio con una rentabilidad de dos dígitos en casi todos los productos que la usaron como base.   Leer más

El ahorro, imprescindible para nuestra libertad financiera

El pasado 31 de octubre, de una forma prácticamente desapercibida, se celebró el Día Mundial del Ahorro. Esta iniciativa, instituida por el Congreso Internacional del Ahorro en 1924, pretende movilizar a la ciudadanía hacia una mejor planificación de las finanzas personales y familiares intentando desarrollar una mayor consciencia de que el consumismo desmesurado no es compatible con el ahorro. En nuestro país, esta iniciativa no ha tenido demasiado eco, atribuyéndolo los expertos a que se celebra en las vísperas de un día festivo de gran arraigo popular como es el día de Todos los Santos y, de forma mediática, tampoco tiene demasiada importancia al diluirse entre la noticia del cambio horario y de cómo este hecho influye en el ahorro energético. El caso es que ese día, en Twitter, apenas si había alguna pequeña referencia con el hashtag #DíaMundialDelAhorro o #DíaDelAhorro.   Leer más

¿Por qué renta pedir prestado y cuesta dinero prestar?

El concepto de que el prestatario pague intereses al prestamista era una condición básica de cualquier préstamo. Esto ha sido así hasta que los tipos de interés negativos han presionado a la baja todo tipo de deuda, lo que ha sido un beneficio inesperado para el deudor, pero todo un problema para el ahorrador y el prestador. Para muestra un botón: las letras y los bonos que emite el Tesoro Público del Reino de España se encuentran en todos sus periodos con rentabilidades negativas hasta el de cinco años. Es decir, los inversores institucionales están dispuestos a depositar su dinero, aunque tenga un coste, a cambio de estabilidad y liquidez que proporciona la deuda pública de los Estados más solventes.

Las políticas monetarias que han llevado acabo todos los bancos centrales mundiales han evitado una catástrofe monetaria global, pero han conseguido que el Mercado de Deuda se distorsione. El ahorrador no encuentra ningún beneficio en la renta fija convencional, lo que hace que tenga que acudir a otro tipo de inversiones menos conocidas y más arriesgadas, llegando a tomar decisiones erróneas, en parte influenciadas por aquellos que, conociendo la evolución de los Mercados, no son conscientes del riesgo soportado por el cliente al que se le ofrece ese producto, provocando inintencionadamente la formación de posibles burbujas. La opción de estar en liquidez, no haciendo nada con el ahorro, tampoco es una buena solución debido a que la inflación es implacable con los caudales que se guardan bajo las baldosas de la cocina.   Leer más

El futuro de las pensiones está por escribir

Nuestra Seguridad Social actual, cuyo primer acercamiento data de finales del siglo XIX, surge en 1963 al crearse la primera Ley de Bases de la Seguridad Social, precursora ésta de la Ley General de la Seguridad Social que entró en vigor el 1 de enero de 1997, estableciendo que el sistema financiero fuera de reparto primando el principio de solidaridad financiera, siendo posible que pocos se diesen cuenta de que en el futuro iban a coincidir generaciones de padres e hijos jubilados simultáneamente. En parte es normal, debido a que la esperanza de vida ha ido aumentando de forma constante batiendo edades posiblemente no calculadas en aquellos momentos. Si miramos alrededor, entre nuestros conocidos y familiares, observaremos que algunos de aquellos que tienen más de 85 años, sus hijos, o están a punto de jubilarse, o están ya percibiendo una pensión de la Seguridad Social. Entre otras, esta vicisitud, añadida a que hay pensionistas que cobran más de una pensión, hace que el sistema entre en déficit debido a que los ingresos por cotizaciones sociales son inferiores a los pagos que se realizan a los pensionistas.   Leer más

Invertir en tiempos revueltos

Nadie dijo que navegar por el mar de los Mercados Financieros fuese fácil: ni estando en calma se está libre de peligros. Este mar, no está libre de riesgos en ningún momento. Riesgos que, en su mayoría, son explícitos al ahorrador y al inversor doméstico. Los cantos de sirena y los tiburones siempre están ahí, aunque no se oigan ni se vean.

