¿Deberíamos sorprendernos de esa debilidad?

 

El mercado terminó de nuevo la semana débil después de unos datos macro muy poco alentadores. El viernes se conoció el dato de empleo de la mayor economía del mundo, donde se vio que el desempleo no mejora. En agosto no se creó ningún puesto de trabajo, aunque hay que tener en cuenta la huelga en Verizon que hubiera mejorado el resultado en 45.000 personas. Sin embargo, es una cifra muy lejana para bajar la tasa de desempleo del 9,1%. El mercado parece tener muy claro que va a ver de nuevo un estímulo en la economía americana por parte de la Reserva Federal. Aún así, cada día son más los que dudan en los beneficios del QE3 sobre el crecimiento. Los analistas de Goldman Sachs cifraban en que la FED tendría que inyectar 1 billón de dólares para que el PIB de Estados Unidos aumente un 0,5%.

 

En los mercados se está traduciendo en que el franco suizo y yen no dejan de revaluarse frente al resto de monedas a pesar del alto riesgo de intervención. Por otro lado, el bono americano a 10 años, a pesar de la rebaja del rating crediticio, cerraron el viernes por debajo de la barrera del 2%. Es decir, a 4 puntos de los mínimos históricos.

 

¿Deberíamos sorprendernos de esa debilidad? El análisis de crisis anteriores ya anticipaba que cabe esperar un crecimiento lento y frágil después de una crisis financiera, que deja a muchas familias y empresas sobre endeudadas, sin apetito por consumir o invertir y también, en muchos casos, al sector público con una elevada carga de deuda. Ante esta situación, el mercado responde con fuerza a cualquier signo de debilidad por el gran riesgo existente de una doble recesión. 

 

Además, todavía en Europa la crisis de la deuda no está ni mucho menos resuelta. Durante la semana pasada, se comenzó a dudar de nuevo de que Grecia vaya a cumplir el objetivo del déficit en el 7,4%. La rentabilidad del bono griego a dos años está por encima del 47%.

 

En definitiva, hoy es festivo en Estados Unidos pero se espera movimiento en Europa. 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar