Italia, vuelta a cuidados intensivos

Este contenido tiene más de 9 años



Después de una tregua de dos meses en las turbulencias financieras de principios de este año, por desgracia, Italia ha vuelto a cuidados intensivos. El rendimiento a 10 años tocó el 6,0% de esta mañana por primera vez desde principios de marzo, y en los últimos dos meses el rendimiento ha aumentado en  130pb. Ciertamente, la situación muy problemática en Grecia no está ayudando – los rendimientos de los bonos para todos los “malhechores fiscales” de Europa están aumentando drásticamente.

También influye que las condiciones financieras internas en Italia se están deteriorando de forma alarmante. La recesión en el país es más profunda de lo esperado - El Instituto Nacional de Estadística (ISTAT) informó ayer que el PIB cayó un 0,8% en el 1er trimestre, después de una caída del 0,7% en el trimestre anterior. El nivel de producción en Italia se sitúa ahora un 6% por debajo del máximo de cuatro años. Por otra parte, la dinámica de la enorme deuda soberana de Italia representa un peligro creciente para el sector bancario, que posee bonos del gobierno italiano equivalentes a un tercio del PIB. Los ciudadanos italianos se muestran muy preocupados por sus depósitos -la salida de capitales del país se acelera. El  banco central italiano ha acumulado EUR 278bn -Target2 con los bancos centrales de los miembros más ricos del norte de Europa. Moody bajó la calificación nada menos que a 26 instituciones financieras en Italia a principios de esta semana, alegando preocupaciones sobre el crecimiento y el crecimiento de la mora.

A pesar de que las tensiones están claramente en aumento, el primer ministro, Mario Monti, no muestra signos de ceder en su compromiso con la austeridad fiscal, hasta el momento. Salvajes recortes de gastos y medidas para fomentar los ingresos van a reducir el déficit presupuestario estructural de Italia enormemente este año, aunque con un retroceso de la economía no se alcanzará el superávit que Monti esperaba . A pesar de los esfuerzos de Monti para estabilizar la situación, la combinación de una masiva deuda-PIB de más del 120%, una economía retrocediendo a un ritmo rápido y con unos costos de financiación cada vez más elevados pueden llevar a Italia a sumergirse en una trampa de deuda-deflación.

De hecho, podría afirmarse razonablemente que este escenario de terror ya ha llegado

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar