Perspectivas 2021: Calibrando la nueva realidad

logo-fidelity

Todo el que lea estas páginas sabrá a buen seguro que hemos pasado por uno de los periodos más volátiles de la historia bursátil. El próximo año podría resultar tan incierto como el que acaba de terminar, pero creemos que los grandes temas que abordamos en este informe de perspectivas serán las que conformarán la nueva realidad —y la respuesta de los mercados ante ella— en 2021.

El primero es el papel de la política presupuestaria y monetaria a la hora de impedir el hundimiento total de la economía ante los confinamientos y como impulsora de la recuperación tras la pandemia. El segundo son los problemas que podría acarrear el volumen récord de deuda asumido por los gobiernos y las empresas. Este supera ya los niveles de la Segunda Guerra Mundial y ha agudizado la sensibilidad de los mercados ante la inflación en un mundo con tipos de interés en mínimos históricos.

El tercero es el temor a que algunas valoraciones obedezcan más a la abundante liquidez de los bancos centrales y las tendencias sectoriales acentuadas por la COVID-19 que a la realidad económica. Estas podrían corregirse repentinamente cuando se distribuyan las vacunas dentro de unas amplias rotaciones bursátiles. Por último, tenemos el extraordinario mejor comportamiento relativo de los líderes en la dimensión medioambiental, social y de gobierno corporativo (ESG), tanto de renta variable como de renta fija, que parece que continuará en un contexto de transición hacia formas más sostenibles de capitalismo.

Para hacer frente a esta nueva realidad, serán necesarias una profunda comprensión de sus implicaciones para cada empresa y la capacidad de actuar rápidamente cuando los precios de los activos sean atractivos.

Principales conclusiones de las Perspectivas para 2021:

  • La magnitud de las decisiones de política presupuestaria afectará a la velocidad de la recuperación en la economía real.
  • Las vacunas podrían dar un vuelco a la situación, pero el daño económico a corto plazo es inevitable.
  • El cambio climático se perfila como la prioridad clave en materia de sostenibilidad en 2021. Las empresas que se comportan de forma sostenible baten a las que no.
  • El crecimiento de la oferta monetaria se ha acelerado en respuesta a la pandemia y la inflación de los precios de los activos podría trasladarse a los precios al consumo, provocando turbulencias en los mercados. Preocupan los niveles de deuda.
  • Las valoraciones de la renta variable están muy ajustadas; existen oportunidades bajo la superficie, pero conviene estar atentos a las rotaciones repentinas.
  • Los países asiáticos deberían beneficiarse de la debilidad del dólar y su mejor manejo del virus. 
  • Para conseguir una verdadera diversificación en 2021 podría ser necesario mirar más allá de las clases de activos tradicionales y fijarse en las inversiones alternativas, los cruces de divisas y las estrategias largas en volatilidad.

Leer el informe completo

Portada informe Fidelity

¡Sé el primero en comentar!