Desde comienzos del 2019 ya se auguraba un año complicado para los inversores anticipando los acontecimientos que se preveían en el horizonte. El año, sin finalizar, aún no ha dicho todo lo que tiene que decir: debe de recoger los resultados de varios acontecimientos venideros antes de su finalización. En mi anterior entrada para este blog, La Volatilidad Financiera asusta, pero no mata, hacía un pequeño repaso de las incertidumbres que acechan a la economía global y a las inversiones financieras: “las tensiones comerciales entre EE.UU. y China y su efecto sobre el crecimiento global; la inversión de la curva de tipos en EE.UU. tampoco puso las cosas fáciles; el Brexit está aún en baños menores y sin definir; el gobierno de Italia está con dificultades; el de nuestra casa sigue sin acuerdo; los Bancos Centrales han anunciado políticas monetarias más expansivas; el encarecimiento de la deuda soberana se está encareciendo para los inversores; el oro, que está actuando como refugio, lleva una más que honrosa subida en lo que va de año; y, además, las expectativas de beneficio para las empresas cotizadas está descendiendo”.   Leer más

La Volatilidad Financiera asusta, pero no mata

El incremento de la volatilidad en los Mercados Financieros es noticia generalizada, un día sí y otro también, debido a las diferentes alarmas que han saltado esta semana y a los bajos volúmenes de negocio en el periodo estival ante la ausencia de inversores. Las alarmas han venido de la mano del miedo a la amenaza de una desaceleración o una recesión en toda regla; las tensiones comerciales entre EE.UU. y China y su efecto sobre el crecimiento global; la inversión de la curva de tipos en EE.UU. tampoco puso las cosas fáciles; el Brexit está aún en baños menores y sin definir; el gobierno de Italia está con dificultades; el de nuestra casa sigue sin acuerdo; los Bancos Centrales han anunciado políticas monetarias más expansivas; el encarecimiento de la deuda soberana se está encareciendo para los inversores; el oro, que está actuando como refugio, lleva una más que honrosa subida en lo que va de año; y, además, las expectativas de beneficio para las empresas cotizadas está descendiendo. En cualquier caso, ocurra lo que ocurra, siempre habrá una explicación más o menos coherente. Los Mercados, como saben, son muy sensibles a cualquier situación anómala e inesperada, situación que los inversores domésticos tienen que acostumbrase a padecer a diario.   Leer más

Formación financiera desde el colegio

A raíz de este pequeño revuelo que se ha formado entorno a los recientes exámenes de la EVAU o EBAU, según corresponda, me he preguntado qué utilidad tiene en la vida cotidiana algunos conceptos que estudié en la infancia y en la adolescencia. La primera respuesta que me viene a la cabeza es que forman parte de mi cultura general y eso ya es importante. Pero dediqué horas y horas en matemáticas, por ejemplo, a derivar e integrar. En física, cinética y dinámica. En ciencias naturales, el aparato digestivo y circulatorio de los insectos. El literatura, leer a los clásicos. En filosofía, descubrir a los pensadores. En lengua e idiomas, lo obvio. En economía y finanzas…, es curioso, no recuerdo haber estudiado nada: la suma y la resta, quizás; o el porcentaje, en el mejor de los casos. Y, mira por dónde, sin saberlo, las finanzas están presentes durante toda la vida del ser humano.

Por casualidad, ha llegado a mis manos un informe del Instituto de Estudios Financieros (IEF) donde muestra el escaso conocimiento que tienen de economía y finanzas los universitarios ajenos a estas materias. Fijaros, sólo un 10% de ellos saben diferenciar una cuenta corriente de un depósito. El 70% no sabe qué se necesita para contratar una hipoteca. No diferencian un préstamo de un crédito. Y no saben qué es un pagaré. Ante estos resultados, creo que hay que hacer algo por nuestros hijos para que puedan estar inmersos dentro de un plan de conocimientos de economía y que la educación financiera forme parte, como asignatura, en las aulas de la educación obligatoria aunque solo sea. Lo mejor del informe, a modo de moraleja, es que son conscientes de la total desinformación que poseen en economía, pero muestran una buena predisposición a recibir toda la información que exista al respecto y que sean capaces de asumir y asimilar. Los jóvenes, usuarios habituales de medios digitales, donde 8 de cada 10 no pisan una ofician bancaria, admiten que necesitan más información financiera al tener acceso ilimitado a la inmensidad de productos y servicios financieros.

Leer más

Primero ahorrar... y luego invertir

Para poder invertir, en cualquiera de sus versiones, primero hay que ahorrar. Y aquí es donde surge el primer problema. Ser ahorrador en la situación actual es sumamente complicado y, por si fuera poco, nos inculcan que debemos ser más consumidores que nunca. Ahorro y consumo se puede decir que son palabras antónimas, pero no por eso incompatibles.

PRIMERO AHORRAR…

Ahorrar es, entre otras definiciones, reservar alguna parte del gasto ordinario o guardar dinero como prevención para necesidades futuras. Si esta definición la convertimos en una fórmula matemática quedaría algo así como que

ingresos – gastos = ahorro

Leer más

Invertir en una Bolsa alcista

El que la Bolsa sea alcista, puede suscitar y suscita las mismas temeridades que cuando es bajista. La primera pregunta que le surge al inversor es si cuando se decida a entrar será el último día de alzas consecutivas. Y esta pregunta tiene una simple respuesta: no se puede jugar a ser adivino ni se puede pensar que todo es fruto del azar. Hoy por hoy, nadie es capaz de pronosticar el final de una subida ni el fondo de una corrección, pero usando técnicas adecuadas, fruto de una base sólida de formación, puede uno ir anticipándose a los acontecimientos bursátiles que van surgiendo en el futuro. De esas técnicas no se puede esperar grandes garantías, por eso existen otras técnicas de protección del capital para que la propia Bolsa no nos despoje de nuestro bien más preciado para la inversión: el dinero.

El funcionamiento de las Bolsas no siguen unos patrones previamente establecidos, y sí al contrario: unos patrones se intentan adaptar a los acontecimientos bursátiles para ir arañando rentabilidades positivas a nuestra inversión. Recordemos que la Bolsa es muy sensible a acontecimientos políticos en cualquier lugar del mundo debido a la globalización, es sensible a la propia gestión de las empresas cotizadas, es sensible a la economía del país donde cotizan los valores, es sensible a la economía de los grandes países que dominan el capital mundial, es sensible a las decisiones de los grandes mandatarios de los Bancos Centrales, en fin, es sensible a las decisiones gubernamentales. Y cuando digo sensible me refiero, de igual forma, a la alegría que a la más profunda de las penas de los inversores. Por todo lo anterior, los analistas no somos capaces de identificar y explicar el funcionamiento racional de los Mercados.

Leer más

Otros contenidos sobre 'inversión' en Rankia

Hay una burbuja de fondos de inversión?

esbroma. Según Michael Blurry, en quién se basaron para hacer la película The Big Short (La gran apuesta) va a pasar con los indexados igual que con la burbuja

Hay una burbuja de fondos de inversión?

esbroma. Según Michael Blurry, en quién se basaron para hacer la película The Big Short (La gran apuesta) va a pasar con los indexados igual que con la burbuja
Autor del blog
  • Toño García

    Gestor de Activos Financieros e Inmobiliarios. Trader independiente. Colaborador en www.laopiniondezamora.es y en www.iahorro.com Comprometido con la Educación Financiera. @ToGarMos

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar